Isabel Fiódorovna Románova

Isabel Fíodorovna Románova
Елизавета Фёдоровна Poмáнова
Gran Duquesa de Rusia
Elizaveta romanova.png
Información personal
Nombre secular

Isabel Alejandra Luisa Alicia de Hesse y del Rin (en alemán: Elisabeth Alexandra Luise Alice von Hessen und bei Rhein)

  • Después del matrimonio: Isabel Fiódorovna Románova (en ruso: Елисаве́та Фео́доровна Poмáнова)
Tratamiento Su Alteza Imperial
Otros títulos Princesa de Hesse y el Rin
Nacimiento 1 de noviembre de 1864
Bessungen, Darmstadt, Hesse-Darmstadt, Bandera de Alemania Confederación Germánica
Fallecimiento 18 de julio de 1918
(53 años)
Alapáyevsk, Urales, RSFS de Rusia
Entierro Iglesia de Santa María Magdalena de Jerusalén
Religión Ortodoxa rusa (Antes del matrimonio: Luterana)
Residencia Palacio Beloselski-Belozerski
Familia
Casa real Casa de Hesse-Darmstadt
(de nacimiento)
Casa de Holstein-Gottorp-Románov
(por matrimonio)
Padre Gran Duque Luis IV de Hesse
Madre Princesa Alicia del Reino Unido
Consorte Gran Duque Sergio Aleksándrovich de Rusia

Firma Firma de Isabel Fíodorovna RománovaЕлизавета Фёдоровна Poмáнова
[ editar datos en Wikidata]

Isabel Fiódorovna Románova (en ruso: Елизавета Фёдоровна Poмáнова, Yelizaveta Fyodorovna); Darmstadt, 1 de noviembre de 1864 – Ekaterimburgo, 18 de julio de 1918) fue Gran Duquesa de Rusia, religiosa y santa de la Iglesia ortodoxa rusa. Nacida con el nombre de Isabel Alejandra Luisa Alicia de Hesse y del Rin, era nieta de la Reina Victoria del Reino Unido. Al ser recibida en la Iglesia ortodoxa rusa por su propia voluntad, se le dio el nombre de Isabel Fíodorovna y en el año 2000 fue canonizada como santa mártir Yelizaveta Feodorovna junto con algunos miembros de la familia Romanov ejecutados por los bolcheviques durante la revolución de Octubre. Era una noble alemana, hija del gran duque Luis IV de Hesse-Darmstadt y de Alicia del Reino Unido y hermana de la última emperatriz de Rusia, Alejandra Fiódorovna Románova

Infancia

Isabel nació el 1 de noviembre de 1864 en el Neues Palais de Darmstadt como "Elisabeth Alexandra Luise Alice de Hesse y del Rin", un gran ducado que formaba parte del Imperio alemán. El Ducado de Hesse era un territorio relativamente pequeño, con dificultades económicas permanentes y sin ninguna influencia política en el escenario europeo. Según un artículo publicado el 3 de julio 1862 en el Evening Star por el enlace de la princesa Alicia de Sajonia-Coburgo-Gotha con el príncipe Luis, el futuro gran duque Luis IV de Hesse-Darmstadt, Hesse-Darmstadt era "un país sencillo de carácter agrícola y ganadero". Con una corte poco ostentosa, era un lugar hermoso, pero, aparte de algunas bodas reales importantes (la Princesa Guillermina, hija del gran duque Luis IX, fue la primera esposa del futuro zar Pablo I de Rusia, o la Princesa María, esposa del zar Alejandro II de Rusia), no tenía ninguna importancia histórica.

Isabel Fiódorovna era llamada familiarmente Ella y se distinguía por su gran belleza y elegancia, talento musical y buen gusto al vestir. El kaiser Guillermo II la pretendió en su momento, pero sutilmente fue rechazado por ella. Éste nunca se pudo olvidar de Isabel y cuando ocurrió la persecución de los nobles ligados a los Románov en Rusia, intentó por todos los medios sacarla del país.

Contrajo nupcias con el hijo del zar Alejandro II de Rusia, el gran duque Sergio Aleksándrovich ( 1857- 1905), con quien no tuvo hijos, aunque a la pareja le correspondió hacerse cargo de la educación y crianza de los hijos del gran duque Pablo Aleksándrovich cuando éste contrajo segundas nupcias con Olga Valeriánovna von Pistolkors (princesa Paléi). Su hermana Alejandra Fiódorovna casó con el zar Nicolás II. Las relaciones con su hermana no fueron del todo buenas y poco antes de la abdicación de Nicolás II intentó convencer a la emperatriz Alejandra Fiódorovna de desterrar de la corte a Rasputín, solo logrando que fuese la última conversación que en vida tuvieron.

Educada en el protestantismo, se convirtió a la ortodoxia y se bautizó en la Iglesia ortodoxa rusa en 1891. Le explicó esa decisión a su padre en la carta del 1 de enero de aquel año: "Todo el tiempo yo pensaba y leía, y oraba a Dios que me indicara el camino justo, y llegué a la conclusión que sólo en esa religión puedo encontrar toda la fe verdadera y fuerte que debe tener una para ser una buena cristiana."[1] Poco después del asesinato de su esposo renunció a la vida mundana y fundó en Moscú la orden religiosa de Marta y María, que se dedicó a atender a niños abandonados, ancianos y otros sectores en situación de pobreza y abandono.

Other Languages