Isla Norfolk

Isla Norfolk
Territorio externo
Flag of Norfolk Island.svg
Bandera
Norfolk COA.png
Escudo
Lema: « In as much »
(« En tanto » en español)
Himno: God Save the Queen (oficial)
Come ye Blessed, (no oficial, pero utilizado en muchos actos)
Norfolk Island in its region.svg
Ubicación de la Isla Norfolk
Coordenadas 29°02′00″S 167°56′59″E / -29.033333333333, 29°02′00″S 167°56′59″E / 167.94972222222
Capital Kingston
Idioma oficial Inglés y pitcairnés-norfolkense
Entidad Territorio externo
 • País Australia
Jefe de Estado
Administrador
Ministro Principal
Isabel II
Owen Walsh
Andre Neville Nobbs
Eventos históricos De Australia
1979
 • Fundación Territorio
Superficie Puesto 235.º
 • Total 34,6 km²
 • Agua despreciable km²
Fronteras 0 km
Población (2008) Puesto 237.º
 • Total 2,128 hab.
 • Densidad 53.2 hab/km²
Gentilicio Norfolkense
 • Moneda Dólar australiano (A$, AUD)
Huso horario UTC+11
Prefijo telefónico 672
ISO 3166-2 574 / NFK / NF
Dominio Internet .nf
Miembro de: Australia
[ editar datos en Wikidata]

La Isla Norfolk (en inglés: Norfolk Island, en pitcairnés-norfolkense: Norfuk Ailen) es un territorio australiano compuesto de tres islas en el océano Pacífico situada entre Australia, Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, y es uno de los pocos territorios externos de Australia, situado a 1.400 km al este. La isla tiene una superficie de 34 km². El pino de la Isla Norfolk, que se encuentra también en su bandera, es un árbol muy emblemático, autóctono de esta isla y muy popular en Australia.

Historia

Descubrimiento y poblamiento

La Isla Norfolk fue poblada por primera vez por marineros polinesios, probablemente de las islas Kermadec, al norte de Nueva Zelanda. Llegaron en el siglo XIV o siglo XV, y sobrevivieron durante varias generaciones hasta desaparecer. Su principal población ha sido excavada en Emily Bay, y dejaron restos como herramientas de piedra, ratas y plataneras. El destino final de estos pobladores primitivos sigue siendo un misterio.

El primer europeo conocido que avistó la isla fue James Cook, en 1774, en su segundo viaje al Pacífico Sur en el . Fue él quien le dio el nombre a la isla inspirándose en el nombre de la esposa del primer par de Bretaña, Edward Howard, noveno Duque de Norfolk ( 1685- 1777). Cook pisó tierra el jueves 11 de octubre de 1774, y se asombró ante los altos árboles y las plantas parecidas al lino, de las que llevó muestras a Inglaterra, e informó de su uso potencial para la Armada Real. En ese entonces, Gran Bretaña era muy dependiente del lino (para confeccionar velas) y del cáñamo (para las cuerdas) de las costas del mar Báltico. También dependían de la madera de Nueva Inglaterra (para los palos mayores), que no les fue suministrada hasta después de la guerra de Independencia de los Estados Unidos. Cualquier amenaza al suministro de estas materias primas ponía en peligro la supremacía marítima de Gran Bretaña. Algunos historiadores, entre los que destaca Geoffrey Blainey en La Tiranía de la Distancia, sostienen que la Isla Norfolk sirvió como fuente alternativa de esos recursos, lo que fue, según ellas, una razón de gran importancia para la fundación de la Colonia Penal de Nueva Gales del Sur por la Primera Flota en 1788.

Primer asentamiento penal

Pinos de la Isla Norfolk.

Antes de que la Primera Flota zarpara para fundar una colonia penal en Nueva Gales del Sur, recibió la orden del Gobernador Arthur Phillip de colonizar Isla Norfolk para prevenir que cayera en manos de Francia, cuyos líderes navales también se mostraban interesados por el Pacífico. Cuando la flota llegó al puerto de Sídney en enero de 1788, Phillip ordenó al lugarteniente Philip Gidley King que encabezara una partida de quince convictos y siete hombres libres para que tomaran el control de la isla y la prepararan para su desarrollo comercial. Llegaron a Isla Norfolk el 6 de marzo de 1788.

Pronto se vio que el lino era difícil de preparar para manufactura y ninguno de los habitantes de la isla tenía las capacidades necesarias. Se intentó que dos maoríes enseñaran a los hombres dicho arte, pero el intento falló cuando descubrieron que el tejido del lino era una tarea propia de las mujeres, por lo que los hombres no entendían mucho. Tampoco fue rentable la industria de la madera del pino, pues no era lo suficientemente elástica.

Pero fueron enviados más convictos, y la isla comenzó a servir a Sídney como granja, aprovisionándoles de grano y verduras. Sin embargo, las cosechas fracasaban debido a los vientos salados, las ratas y las orugas. La falta de un puerto natural seguro dificultaba las comunicaciones y el transporte de abastecimientos y productos.

Manning Clar observó que "al principio los convictos se comportaban bien, pero mientras llegaban más desde Sídney, recobraban sus prácticas delictivas". Esto incluyó un intento de derrocamiento del gobernador King en enero de 1789 por los convictos, descrito por Margaret Hazzard como "pícaros incorregibles que toman su 'buena voluntad' como debilidad". Mientras que algunos convictos respondieron bien a la oportunidad ofrecida de volverse respetables, la mayoría permanecieron como "desgraciados holgazanes y miserables", según Clark.

La hambruna inminente en Sídney hizo que fueran llevados a Isla Norfolk gran cantidad de convictos y marinos en marzo de 1790 en el HMS Sirius. Este intento de aliviar la presión en Sídney se volvió desastre cuando el Sirius naufragó y, aunque no hubo muertos, se perdieron provisiones, y la tripulación del barco estuvo aislada diez meses. Esta noticia fue recibida en Sídney con "una consternación atroz". A partir de ese momento Isla Norfolk se separó de Sídney, que, tras la llegada de la Segunda Flota cargada de convictos enfermos y maltrechos, tenía otros problemas más importantes a los que hacer frente.

A pesar de esto el asentamiento fue creciendo lentamente a medida que llegaban más convictos desde Sídney. Se establecieron relaciones y comenzaron a nacer niños. Muchos convictos eligieron permanecer en Isla Norfolk como colonos al término de su sentencia, y la población alcanzó el millar de personas en 1792.

Isla Norfolk fue gobernada por una sucesión de comandantes temporales durante los once años siguientes, comenzando con el reemplazo de King, Robert Ross, de 1789 a 1790. Cuando Joseph Foveaux llegó como Gobernador Lugarteniente en 1800, encontró el asentamiento en desorden, ya que en los cuatro años anteriores no se había llevado a cabo correctamente la tarea de mantenimiento, y comenzó a mejorarlo, haciendo obras públicas e intentos para mejorar la educación.

En 1794 el gobierno británico sugirió el cierre de Isla Norfolk como asentamiento penal, debido a que estaba demasiado lejos y costaba mucho mantenerlo. En 1803 el Secretario de Estado, Lord Hobart, requirió el traslado de parte del establecimiento militar de Isla Norfolk, colonos y convictos, a Tasmania, debido al gran gasto y dificultades en la comunicación entre Isla Norfolk y Sídney. Esto fue realizado más lentamente de lo que se preveía, debido a la resistencia de los colonos de ser desarraigados de la tierra que habían conseguido domesticar y las exigencias de indemnización por pérdidas. El primer grupo, compuesto por 159 personas, de las que cuatro eran colonos y el resto convictos y sus familias y personal militar dejó la isla en febrero de 1805. Entre noviembre de 1807 y septiembre de 1808, otros cinco grupos partieron, en total 554 personas. Sólo 200 personas permanecieron en la isla, formando un pequeño asentamiento hasta 1813, año en el que fue levantado. Sólo un pequeño grupo se quedó para destruir todos los edificios y los bienes que permanecían en la isla, para que ningún otro país, especialmente europeo, se sintiera tentado a visitar el lugar.

Isla Norfolk permaneció abandonada entre el 15 de febrero de 1814 y el 6 de junio de 1825, vuelta a su estado primigenio, dejando atrás solo el recuerdo de un cuarto de siglo de ocupación penal.

Gobernadores lugartenientes del primer asentamiento:

Segundo asentamiento penal

Imagen de la costa.

En 1824 el gobierno británico dio instrucciones al Gobernador de Nueva Gales del Sur Thomas Brisbane de ocupar Isla Norfolk como un lugar al que mandar "lo peor de entre los convictos". Su lejanía, vista anteriormente como una desventaja, fue en ese momento vista como un recurso para el castigo de los "convictos dobles", aquellos que habían cometido crímenes tras su llegada a Nueva Gales del Sur. Brisbane aseguró a sus superiores que "el criminal que es enviado allí es excluido para siempre de cualquier esperanza de vuelta". Él vio Isla Norfolk como "el non plus ultra del castigo para los convictos". Su sucesor, el gobernador Ralph Darling, fue aún más severo que Brisbane, deseando que Isla Norfolk fuera "un lugar en el que se llevara el más extremo castigo". Igualmente, el gobernador George Arthur pensaba que "cuando los prisioneros son enviados a Isla Norfolk, no se les debería permitir de ninguna manera volver. El traslado allí debería ser considerado como el último límite, un castigo que solo podría limitar la muerte". Claramente, la reformación de los convictos, el supuesto objetivo de un sistema de transporte penal tanto como el castigo, no era visto como objetivo en el asentamiento penal de Isla Norfolk.

Después de un motín en 1834, el Padre William Ullathorne, Vicario general de Sídney, visitó Isla Norfolk para confortar a los amotinados debedido a la ejecución. Encontró "la escena más desgarradora que había presenciado". Teniendo el deber de informar a los prisioneros de quién era indultado y quién tenía que morir, le impresionó "el hecho literal de que cada hombre que oía su indulto lloraba amargamente, mientras que cada hombre que oía su condena se arrodillaba con los ojos secos y daba gracias a Dios".

El informe de 1846 del juez de paz Robert Pringle Stuart expuso la escasez y la mala calidad de la comida, la inadecuación del alojamiento, los horrores de la tortura y el azotamiento incesante, la insubordinación de los convictos y la corrupción de los capataces.

El obispo Robert Willson visitó la Isla Norfolk desde Tasmania en tres ocasiones. Tras su primera visita en 1846 informó a la Cámara de los Lores que, por primera vez, se dio cuenta de la enormidad de las atrocidades perpetradas bajo la bandera británica e intentó remediarlo. Willson volvió en 1849 y encontró que se habían llevado a cabo numerosas reformas. Aun así, rumores de nuevas atrocidades le llevaron de vuelta en 1852, y esta visita tuvo como resultado un informe negativo, listando atrocidades y culpando al sistema, que investía a un hombre con poder sobre tanta gente en un lugar tan lejano.

Solo algunos convictos dejaron registros escritos de lo que sucedía allí. Sus descripciones de las condiciones de vida, trabajo, alimentación, alojamiento y, sobre todo, los castigos infligidos por ofensas aparentemente triviales, son horribles, pues describen un asentamiento desprovisto de cualquier tipo de decencia, bajo las reglas de hierro de los tiránicos comandantes autocráticos.

Las acciones de algunos de los comandantes, como Morisset, y, sobre todo, las de Price parecen ser excesivamente duras. Todos excepto uno fueron oficiales militares, educados en un sistema en el que la disciplina era inhumanamente severa. Además, los comandantes contaron con gran número de guardas militares, capataces civiles, alguaciles ex-convictos y convictos confidentes que les proporcionaban la información que necesitaban y llevaban a cabo sus órdenes.

De estos comandantes, parece que solo Alexander Maconochie se dio cuenta de que las brutalidades podrían provocar desafíos, como había sido demostrado por los motines de 1826, 1834 y 1846, e intentó aplicar sus teorías de reforma penal, usando tanto castigos como incentivos. Sus métodos fueron criticados por ser demasiado suaves y él fue reemplazado, lo que devolvió al asentamiento a las brutalidades.

El segundo asentamiento penal comenzó a llegar a su fin después de 1847, y el Gobierno Británico envió a Tasmania a los últimos convictos que quedaban en Isla Norfolk en mayo de 1855. Fue abandonado porque el traslado a Tasmania había cesado en 1853 y fue reemplazado por trabajos forzosos en Gran Bretaña.

Comandantes del segundo asentamiento:

Tercer asentamiento

El 6 de junio de 1856, otro grupo de exiliados llegó a Isla Norfolk. Estos eran los descendientes de los tahitianos y los amotinados del HMAV Bounty, reagrupados desde las Islas Pitcairn, en las que no cabía más población, por lo que el Gobierno Británico había permitido el traslado de parte de la población a Isla Norfolk, que fue desde entonces establecida como una colonia separada de Nueva Gales del Sur pero bajo la administración del gobernador de dicha colonia.

Los llegados de Pitcairn ocuparon muchos de los edificios que quedaban de los asentamientos penales, y gradualmente establecieron sus industrias de cultivo y caza de ballenas en la isla. Aunque algunas familias decidieron volver a Pitcairn en 1858 y 1863, la población de la isla siguió creciendo lentamente a medida que la isla aceptaba colonos, que a menudo llegaban en flotas balleneras.

En 1867, los cuarteles generales de la Misión Melanésica de la Iglesia de Inglaterra se establecieron en la isla, y en 1882 se erigió una iglesia en honor a San Barnabás, en memoria del obispo cabeza de la Misión John Coleridge Patteson, con ventanas diseñadas por Burne-Jones y ejecutadas por William Morris. En 1920 la Misión fue trasladada desde la isla a las Islas Salomón, para estar más cerca de su objetivo evangelizador.

Después de la creación de la Commonwealth de Australia en 1901, Isla Norfolk fue situada bajo la autoridad del gobierno de la nueva Commonwealth, siendo administrada como un territorio externo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la isla fue usada como un base aérea clave y una localización para repostar entre Australia y Nueva Zelanda. Como la isla cayó bajo el área de responsabilidad de Nueva Zelanda, fue guarnecida por la unidad de la Armada de Nueva Zelanda conocida como N Force. Aun así, Isla Norfolk no fue atacada durante la guerra. El escritor norteamericano James A. Michener estuvo acuartelado en la isla durante la guerra del Pacífico y relata parte de sus experiencias en una de sus obras: 'Relatos de los Mares del Sur'.

Other Languages
Afrikaans: Norfolkeiland
azərbaycanca: Norfolk adası
башҡортса: Норфолк (утрау)
беларуская: Востраў Норфалк
беларуская (тарашкевіца)‎: Востраў Норфалк
български: Норфолк (остров)
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: নরফোক দ্বীপমালা
brezhoneg: Enez Norfolk
bosanski: Ostrvo Norfolk
català: Illa Norfolk
کوردیی ناوەندی: دوورگەی نۆرفۆلک
čeština: Norfolk (ostrov)
Cymraeg: Ynys Norfolk
Deutsch: Norfolkinsel
Ελληνικά: Νησί Νόρφολκ
Esperanto: Norfolkinsulo
français: Île Norfolk
arpetan: Ila Norfolk
galego: Illa Norfolk
hrvatski: Otok Norfolk
Հայերեն: Նորֆոլք կղզի
Bahasa Indonesia: Pulau Norfolk
íslenska: Norfolkeyja
italiano: Isola Norfolk
Basa Jawa: Pulo Norfolk
қазақша: Норфолк
한국어: 노퍽 섬
kernowek: Ynys Norfolk
Кыргызча: Норфолк аралы
Limburgs: Norfolkeilandj
Ligure: Isoa Norfolk
lietuvių: Norfolkas (sala)
latviešu: Norfolkas Sala
македонски: Норфолшки Остров
кырык мары: Норфолк ошмаоты
Bahasa Melayu: Pulau Norfolk
नेपाली: नरफक टापू
Nederlands: Norfolk (eiland)
norsk nynorsk: Norfolkøya
norsk bokmål: Norfolkøya
Kapampangan: Pulu ning Norfolk
Norfuk / Pitkern: Norfuk Ailen
português: Ilha Norfolk
română: Insula Norfolk
sicilianu: Ìsula Norfolk
srpskohrvatski / српскохрватски: Otok Norfolk
Simple English: Norfolk Island
slovenčina: Norfolk (ostrov)
српски / srpski: Норфок (острво)
Basa Sunda: Pulo Norfolk
svenska: Norfolkön
Türkçe: Norfolk Adası
українська: Острів Норфолк
Tiếng Việt: Đảo Norfolk
მარგალური: ნორფოლკი (კოკი)
中文: 诺福克岛
Bân-lâm-gú: Norfolk-tó
粵語: 諾福島