Isla de los Ratones

Isla de los Ratones/ Isla de Marnay

Isla de los Ratones o Isla de Marnay.jpg

Estado actual de la isla y su construcción.
Localización geográfica / administrativa
Municipio
Marina de Cudeyo
País(es) Flag of Spain.svg  España
Subdivisión(es) Cantabria
Demografía
Población 0
[ editar datos en Wikidata]

Este minúsculo islote,también llamado isla de Marnay, es de sólo medio kilómetro cuadrado de superficie es llamado y considerado isla por la población de la Bahía de Santander. Se encuentra en dicha bahía frente a la localidad de Elechas (Marina de Cudeyo), cerca de la Isla de la Hierba con la que comparte historia; es llana y con destacado pedregal, y cuenta en su cima con una vieja construcción.

Historia

Los primeros artículos en el ámbito de esta actividad recogidos en Industrias Pesqueras, editada desde 1927 y única memoria histórica del sector marítimo español. El Instituto Español de Oceanografía aparte de sus metódicas investigaciones científicas producto de campañas y resultado de la labor constante de los Laboratorios costeros base imprescindible para el intenso aprovechamiento de los mares, ha procurado en toda ocasión aplicar los conocimientos adquiridos presentando realidades beneficiosas económicamente.

Una de ellas es el Parque de Marnay instalación mitícola dentro de la Bahía de Santander. La Isla de Marnay, masa de rocas, emerge sobre playas muy fangosas en aguas lejanas de los aportes terrestres, pero extremadamente ricas en diminutos seres planctónicos que soportando la periódica oscilación de las mareas aportan alimentos a los moluscos instalados. Recogiendo enseñanzas, acumulando pacientes experiencias, antes relegadas al campo de la Ciencia pura se ha logrado organizar un parque en condiciones prácticamente muy ventajosas para la cría y engorde de los mejillones. Como el estudio preliminar asegurar y afirman rotundamente en la actualidad los múltiples moluscos aprisionados en la instalación, en el parque la vida es fácil para sus habitantes y el crecimiento, como el engorde rápido. Limpias las aguas, mucho alimento de menudos seres vivos pelágicos los mejillones adquieren pronto talla de consumo con exquisito gusto.

Si los medios económicos hubieren sido suficientes, hoy la Isla de Marnay y al comenzar su segunda temporada de cría, se vería marginado por densas instalaciones sustentando centenares de toneladas de mejillón; pero aún ajustándose al ritmo de las posibilidades económicas es ya considerable el número de moluscos de magnífico tamaño, que como puede verse en las fotografías publicadas se afirma sólidamente al entramado firme a postes verticales. El intento del Instituto Español de Oceanografía no es sólo el producir adultos; con preferencia se busca la captura de larvas para obtener cría sana y fuerte, la más adecuada para surtir a otras instalaciones mitícolas hoy pobladas con los individuos fijos en las rocas. La primera puesta, de este año ha distribuido ya menudos moluscos, fijos hoy a los colectores, en disposición a principios de año próximo de sufrir un trasplante sea al sector de crecimiento y engorde del propio parque o a otros alejados de Santander.

Conocemos el éxito en cuanto a mejillones. Las enseñanzas científicas y la competencia del personal señalaron el seguro camino ya no resta sino aumentar la superficie de las instalaciones y con ello la producción. Pero es preciso ir más allá, iniciar el cultivo de enjambre de especies hoy escasa por agotamiento de los fondos donde vivían. Multitud de moluscos, ostras entre ellos, gran número de crustáceos, y también algunos peces litorales se crían y engordan fácilmente. Se ha solicitado una nueva concesión, Isla de la Hierba, montón de piedras sobre arenas o fangos, que se intenta transformar en un Centro de enseñanza donde los industriales pueden inspirarse para realizar en grandes extensiones los éxitos logrados en limitado espacio. Esta iniciativa del Estado merece mayor empuje; nuestras costas despobladas de especies comestibles muchos fondos antes ricos en valiosas especies sedentarias, pueden rejuvenecerse y aún superar a los pasados tiempos con el cultivo intensivo.


Other Languages