Intolerancia a la glucosa

Intolerancia a la glucosa
Clasificación y recursos externos
CIE-10 73.0
CIE-9 271.3, 790.22
MeSH D018149
Wikipedia no es un consultorio médico  Aviso médico 
[ editar datos en Wikidata]

La intolerancia a la glucosa es una forma de prediabetes en la que el individuo tiene valores elevados de glucosa en sangre sin llegar a los valores de una diabetes mellitus tipo 2. El término comenzó a emplearse en 1979 cuando la Organización Mundial de la Salud y otros grupos internacionales reemplazaron los términos borderline, diabetes química o diabetes mellitus asintomática.[1]​ En 1997 un comité de expertos pertenecientes a la Asociación Americana de Diabetes recomendaron los siguientes criterios para el diagnóstico de una intolerancia a la glucosa:

  • Una glucosa en ayunas entre 100 y 125 mg/dl, y con niveles >140 mg/dl de glucosa posprandial (medidos a las 2 horas después de una toma de 75 g de glucosa por vía oral) pero sin llegar a 200 mg/dl.

El problema de la resistencia a la insulina.

Los pacientes con Diabetes tipo 2 y los de la Intolerancia a la Glucosa comparten un mismo problema denominado "resistencia a la insulina". Los tejidos de su cuerpo se han vuelto insensibles a los efectos de la insulina (una hormona que introduce la glucosa a las células donde es utilizada como energía). Al principio la resistencia a la insulina es moderada y la intolerancia a la glucosa es asimétrica pero conlleva un riesgo muy alto de desarrollar Diabetes tipo 2 en el futuro. La intolerancia a la glucosa puede durar 7-10 años antes de que aparezca la Diabetes tipo 2. Muchas veces pasa sin diagnosticar hasta que no se desarrolla una verdadera Diabetes, incluso muchas personas con Diabetes puede que tampoco tengan síntomas y el diagnóstico se retrase varios años pudiendo aparecer complicaciones diabéticas al diagnóstico.