Ischigualasto

Parque provincial Ischigualasto
Categoría UICN II ( parque nacional)
Situación
País Flag of Argentina.svg  Argentina
División Bandera de la Provincia de San Juan.svg  San Juan
Subdivisión Departamento Valle Fértil
Ecorregión Monte de llanuras y mesetas
Datos generales
Administración Secretaría de Turismo
Grado de protección II
Fecha de creación 1971
Legislación Ley n.° 3666
Superficie 62 916 ha
[ editar datos en Wikidata]
Parques naturales de Ischigualasto y Talampaya
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad
Ischigualasto national park.jpg
Submarino, principal atractivo del parque.
Coordenadas 29°48′00″S 67°50′00″O / 29°48′00″S 67°50′00″O / -67.833330555556
País Flag of Argentina.svg  Argentina
Tipo Natural
Criterios viii
N.° identificación 966
Región América Latina y el Caribe
Año de inscripción 2000 (XXIV sesión)
[ editar datos en Wikidata]
Breve Descripción:  El Parque Provincial Ischigualasto es mundialmente famoso por su riqueza paleontológica. Sus sedimentos guardan las evidencias de todo el proceso evolutivo del triásico (Era Mezozóica). Además se destacan una gran variedad de registros arqueológicos que hacen mención a la actividad humana que se desarrolló en tiempos remotos.  En Ischigualasto, entre 1920 y 1954 se explotaron 3 minas de carbón. El carbón extraído era llevado a lomo de mula a las fraguas y los hornos de Huaco y Jáchal, a unos 70 km. Económicamente estas explotaciones eran muy pobres, por tratarse de mineral carbonoso de escaza pureza, razón por la cual fueron abandonadas.  Los mineros que trabajaron estas minas, realizaron algunos conjuntos habitacionales muy rústicos utilizando material de la zona. Entre estas se encuentra la vivienda mostrada la cual fue construida con piedra, barro y ramas. Estas construcciones son de escasa altura y se ubican en una terraza reparada de los vientos entre el cauce de un río y cerros altos.
Ruinas de una construcción típica realizada por lo mineros que explotaban de manera artesanal el carbón en el sitio, entre los años 1920-1954.
Dentro del Parque Provincial Ischigualasto es posible observar grupos de guanacos conformados por un macho, hembras y dependiendo de la época también crías, las cuales se denominan "chulengos". Actualmente la población de guanacos se estima en aproximadamente 400 individuos. Existen registros antiguos de la presencia de la especie en el sitio que pueden observarse en el arte rupestre de la zona.
Ejemplar de guanaco (Lama guanicoe) dentro del Parque Provincial Ischigualasto (Formación Ischigualasto).
Tronco fosilizado de una especie de árbol que se considera antecesor de las araucarias en el Parque Provincial Ischigualasto.
El Hongo y las Barrancas Coloradas, un paisaje típico del Parque Provincial Ischigualasto.

El Parque provincial de Ischigualasto o Valle de la Luna, situado en el extremo norte de la provincia de San Juan, en el Departamento Valle Fértil, es un área protegida de 275 369  ha, célebre a nivel científico, ya que resguarda una importante reserva paleontológica. Es el único lugar donde puede verse totalmente al descubierto y perfectamente diferenciado todo el periodo triásico en forma completa y ordenada. Se calcula que las formaciones geológicas de este sitio tienen una antigüedad entre 200 y 250 millones de años.

Ubicado a 273 km de la ciudad de San Juan,[2]​ el parque ofrece un extraño paisaje, donde la escasez de vegetación y la más variada gama de colores de sus suelos, más el capricho en las formas de los montes, lo hacen ser un lugar predilecto para turistas, tanto nacionales como extranjeros. Si bien es un lugar científico, se puede recorrer en forma de visita guiada en vehículos particulares acompañados por un guía del Parque, el cual realiza estaciones o paradas y explica el sitio visitado, dicha excursión dura 3 horas aproximadamente, y también se ofrece recorridos en bicicletas. En su base está instalado un centro de interpretación, que funciona a modo de museo también, y tiene un recorrido explicado donde se muestran los procesos para extraer un fósil y se explican particularidades de los mismos. Dentro del Parque se sitúa el cerro Morado, antigua chimenea de un volcán ya extinto, a la que se puede ascender contratando a un guía en la base del parque, para obtener una vista privilegiada. El tiempo de la ascensión es de 1  h aproximadamente.

El nombre de «Valle de la Luna» fue mencionado por primera vez, en un reportaje escrito por el periodista sanjuanino Rogelio Díaz Costa y fotografías de Antonio Lago ambos de Diario de Cuyo, el 3 de junio de 1958. Años más tarde comenzó a ser conocido y visitado cuando en marzo de 1967 el fotógrafo Antonio Legarreta y el periodista Federico B. Kirbus publicaron un artículo ilustrado en el rotograbado de La Prensa con el título «Riqueza y belleza natural del Valle de la Luna», quien atribuía el nombre a Victorino de Jesús Herrera, de la familia dueña de la gran «estancia Ischigualasto».[3]

Este parque provincial fue declarado Lugar Histórico Nacional, en la tipología de "Sitio arqueológico, paleontológico y ecológico", mediante Decreto n°. 712 del año 1995, en conjunto con el Yacimiento Talampaya de la Provincia de la Rioja.[6]

Toponimia

Valle Pintado en el Parque provincial Ischigualasto. La configuración del terreno sugiere un paisaje lunar.

Ischigualasto es un nombre de origen diaguita, que significa "sitio en donde no existe la vida" o "lugar de la muerte". Otras versiones indican que el nombre significa "lugar donde se posa la luna".[7]

Other Languages