Intervención (arte)

Cúpula de metal y cristal sobre el Edificio del Reichstag de Berlín, de Norman Foster (1999). Además de esta intervención en forma de adición funcional y estética permanente, el edificio también había sido objeto previamente de una intervención temporal (en el sentido de acción artística original y diferenciada) de Christo (1992).
El Pont Neuf de París forrado con papel de embalar por Christo en 1985.
Intervención de Eberhard Bosslet en un paisaje natural de la isla de El Hierro, desde 1983.
Intervención de Spencer Tunick en Ámsterdam, 2007.

Intervención, en arte, es un término polisémico, que según el contexto tiene significados diferentes:

Intervención como continuación o modificación de una obra de arte

Como adición de contenido (funcional y estético) sobre una obra de arte anterior, la intervención es la acción de completarla (por estar inacabada) o bien de modificarla con un nuevo criterio. Es una constante especialmente en la arquitectura, cuyos edificios pueden estar en construcción durante largos periodos de tiempo, por ejemplo: la terminación de una catedral románica en estilo gótico, el remate de la catedral de Florencia con la cúpula renacentista de Brunelleschi, la] de París, o la construcción del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona; ha sido una constante histórica que las intervenciones más atrevidas, las que cambian radicalmente el aspecto de los edificios, especialmente de los considerados emblemáticos, hayan sido polémicas entre sus contemporáneos.[1]

Las intervenciones también se producen en pintura o escultura: la modificación de El Juicio Final de Miguel Ángel por Daniele da Volterra il Braghettone; u otras mutilaciones o sustituciones de rostros o partes del cuerpo de figuras que se producen por criterios morales o políticos ( damnatio memoriae). En muchas ocasiones, la intervención sobre una obra terminada la realiza su mismo autor, con diferentes criterios (son célebres las de William Turner y otros pintores ingleses de finales del XVIII y principios del XIX durante los días de barnizado que precedían a las exposiciones académicas). Si se realizan durante el mismo proceso de creación se denominan pentimenti (arrepentimientos).[2]

Other Languages