Instituto de Profesores Artigas

Instituto de Profesores Artigas
Instituto Profesores Artigas.jpg
Instituto de Profesores Artigas en 2011.
Acrónimo IPA
Tipo Instituto
Género Formación terciaria
Fundación 1951
Fundador(es) ANEP
Sede central Flag of Uruguay.svg Uruguay
Avenida del Libertador 2025, Barrio Aguada, Montevideo
Directora Bettina Corti
Sitio web Instituto de Profesores Artigas
[ editar datos en Wikidata]

El Instituto de Profesores Artigas (más conocido por su acrónimo IPA) está ubicado en Avenida del Libertador 2025, Barrio Aguada, Montevideo, Uruguay. Es un Instituto de nivel terciario, destinado a la formación de profesores para la enseñanza media y que depende de la Administración Nacional de Educación Pública de Uruguay.

Historia

Antecedentes históricos

Hasta la creación del IPA no hubo una formación sistemática de profesores para la enseñanza media. La mayoría de los docentes eran profesionales egresados de la Universidad de la República o autodidactas que cumplían determinadas exigencias y permitían cubrir las necesidades de profesores.

En 1934 se inicia la modalidad de profesores agregados y es, recién entre 1944 y 1945, que se reglamenta el primer antecedente de institucionalizar la formación docente: la "Sección Agregaturas de Enseñanza Secundaria". El aspirante a profesor debía realizar una formación sistemática de dos años en su especialización y realizar la práctica docente al lado de profesores destacados. La creciente expansión de los estudiantes de Secundaria hizo necesario pensar no sólo en aumentar la cantidad de profesores, sino en formarlos de manera más específica.

Creación

El IPA fue creado por Ley del 2 de julio de 1949 y comenzó a funcionar dos años más tarde, en 1951, conducido por su primer director y fundador, Antonio Grompone. Imitando la buena escuela francesa de la Escuela Normal Superior de París el IPA buscó formar docentes basado en la excelencia y vanguardia tanto a nivel teórico como práctico. El ideal se basó en formar un profesional tanto en el ámbito de la teoría de cada disciplina como en la práctica educativa, en contraposición con el modelo de Facultad de Humanidades, que había impulsado el filósofo uruguayo Carlos Vaz Ferreira.[1] El plan de formación del IPA durante los cuatro años se centraba en tres fuertes núcleos:

  • formación pedagógica común a todas las especialidades.
  • formación en la especialidad elegida.
  • práctica docente de dos años junto a un profesor de competencia destacada y un año —el último de la formación— con un grupo a cargo del propio estudiante bajo la asistencia de un profesor de didáctica.

Desde su origen, el IPA no tuvo autonomía; en los primeros tiempos dependía del Consejo de Educación Secundaria y al frente del Instituto estaba un Director asistido por una Comisión. Más tarde, gracias a la lucha de los estudiantes, profesores y egresados, se creó el Consejo Asesor y Consultivo (CAC) integrado por los tres órdenes.

Intervenciones

El Instituto de Profesores Artigas fue allanado en reiteradas oportunidades durante las décadas del 60 y 70. Estas intervenciones, estuvieron acompañadas de detenciones y destituciones de funcionarios y docentes que además, fueron exiliados.

El 9 de octubre de 1967, el Instituto fue allanado en el marco de las denominadas Medidas prontas de seguridad decretadas por el presidente Oscar Gestido.

El operativo fue realizado por parte de granaderos, quienes procedieron a la detención de la totalidad de los docentes, estudiantes y funcionarios presentes, incluyendo al Director del Instituto.[2]

La campana del IPA

Convertida en un símbolo de su memoria histórica, la campana del IPA sonaba al comienzo y término de la jornada, desde la fundación del Instituto. El objeto fue retirado la noche del 5 de setiembre de 1973 por el ex Secretario Eduardo Pereda, cuando el gobierno decretó la intervención del Instituto de Profesores Artigas, luego del Golpe de Estado. Pereda, siendo entonces un funcionario joven, la guardó durante cuarenta años —incluyendo su estancia en el exilio—, y le grabó inscripciones con fechas importantes como una manera de rescatar la memoria y conservar la historia del Instituto.[3]

La campana ha sido catalogada como un símbolo de identidad y resistencia, y fue entregada el 4 de junio de 2014 al Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública por parte de Eduardo Pereda, en un acto formal realizado en el Salón de Actos del Instituto de Profesores Artigas.[3]

Other Languages