Interferencia electromagnética

Interferencia electromagnética en una señal de TV analógica

La interferencia electromagnética o interferencia de radiofrecuencia es la perturbación que ocurre en cualquier circuito, componente o sistema electrónico causada por una fuente de radiación electromagnética externa o interna.

Esta perturbación puede interrumpir, degradar o limitar el rendimiento de ese sistema. La fuente de la interferencia puede ser cualquier objeto, ya sea artificial o natural, que posea corrientes eléctricas que varíen rápidamente, como un circuito eléctrico, el Sol o las auroras boreales.

También se conoce como EMI por sus siglas en inglés (ElectroMagnetic Interference) o RFI (Radio Frequency Interference).

Clasificación de las EMI

Las interferencias electromagnéticas se pueden clasificar en dos grupos:

  1. intencionadas: se refiere a interferencias causadas por señales emitidas intencionadamente, con el propósito expreso de producir una disfunción en la víctima, es decir, una interferencia (como ocurre en la denominada guerra electrónica).
  2. no intencionadas:
    • se incluyen por un lado aquellas causadas por señales emitidas con otra intención (generalmente, sistemas de telecomunicaciones) y que accidentalmente, dan lugar a un efecto no deseado en un tercero;
    • y por otro aquellas emitidas no intencionadamente (equipos electrónicos en su funcionamiento normal, sistemas de conmutación, descargas electrostáticas, equipos médicos, motores de inducción, etcétera).

Otra clasificación posible es por el mecanismo que acopla la fuente y la víctima de la interferencia; en ese caso se habla de:

  • interferencias radiadas, cuando la señal se propaga de fuente a víctima mediante radiación electromagnética.
  • interferencias conducidas, cuando se propaga a través de una conexión común a ambos (por ejemplo, la red eléctrica).
Other Languages