Invasiones neerlandesas de Brasil

Brasil en el siglo XVI.

Invasiones neerlandesas es el nombre dado habitualmente, en la historiografía brasileña, al proyecto de ocupación del nordeste de Brasil por la Compañía Neerlandesa de las Indias Occidentales (WIC) durante el siglo XVII. Los neerlandeses invadieron Brasil dos veces, en sitios y ocasiones diferentes:

Contexto

El Brasil neerlandés, 1630-1654.

La motivación, en ambos casos, era la misma: los intereses de las Provincias Unidas en el comercio de azúcar habían resultado afectados por la unión dinástica aeque principaliter[1] de Portugal con los demás reinos españoles en 1580.

Desde finales del siglo XVI España libraba la guerra de Flandes contra las Provincias Unidas de los Países Bajos, en la que éstas intentaban conseguir su independencia de la corona española. En el contexto de la guerra Felipe II decretó un embargo comercial, prohibiendo que los neerlandeses compraran azúcar en el puerto de Lisboa para revenderlo en el resto de Europa, perjudicando los privilegios comerciales que estos poseían, y también la recepción de empréstitos neerlandeses suministrados a los portugueses para el montaje de ingenios de azúcar.

A causa de estas restricciones, los neerlandeses se centraron en el comercio en el océano Índico, mediante la creación en 1602 de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, que obtuvo el monopolio del comercio oriental.

El éxito de la experiencia llevó a la organización, en 1621, de la Compañía Neerlandesa de las Indias Occidentales (WIC), que obtuvo el monopolio del tráfico de esclavos, durante 24 años, entre América y África. El mayor objetivo de la Compañía era ocupar las regiones productoras de azúcar y recuperar los beneficios del antiguo negocio.

Other Languages