Isla King (Australia)

Isla King
(King Island)

Isla King

Vista de satélite (abril 1993)
Localización geográfica / administrativa
Mar
Estrecho de Bass ( Océano Índico)
País(es) Flag of Australia.svg  Australia
Subdivisión(es) Municipalidad de King Island
Estado Bandera de Tasmania  Tasmania
Datos geográficos
Superficie 1 098 km²
Punto más alto Monte Stanley (213 m)
Demografía
Población 1 723 hab. (2007)[1]
Densidad 1,57 hab./km²
Otros datos
Ciudad más poblada Currie (800 hab.)
Coordenadas 39°52′00″S 143°59′00″E / -39.866666666667, 39°52′00″S 143°59′00″E / 143.98333333333
Mapa de localización
LGATasmania KingIs.png La muncipalidad de Isla King
[ editar datos en Wikidata]

La isla King es una de las islas que conforman el estado de Tasmania, en Australia. Localizada en el extremo occidental del estrecho de Bass, se encuentra aproximadamente a mitad de camino entre Tasmania y Victoria. La isla debe su nombre a Philip Gidley King, quien fuera gobernador de Nueva Gales del Sur en la época en que Tasmania formaba parte del territorio de dicho estado.

En 2005, la población de la isla King ascendía a 1.570 habitantes, con una edad media de 43,1 años.[2] El asentamiento más importante es el de Currie, localizado en la zona occidental de la isla. Otra población de importancia es la de Grassy, que iniciamente se desarrolló como un pueblo minero gracias a la existencia de una mina a cielo abierto en la cual se extraía scheelite. Tras el cierre de la mina, la población fue abandonada, aunque en años recientes el lugar volvió a tener actividad y la población se incrementó.

La isla King es reconocida por sus quesos, sus langostas, sus bifes y por su puerto, que es visitado por embarcaciones que atraviesan el estrecho de Bass. Por otro lado, la isla alberga un parque eólico perteneciente a la empresa Hydro Tasmania.

Historia

Se cree que la Isla King fue avistada por primera vez por europeos en 1800, por la tripulación del buque Martha. Al año siguiente fue visitada por tripulantes del bergatín Harbinger, nave al cual deben su nombre los arrecifes del noroeste de la isla denominados Rocas Harbinger. La isla resultó ser abundante en focas y elefantes marinos, especies que comenzaron a ser cazadas a tal punto que casi desaparecen por completo.

En 1802, el explorador francés Nicolas Baudin visitó con sus dos barcos las islas en el transcurso de la expedición Baudin (1800-04) como consecuencia de lo cual un buque fue enviado a Sídney para reclamar formalmente las islas para Gran Bretaña, e instalar un asentamiento. A raíz de esto, se instalaron asentamientos británicos en Bahía Port Phillip, Puerto Dalrymple, Tasmania y en el río Derwent.

Los cazadores de focas continuaron visitando la isla en forma intermitente hasta mediados de la década de 1820, tras lo cual los únicos habitantes que quedaron fueron algunos viejos cazadores y aborígenes australianos que se dedicaban a la caza de walabís para aprovechar sus pieles. Los últimos habitantes dejaron la isla hacia 1854, tras lo cual la misma fue visitada ocasionalmente por cazadores y más frecuentemente por náufragos de los numerosos hundimientos.

El submarino japonés I-25 estuvo frente a sus costas en misión de exploración.

Other Languages