Ius sanguinis

Ius sanguinis (del latín, "derecho de sangre") es el criterio jurídico que puede adoptar un ordenamiento para la concesión de la nacionalidad. Según el ius sanguinis, una persona adquiere la nacionalidad de sus ascendientes por el simple hecho de su filiación (biológica o incluso adoptiva), aunque el lugar de nacimiento sea otro país.

Diferencia con el Ius soli

Si bien a través del ius sanguinis una persona adquiere la nacionalidad de un país en función de su origen, el ius soli otorga la nacionalidad a aquellos nacidos en territorio nacional.

Literalmente, el ius sanguinis es el derecho de la sangre, expresión latina que implica que la identidad nacional es algo heredado de los padres, una identidad colectiva que se transmite de generación en generación. El Ius soli, por el contrario, correspondería al derecho del suelo, lo que implica que la identidad viene determinada por el preciso lugar en el que se encuentran los progenitores de la persona en el momento de su nacimiento independientemente del origen de los mismos.

El ius soli predomina en países que optan por favorecer la inmigración, mientras que el ius sanguinis es preferido por aquellos países que buscan conservar cierta cohesión étnica y social.

Other Languages
català: Ius sanguinis
čeština: Ius sanguinis
English: Jus sanguinis
فارسی: اصل خون
français: Droit du sang
עברית: דין הדם
Bahasa Indonesia: Ius sanguinis
italiano: Ius sanguinis
日本語: 血統主義
한국어: 혈통주의
lumbaart: Ius sanguinis
lietuvių: Ius sanguinis
Nederlands: Jus sanguinis
português: Jus sanguinis
română: Ius sangvinis
русский: Jus sanguinis
svenska: Jus sanguinis
Tagalog: Jus sanguinis
Türkçe: Jus sanguinis
українська: Право крові
中文: 血统主义