J. J. Grandville

Retrato de Grandville por Émile Lassalle (1840)

J. J. Grandville ( Nancy 1803- Vanves 1847), fue un caricaturista francés. Su nombre real era Jean Ignace Isidore Gérard.

Obra

Publicó diversas series de litografías satíricas (Les Plaisirs de toutdge, La Sibylle des salons, Les Métamorphoses du jour, La Vie privée et publique des animaux, Les Cent Proverbes, Un Autre Monde y Les Fleurs animées). Es conocido por las imágenes que dedicó tanto a los animales como a la fauna con forma humana.

Trabajó para varios periódicos de la época. Tras la instauración de la censura para las caricaturas, en 1835, ilustró novelas como Robinson Crusoe, Don Quijote y Los viajes de Gulliver, y las fábulas de La Fontaine.

"Becerro de oro"

Grandville y el materialismo sin escrúpulos de los tiempos modernos: " Becerro de oro", Otro Mundo, 1844.[1]

Un trabajo satírico suyo particularmente original es el " Becerro de oro" de 1844. Pertenece a una serie de trabajos que si bien titulada Otro mundo (Un Autre Monde), remite al espectador al suyo propio, o llámesele planeta tierra. A través de ella, Grandville satiriza el materialismo de la sociedad de su época: el Arca de la Alianza (concebida para transportar las Tablas de la Ley) se usa aquí para cargar el becerro de oro, metálico ídolo que a su vez ostenta un cetro imperial culminando en globo y cruz. En la imagen de Grandville, el Arca de la Alianza con el becerro de oro encima es transportada por un banquero europeo, un sumo sacerdote israelita y un pirata caribeño (la cuarta figura queda oculta tras el Arca); a su paso, en el fondo, se inclinan o expresan profundo respeto mediante reverencias e inciensos, entre otros, un emperador, un eclesiástico cristiano y un ismaelita.

A través de esta imagen, Grandville da forma a su crítica a la codicia, dado que becerro de oro no representa ningún posible símbolo de una divinidad ética y celestial (o un equivalente a, por ejemplo, un ángel),[5]

Other Languages