Intento de golpe de estado en Guinea Ecuatorial de 2004

El intento de golpe de estado en Guinea Ecuatorial de 2004, también conocido como golpe Wonga, fue un intento de golpe de estado contra el gobierno de Guinea Ecuatorial para reemplazar al presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo por el político de la oposición en el exilio Severo Moto Nsá, llevado a cabo por mercenarios y organizado sobre todo por financieros británicos.[3]​ Los fiscales alegaron que el líder de la oposición de Guinea Ecuatorial, Severo Moto Nsá, se instalaría como nuevo presidente a cambio de derechos de petróleo preferenciales a las empresas vinculadas con los implicados en el golpe.[4]​Recibió la atención de los medios internacionales también por la supuesta implicación de Sir Mark Thatcher en la financiación del golpe de estado, por el cual fue condenado y multado en Suráfrica.

Desarrollo de los hechos

El 7 de marzo de 2004 la policía de la República de Zimbabwe en el Aeropuerto Internacional de Harare confiscaron un avión que volaba desde Suráfrica.[7]

El 9 de marzo Nick du Toit y otros 14 sudafricanos y armenios fueron arrestados en Guinea Ecuatorial bajo la sospecha de ser la vanguardia de los mercenarios.[6]

El director de marketing de las Industrias de Defensa de Zimbabwe (ZDI), Hope Mutize, dijo al tribunal que Simon Mann le había pagado un depósito de armas de 180.000 dólares (100.000 libras) en febrero de 2004 e indirectamente vinculó a Mann en la presunta trama diciendo que estaba acompañado por un sudafricano, Nick du Toit, el líder de los 14 hombres detenidos en Guinea Ecuatorial.[6]​ "Insistieron en que no querían ningún papeleo," añadió Mutize. Fuentes legales dijeron que Mann había firmado el acuerdo con el director general de ZDI, Tshinga Dube. Pero la noticia del acuerdo se filtró aparentemente a las autoridades de Suráfrica, que avisaron a la inteligencia de Zimbabwe. Su solicitud de armas incluía 20 ametralladoras, 61 fusiles de asalto AK-47, 150 granadas de mano, 10 lanzagranadas propulsadas por cohetes (y 100 cohetes RPG), y 75.000 cartuchos de municiones.[6]

Se alegó que los detenidos en Zimbabwe hicieron una escala en la ciudad de Harare para comprar armas y esperaba unirse a un equipo en Guinea Ecuatorial para derrocar al presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo.[14]