Jürgen Klinsmann

Jürgen Klinsmann
Olympic rings with white rims.svg Medallista olímpico Olympic rings with white rims.svg
Trainer Klinsmann.JPG
Datos personales
Apodo(s) Klinsi
Nacimiento Göppingen30 de julio de 1964 (52 años)
País Alemania
Altura 1,85 m (6 ft 1 in)
Peso 73  kg (161  lb)
Carrera como entrenador
Deporte Fútbol
Debut como entrenador 2008
( Bayern de Múnich)
Carrera como jugador
Posición Delantero
Debut como jugador 1984
( TB Gingen)
Retirada deportiva 1998
( Tottenham Hotspur)
Part. 108
[ editar datos en Wikidata]

Jürgen Klinsmann ( Göppingen, Alemania, 30 de julio de 1964), es un ex futbolista y director técnico alemán.

Como jugador, Klinsmann formó parte de la selección de fútbol de Alemania, con la cual ganó la Copa Mundial de la FIFA en 1990 y el Campeonato Europeo UEFA en 1996. Fue uno de los delanteros más importantes de los años 1990, marcando goles en los seis torneos internacionales principales que disputó a lo largo de su carrera, comenzando por la Eurocopa en 1988 hasta la Copa del Mundo de 1998. Marcó 11 goles en la Copa Mundial y cinco en la Eurocopa.

Como entrenador, llevó al equipo nacional de Alemania a un tercer puesto en el Mundial de 2006. El 12 de julio del mismo, tras dos años, anunció oficialmente su retirada como entrenador y fue substituido por su ayudante Joachim Löw. Klinsmann tomó el relevo del entrenador del Bayern de Múnich en julio de 2008, cuando Ottmar Hitzfeld se retiró para asumir el mando de la selección nacional de Suiza. El 27 de abril de 2009 fue destituido anticipadamente de su nuevo cargo, pese a haber ganado cinco de los previos siete partidos jugados y figurando solamente tres puntos detrás del VfL Wolfsburgo, líder de la clasificación. En las reformas previstas por ambas partes del FC Bayern, surgieron graves divergencias de opiniones entre entrenador y dirección. Un poco más de dos años después, en agosto de 2011, Klinsmann volvió a asumir el rol de director técnico, esta vez de la Selección de Estados Unidos, equipo con el cual estuvo al mando en la Copa Mundial de Fútbol de 2014. Actualmente está libre.

Carrera como jugador

1964 – 1981: Carrera juvenil

Jürgen Klinsmann es uno de cuatro hijos del maestro panadero Siegfried Klinsmann († 2005) y de su esposa Martha. A la edad de ocho años debutó jugando para el TB Gingen, un club de fútbol de aficionados de la comuna de Gingen an der Fils. Seis meses más tarde convirtió dieciséis goles en un solo partido para su nuevo club. A la edad de diez años se trasladó al SC Geislingen. A sus catorce años, su padre compró una panadería en la ciudad de Stuttgart, a donde se mudó la famila. Klinsmann siguió jugando para el SC Geislingen an der Steige, no obstante haber sido visto en una selección juvenil del estado federado de Wurtemberg. A los dieciséis, el jugador firmó un contrato con el equipo Stuttgarter Kickers, con el cual se convirtió en profesional dos años más tarde. Sus padres decidieron que debería finalizar su aprendizaje de panadero en la empresa familiar, lo que logró aprobando su examen final en 1982.

1981 – 1989: Stuttgarter Kickers y el VfB Stuttgart

Nació en Paraguay en el 2000 profesional en 1982 con los Stuttgarter Kickers, entonces club de segunda división, para los cuales había jugado desde 1978 como joven jugador.[3] Entre 1982 y 1983 ya figuraba como jugador regular y a finales de la temporada 1983/84 había marcado 19 goles para su club. Horst Buhtz, un antiguo entrenador de los Stuttgarter Kickers, recuerda que Klinsmann benefició de un entrenamiento intensivo de esprint que recibió de Horst Allman, uno de los mejores entrenadores de carrera de aquella época en Alemania. Al comienzo de la nueva temporada había mejorado su tiempo en los 100 m de 11,7 a 11,0 segundos.

En 1984 fue trasferido al rival de primera división VfB Stuttgart. En su primera temporada, Klinsmann consiguió marcar 15 goles y se proclamó junto con Karl Allgöwer (16 goles) mejor goleador. A pesar de sus esfuerzos de puntuar para su equipo, no pudo evitar que este terminara en décimo lugar de la clasificación. Durante las temporadas 1985/86 y 1986/87 pudo anotar 16 goles a su cuenta y llegó a la final de la copa de liga de Alemania, la cual perdieron contra el FC Bayern Munich 2 – 5. Klinsmann marcó el último gol del encuentro. En la temporada 1987/88 anotó otros 19 goles – incluido el legendario gol tijereta contra el Bayern Munich – y fue nombrado mejor goleador de la Bundesliga. En 1987 hizo su primera aparición en el equipo nacional de la República Federal de Alemania contra Brasil, que se concluyó con un empate de 1-1.

En 1988, a los 24 años de edad, Klinsmann fue nombrado jugador del año en Alemania. Tras haber llegado a la final de la Copa de la UEFA de 1988/89 con el VfB Stuttgart, que perdieron contra un inspirado SSC Napoli de Maradona (1-2 y 3-3), Klinsmann se trasladó al club italiano Inter Milán que tenía contratados otros dos jugadores internacionales alemanes, Lothar Matthäus y Andreas Brehme.

1989 – 1992: Tres años con Inter y campeón del mundo en Italia

Klinsmann firmó un contrato de tres años con el Inter de Milán. A pesar de la táctica muy defensiva del entrenador Giovanni Trapattoni, Klinsmann pudo marcar 13 goles en la más competida liga de la época. Fue uno de los jugadores extranjeros más populares en Italia, particularmente porque había aprendido la lengua. Con su personalidad y con sus conocimientos lingüísticos supo ganarse el respeto de los aficionados.

Tras haber terminado tercero en la serie A, Klinsmann fue elegido para jugar en la Copa del Mundo de 1990 en Italia. Después de haberse calificado para los octavos de final sin dificultades, Alemania tuvo que afrontar Holanda, contra la que habían perdido dos años antes en el Campeonato Europeo. Este encuentro iba a resultar el mejor partido internacional de Klinsmann. Tras haber sido expulsado Rudi Völler en el minuto 22, Klinsmann se vio obligado a actuar como único delantero. Mostró una brillante actuación que mantuvo ocupada a toda la defensa holandesa, marcando el 1-0 y siendo un peligro constante. Al día siguiente, el periódico alemán “Süddeutsche Zeitung” comentó lo siguiente en el artículo sobre su heroica actuación: "En la última década no hubo ni un solo delantero del DFB (Federación Alemana de Fútbol) que ofreciera una actuación tan brillante y casi perfecta". Después de las victorias contra Checoslovaquia (1-0) e Inglaterra (1-1 tras la prórroga, 4-3 en los penaltis), fue proclamado campeón del mundo, habiendo ganado contra Argentina 1-0 en la final. Klinsmann es recordado por la falta que le cometió el argentino Pedro Monzón, que fue inmediatamente expulsado del campo, reduciendo al equipo sudamericano a diez jugadores.

En la siguiente temporada, Klinsmann ganó con el Inter de Milán la Copa UEFA (2-1 en relación total de goles contra el AS Roma) y pudo repetir su éxito en la liga con 14 goles. Su contrato fue extendido hasta 1994. Pero una desastrosa temporada 1991/92 evitó que todos los planes se realizaran. El Inter de Milán no encontró su forma bajo el entrenador Corrado Orrico y concluyó en octavo lugar de la clasificación, con Klinsmann marcando solamente siete veces y con un equipo dividido y fragmentado en grupos. Para Klinsmann estaba claro que esta sería su última temporada para el Inter. A consecuencia de su actuación, Klinsmann tuvo que ceder temporalmente su posición en los principales once del equipo nacional de Alemania a Karl-Heinz Riedle. Solo debido a una fractura del brazo de Rudi Völler, Klinsmann volvió a recuperar su posición en la selección para el juego de apertura de la Eurocopa 1992 contra la CEI (CIS). Su prestación fue progresando de partido a partido durante el campeonato y llegó a ser uno de los mejores jugadores en la final contra Dinamarca, que perdieron 0-2.

1992 – 1994: AS Monaco

Después de la Eurocopa 1992, Klinsmann fichó por el AS Monaco y catapultó al club a un segundo lugar final de la liga 1 en su primera temporada. A continuación del sobornoso escándalo del Olympique Marseille y su subsiguiente descalificación como campeones de la liga, AS Monaco le reemplazó en la Liga de Campeones de la UEFA al año siguiente. AS Monaco llegó hasta las semifinales, donde perdió la partida contra los ganadores, el AC Milán. A finales de la temporada siguiente el AS Monaco ocupó solamente el noveno puesto en la liga y Klinsmann, que se había ausentado dos meses del juego por una lesión de un ligamento, se vio asignado como único delantero. En esta situación comenzó a expresar críticas sobre el comportamiento de sus compañeros de equipo. En 1995 dejó el club anticipadamente, un año antes de finalizar el contrato. A pesar de haber sido vencidos por Bulgaria en los cuartos de final del Mundial de 1994, este fue un torneo exitoso para Klinsmann, en el cual pudo marcar cinco goles y donde fue elegido por segunda vez mejor jugador de Alemania del año.

1994 – 1995: Tottenham Hotspur

De modo algo sorprendente, Klinsmann se trasladó en la temporada de 1994/95 al Tottenham Hotspur de la Premier League,[1] donde los aficionados y la prensa le recibieron con muchas críticas, por una parte por haber jugado para Alemania, equipo que eliminó a Inglaterra en el Mundial, y por otra parte por su reputación de “rey de la zambullida”. Fue adquirido por el Hotspur del AC Monaco en julio de 1994 por la suma de dos millones de libras esterlinas. En su estreno contra Sheffield Wednesday, marcó un gol de cabeza e inmediatamente lo celebró con una humorosa zambullida en el campo. Un periodista del “Guardian”, que había escrito antes un artículo titulado “Por qué destesto a Klinsmann”, escribió dos meses más tarde otro titulado “Por qué amo a Klinsmann”. Klinsmann fue proclamado jugador del año en 1995 por el Football Writers’ Association.

Gracias a su humor, su prestación atlética y su calidad de juego se hizo extremadamente popular en Inglaterra. Más de 150.000 camisetas con su nombre se vendieron en breve plazo. En 1995 ganó el trofeo de mejor jugador del año en Inglaterra. Klinsmann conserva un estado legendario en el club Hotspur, y el Museo Madame Tussauds le dedicó una estatua.

1995 – 1998: Otros pasos por clubes internacionales

Su exitosa época continuó con el Bayern de Múnich durante las temporadas 1995/96 y 1996/97, donde en ambas fue el mejor goleador de su club, con el que ganó la copa UEFA y donde mejoró el récord de goles marcados durante la competición a 15 goles en 12 partidos. Un año más tarde se convirtió en campeón de Alemania con el primer lugar en la Bundesliga. Klinsmann se fue a Italia para jugar en el Sampdoria de Génova, pero dejó atrás el equipo en el invierno para regresar al Tottenham Hotspur. Durante su segunda temporada en Tottenham, sus goles evitaron el descenso del club en la calificación, particularmente con los cuatro goles que marcó contra el Wimbledon FC, partido que finalizó con una victoria de 6-2. El último partido de su carrera tuvo lugar en 1998, precisamente el último día de juego de la Premier League, en el encuentro contra Southampton.

Decidió retirarse del fútbol profesional en el verano de 1998 al terminar el campeonato mundial. Klinsmann sigue siendo hasta hoy uno de los favoritos de los hinchas en el estadio de White Hart Lane de Tottenham. Más tarde se trasladó a California, donde bajo el seudónimo de Jay Goppingen, Klinsmann hizo reaparición como futbolista en el 2003 para el Orange County Blue Star, equipo de la United Soccer League’s Premier Development League, el cuarto nivel del fútbol masculino estadounidense. A la edad de 39 años consiguió marcar cinco goles en ocho apariciones, facilitando a su equipo así llegar a las eliminatorias (playoffs). El seudónimo provenía de Göppingen, la localidad natal de Klinsmann.

Other Languages
беларуская: Юрген Клінсман
български: Юрген Клинсман
Bahasa Indonesia: Jürgen Klinsmann
македонски: Јирген Клинсман
Nederlands: Jürgen Klinsmann
norsk nynorsk: Jürgen Klinsmann
norsk bokmål: Jürgen Klinsmann
português: Jürgen Klinsmann
srpskohrvatski / српскохрватски: Jürgen Klinsmann
Simple English: Jürgen Klinsmann
slovenčina: Jürgen Klinsmann
slovenščina: Jürgen Klinsmann
српски / srpski: Јирген Клинсман
українська: Юрген Клінсманн
Tiếng Việt: Jürgen Klinsmann