Interferón

Interferón
1RH2 Recombinant Human Interferon-Alpha 2b-01.png
Estructura molecular del interferon-alpha humano
Identificadores
Símbolo Interferones
Pfam PF00143
InterPro IPR000471
SCOP 1au1
[ editar datos en Wikidata]

Los interferones (IFNs) son un grupo de proteínas señalizadoras[1] producidas y secretadas por las células hospederas como respuesta a la presencia de diversos patógenos, tales como virus, bacterias, parásitos y células tumorales. En un caso típico, una célula infectada por un virus secretará interferones, generando una activación en las defensas anti-virales en las células cercanas a dicha célula infectada.

Los interferones son glicoproteínas que pertenecen a la gran clase de proteínas conocidas como citocinas, moléculas empleadas para la comunicación entre células para desencadenar a las defensas protectoras del sistema inmune que participan en la erradicación de patógenos. Los interferones obtienen su nombre por su capacidad de “interferir” con la replicación viral[2] al proteger a las células de infecciones virales. Los IFNs también tienen varias otras funciones: activan células del sistema inmune, como las células asesinas naturales y los macrófagos; incrementan las defensas del hospedero al regular el incremento en la presentación de antígeno a través del aumento en la expresión de los antígenos del complejo mayor de histocompatibilidad (MHC). Algunos de los síntomas de las IFNecciones, tales como la fiebre, dolor muscular y síntomas similares a los de la gripe también son causados por la producción de IFNs y otras citocinas.

Más de veinte genes y proteínas de IFN han sido identificados en animales, incluyendo humanos. Usualmente se dividen en tres clases: IFN tipo I, IFN tipo II e IFN tipo III. Los IFNs que pertenecen a las tres clases simultáneamente son importantes para combatir IFNecciones virales y para la regulación del sistema inmune.

Reciben su nombre debido a su capacidad para interferir en la replicación de los virus en las células hospedadoras. Se unen a receptores en la superficie de las células infectadas, activando diferentes vías de señalización en las que participan diversas proteínas antivirales (como la PKR), para impedir la replicación de una amplia variedad de virus de ARN y ADN. Cumplen, además, otras funciones: activan células inmunes, como los macrófagos y las células NK; incrementan el reconocimiento de células cancerígenas o infecciones al dinamizar la presentación de antígenos a los linfocitos T y, finalmente, incrementan la capacidad de las células sanas para resistir a nuevas infecciones víricas.

Tipos

Basados en el tipo de receptor a través del cual transducen señales, los interferones humanos han sido clasificados en tres grandes tipos.

  • tipo I: Todos los IFN tipo I se unen a complejos de receptores en superficies membranales conocidos como el receptor IFN-α/β (IFNAR), que consiste en cadenas de IFNAR1 e IFNAR2.[3] Los interferones de tipo I presentes en los humanos son IFN-α, IFN-β, IFN-ε, IFN-κ y IFN-ω.[4] En general, los interferones de tipo I se producen cuando el cuerpo reconoce que un virus lo ha invadido. Son producidos por fibroblastos y monocitos. Sin embargo, la producción de IFN-α es bloqueada por otra citocina conocida como Interleucina-10. Una vez liberados, los interferones de tipo I activan moléculas que previenen que el virus produzca y replique su ARN y ADN. En general, los IFN-α se pueden usar para tratar infecciones de Hepatitis B y C, mientras que los IFN-β se pueden usar para tratar esclerosis múltiple.[2]
  • tipo II (IFN- γ en humanos): Éste también es conocido como el inmune, y es  activado por la Interleucina-12.[2] Además, los interferones del tipo II son liberados por linfocitos T colaboradores, de tipo 1 específicamente. Sin embargo, bloquean la proliferación de linfocitos colaboradores de tipo 2. Lo anterior resulta en la inhibición de la respuesta inmune Th2 (linfocitos colaboradores de tipo 2), y una posterior inducción de respuesta inmune Th1, lo que lleva al desarrollo de enfermedades debilitantes como la esclerosis múltiple.[5] Los IFN tipo II se unen al receptor IFNGR, que consiste de cadenas IFNGR1 e IFNGR2, y tiene un receptor diferente al del IFN tipo I. [2]
  • tipo III: Éstos señalizan a través de un complejo de receptores que consiste en IL10R2 (también llamado CRF2-4) e IFNLR1 (también llamado CRF2-12). Aunque fue descubierto más recientemente que los IFN de tipo I y II,[6] información reciente demuestra la importancia de los IFN tipo III en algunos tipos de infecciones virales.[7][8]

En general, los interferones de tipo I y II son responsables de regular y activar la respuesta inmune.[2] La expresión de IFNs tipo I y III puede ser inducida en virtualmente todos los tipos celulares tras el reconocimiento de componentes virales, especialmente ácidos nucleicos, a través de receptores endosomales y citoplasmáticos; mientras que el IFN tipo II es inducido por citocinas como la IL-12, y su expresión está restringida a las células inmunes como los linfocitos T y las células asesinas naturales (NK).

Other Languages
العربية: إنترفيرون
azərbaycanca: İnterferon
беларуская: Інтэрферон
bosanski: Interferon
català: Interferó
čeština: Interferon
Deutsch: Interferone
Ελληνικά: Ιντερφερόνη
English: Interferon
euskara: Interferoi
فارسی: اینترفرون
français: Interféron
galego: Interferón
עברית: אינטרפרון
hrvatski: Interferon
Kreyòl ayisyen: Entèfewon
magyar: Interferon
Հայերեն: Ինտերֆերոն
Bahasa Indonesia: Interferon
italiano: Interferoni
Basa Jawa: Interferon
ქართული: ინტერფერონი
қазақша: Интерферон
한국어: 인터페론
Кыргызча: Интерферон
Nederlands: Interferon
polski: Interferony
português: Interferon
română: Interferon
русский: Интерферон
Scots: Interferon
srpskohrvatski / српскохрватски: Interferon
Simple English: Interferon
slovenščina: Interferon
српски / srpski: Interferon
svenska: Interferon
Türkçe: İnterferon
українська: Інтерферони
oʻzbekcha/ўзбекча: Interferon
Tiếng Việt: Interferon
中文: 干扰素