Inversión térmica

El humo subiendo en Lochcarron, Escocia es detenido por una capa superior de aire más caliente.

En condiciones normales, el aire atmosférico se dispone en capas de acuerdo a su densidad (su presión atmosférica) quedando el aire más denso, con mayor peso, al nivel del suelo, mientras que el aire menos denso (de menor presión atmosférica) se dispone a mayor altura. Así, la relación entre presión y altura es sumamente estrecha, hasta el punto de que los altímetros se idearon como un simple barómetro aneroide en el que se tiene en cuenta la disminución de la presión para medir la altitud. Sin embargo, esa disposición se modifica continuamente ya que el aire se calienta y se hace menos denso a nivel de la superficie (marina o terrestre) lo que obliga a elevarse hasta encontrar un nivel en el que ya no puede subir más. Pero, al elevarse el aire menos denso, el vacío que deja en el suelo es ocupado por aire procedente de otras partes donde es más pesado (por lo general menos caliente, es decir, con mayor presión atmósferica) [1] . En ese momento, el aire más pesado y más frío a nivel del suelo ya no puede elevarse porque el aire más cálido que ha subido antes forma una especie de techo a cierto nivel, que es, exactamente, el nivel donde se presenta la inversión térmica que existe en ese punto.

Una inversión térmica puede llevar a que la contaminación aérea, como el smog, quede atrapada cerca del suelo, con efectos nocivos para la salud. Una inversión también puede detener el fenómeno de convección, actuando como una capa aislante. Si por algún motivo esta capa se rompe, la convección de cualquier humedad presente puede ocasionar violentos temporales.[ cita requerida] También este fenómeno puede llevar a una tormenta de hielo en climas fríos.

Condiciones atmosféricas normales

Gráfico de Altura ( eje y) versus Temperatura ( eje x) bajo condiciones atmosféricas normales (línea negra). El segmento D-C ilustra una inversión.

Normalmente, en la troposfera, la temperatura disminuye con la altura a razón de aproximadamente 6,5 °C/km, es decir, 1º C por cada 155 metros de altitud. Pero esta cifra sólo es válida en las zonas templadas, ya que en la zona intertropical, la disminución de la temperatura en 1 °C ocurre al aumentar la altitud en unos 180 m. Esta diferencia se debe a dos razones principales:

  • Al mayor espesor de la atmósfera en la zona intertropical (y más exactamente, en la zona ecuatorial).
  • A la convergencia intertropical. Los vientos alisios del noreste y del sureste llevan una gran cantidad de calor y de humedad y se ven obligados a ascender por dicha convergencia, creando una zona alargada alrededor de la Tierra caracterizada por sus bajas presiones atmosféricas. A su vez, este aire cálido y húmedo que asciende lleva una cantidad muy grande de calor hacia arriba, haciendo disminuir así el gradiente térmico por razones de convección.
Other Languages
العربية: انقلاب حراري
Kreyòl ayisyen: Envèsyon tanperati
日本語: 逆転層
한국어: 역전층
Bahasa Melayu: Penyonsangan suhu
Nederlands: Inversielaag
norsk nynorsk: Temperaturinversjon
norsk bokmål: Temperaturinversjon
português: Inversão térmica
slovenčina: Teplotná inverzia
slovenščina: Toplotni preobrat
中文: 逆溫