Isabel de Henao

Isabel de Henao
Reina consorte de Francia
Izabela hainaut2.jpg
Información personal
Reinado 28 de abril de 1180 - 15 de marzo de 1190
Coronación 28 de mayo de 1180
Nacimiento 23 de abril de 1170
Valenciennes, Condado de Henao
Fallecimiento 15 de marzo de 1190 (19 años)
París, Reino de Francia
Entierro Basílica de Saint-Denis
Familia
Casa real Casa de Flandes
Padre Balduino V de Henao
Madre Margarita I de Flandes
Cónyuge Felipe II de Francia
[ editar datos en Wikidata]

Isabel de Henao ( Lille, 23 de abril de 1170 - París, 15 de marzo de 1190) fue reina consorte de Francia entre ( 1180- 1190) como la primera esposa del rey Felipe II de Francia.

Biografía

Era hija del conde de Balduino V de Henao y de Margarita I de Flandes,[1] llamada Margarita de Alsacia, condesa de Flandes.

Cuando tenía un año de edad, su padre la había prometido a Enrique, el futuro conde de Champaña.[2] Él era sobrino de Adela de Champaña, quien era reina de Francia. En 1179, sus padres juraron que iban a seguir adelante con el matrimonio, pero su padre acordó más tarde que se casara con Felipe II de Francia.

Matrimonio

Felipe Augusto, que pretendía la alianza flamenca para eludir las presiones de los de Champaña dirigidos por su madre Adela de Champaña,[6] cerca del territorio flamenco.

Reina de Francia

Isabel fue coronada reina de Francia en la Basílica de Saint-Denis, París el 28 de mayo de 1180, cerca de las posesiones flamencas de Valois, donde el arzobispo de Sens, con la asistencia de los obispos de París y Orleans, ungió y coronó a la nueva reina. Con el conde de Flandes llevando la espada durante la procesión.[7]

Isabel tenía la ventaja de ser de sangre carolingía,[8] ya que los condes de Henao eran descendientes de Carlos de Basse-Lorraine.

La boda no gustó a la reina madre, puesto que había significado el rechazo de su sobrino y la disminución de la influencia de sus parientes.

Delicada y culta, se convirtió en la protectora de los poetas, creando una Corte de amor. A pesar de que recibió elogios extravagantes de algunos analistas, no pudo ganar el afecto de Felipe debido a su incapacidad para proporcionarle un heredero, aunque sólo tenía 14 años de edad en ese momento. Mientras tanto, el rey Felipe entró en guerra en 1184 contra Flandes, y enfurecido al ver que Balduino, al padre de su esposa, apoyaba a sus enemigos, convocó un concilio en Senlis en marzo de 1184 con el fin de repudiarla, aduciendo como pretexto que el matrimonio no se había consumado.

Según Gilberto de Mons,[11]

Finalmente, el 5 de septiembre de 1187, dio a luz al heredero necesario, el futuro rey Luis VIII de Francia.

Muerte

Su segundo embarazo fue muy difícil. El 14 de marzo de 1190, Isabel dio a luz a dos niños gemelos llamados Roberto y Felipe. Debido a las complicaciones en el parto, Isabel murió al día siguiente y fue enterrada después de una ceremonia dirigida por Maurice de Sully, en la Catedral de Notre Dame (París). Aún no había cumplido 20 años de edad y fue llorada por muchos en la capital, pues había sido una reina popular.[12]

Los gemelos vivieron sólo cuatro días, ambos murieron el 18 de marzo de 1190.[13] Su hijo Luis la sucedió como conde de Artois. La dote de Artois de Isabel volvió finalmente a la corona francesa tras la muerte del rey Felipe, cuando su hijo Luis se convirtió en rey.

Other Languages