Intersexualidad

La intersexualidad es una variación orgánica por la cual un individuo presenta discrepancia entre su sexo y sus genitales, poseyendo por tanto características genéticas y fenotípicas propias de varón y de mujer, en grado variable .[2]​ Puede poseer, por ejemplo, una abertura vaginal, la cual puede estar parcialmente fusionada, un órgano eréctil (entre pene y clítoris) más o menos desarrollado y ovarios o testículos, los cuales suelen ser internos.

Es una cuestión genital, principalmente externa. Es un error común pensar que un intersexual es "hombre y mujer a la vez". Es imposible que una persona tenga el sistema reproductor para la gestación de un feto, exclusivo de las mujeres, y a la vez tenga la capacidad de generar semen con espermatozoides, capacidad exclusivamente masculina. De la misma manera es biológicamente imposible que en un mismo cuerpo se desarrollen plenamente órganos sexuales masculinos y femeninos. La intersexualidad se caracteriza por una ambigüedad genital dentro de una escala de severidad y se puede empezar a manifestar en cualquier momento desde el nacimiento hasta la adultez.[4]

Anteriormente se empleaba el término hermafrodita, pero el mismo ha empezado a reemplazarse, pues para algunos puede resultar engañoso, insensible y confuso[2]​ por comparar una característica común en otras especies de animales y plantas con una condición de nacimiento que ocurre en algunos pocos seres humanos.

En 2006, la Lawson Wilkins Pediatric Endocrine Society (LWPES) y la European Society for Paediatric Endocrinology (ESPE) publicaron un estudio sobre desórdenes intersexuales con el objetivo de elegir una terminología que sea más descriptiva, que refleje más la etiología genética de esta condición y que esté ausente de carga peyorativa. Acuerdan llamar a cualquier enfermedad intersexual: "disorders of sex development (DSD)"; en español: "trastornos del desarrollo sexual".

Alemania es el primer país europeo en permitir que no se registre el sexo de los recién nacidos en los certificados de nacimiento.[5]

Patrones

El patrón sexual normal está dado por los siguientes determinantes:

  1. Genéticos: 46 cromosomas de los que 44 son autosomas y 2 cromosomas sexuales (XY en el hombre, XX en la mujer).
  2. Gonadales: Testículos en el hombre y ovarios en las mujeres.
  3. Genitales internos y externos:
    • En el hombre: los derivados del conducto de Wolff son el epidídimo, el conducto deferente, la vesícula seminal y el canal eyaculador. Del tubérculo genital se origina el glande. Del pliegue genital, el rafe y de la prominencia genital, el escroto.
    • En la mujer: los derivados del conducto de Müller son el útero, las trompas y el tercio superior de vagina. Del tubérculo genital el clítoris. Del pliegue genital los labios menores. Y de la prominencia genital los labios mayores.
  4. Hormonales:
    • Hombre: Hormonas gonadotropas y andrógenos.
    • Mujer: Hormonas gonadotropas (cíclicas). Estrógenos y progestágenos.
  5. Somático: Aparición de caracteres sexuales en la pubertad.
  6. Sociales y psicológicos: Principalmente ocurre durante los 2 primeros años de la vida, hacia uno u otro sexo, con pautas de comportamiento determinadas por los patrones culturales de la comunidad.
Other Languages
العربية: ثنائية الجنس
Bikol Central: Buraybuto
беларуская: Інтэрсекс
brezhoneg: Etrereizhadezh
čeština: Intersexuál
dansk: Interkøn
Ελληνικά: Ίντερσεξ
English: Intersex
Esperanto: Intersekseco
فارسی: بیناجنس
français: Intersexuation
עברית: אינטרסקס
हिन्दी: मध्यलिंगता
Bahasa Indonesia: Interseks
日本語: 半陰陽
한국어: 남녀한몸
македонски: Интерсексуалност
Bahasa Melayu: Keinterseksan
Nederlands: Intersekse
norsk bokmål: Interseksualitet
polski: Obojnactwo
português: Intersexualidade
Scots: Intersex
Simple English: Intersexuality
Soomaaliga: Jinsiga saddexaad
Türkçe: İnterseks
اردو: بین جنس
Tiếng Việt: Người lưỡng tính
ייִדיש: אנדרוגינוס
中文: 雙性人
Bân-lâm-gú: Poàⁿ-iam-iûⁿ