Instituto Social Militar Dr. Dámaso Centeno

Instituto Social Militar "Dr. Dámaso Centeno"
SiglaISMDDC
AliasDamascenos
Lema"Instruir es Construir" //
TipoMixta
Fundación1 de enero de 1892
Localización
DirecciónAv. Rivadavia 5550
Ciudad de Buenos Aires, Flag of Argentina.svg Argentina
Administración
DirectorCrl. Juan José Collins
Academia
Estudiantes1300 (aprox.)
MascotaDamasito
Colores deportivos     Verde      Amarillo
Sitio web
http://www.damasonline.com.ar

El Instituto Social Militar "Dr. Dámaso Centeno" (ISMDDC), por ley Nº 13.043[1]​ sobre la base del preexistente Instituto Incorporado Dámaso Centeno, estaba destinado especialmente a la educación y asistencia de huérfanos de militares carentes de recursos y demás miembros de familias de militares en igual situación. Hoy en día se imparten cursos regulares de nivel inicial, primario y secundario. Su alumnado ya no es proveniente de familias de militares sino que la mayoría de los casos proviene de familias civiles no vinculadas con las Fuerzas Armadas.

Historia

Su administración recayó en la Sociedad Protectora de Huérfanos de Militares, bajo la supervisión del Ministerio de Guerra. La mencionada Sociedad, había sido constituida bajo el nombre de "Sociedad Protectora de Huérfanos de Militares", el 12 de julio de 1891 y, haciendo realidad su lema de "Instruir es Construir", inauguró las instalaciones el 1 de enero de 1892, En 1909, el "Asilo de Huérfanos de Militares" cambió su denominación por la de "Colegio de Huérfanos de Militares". Por esa época, el Instituto se reguló en cuanto a su carga horaria y programas, por lo determinado para las escuelas fiscales, dictándose la enseñanza primaria completa e implantándose la preparación Militar, Naval y Comercial para los varones, recibiendo las niñas instrucción musical, bordado, lencería y planchado, bajo la conducción de religiosas adscriptas al Establecimiento. En noviembre de 1995, la Sociedad Protectora del Hogar Militar “Dr Dámaso Centeno” dona al EN (EA) el predio de Cachimayo 51. La misma fue aceptada por Resolución del Ministerio de Defensa Nro 549 el 24 de junio de 2002.

El 16 de noviembre del año de 2017 un alumno extendió una denuncia a través del periódico Página/12[2]​, en donde muestra una sanción percibida luego de hacer la "V" de la victoria durante un acto escolar, denunciando a la medida como falta de posibilidad de expresarse políticamente. Asimismo, hizo hincapié en otras cuestiones tales como la imposibilidad por parte de los estudiantes varones de llevar el pelo "un poco largo" o vello facial, y de determinadas tendencias políticas de la propia institución, afines al proceso militar iniciado en 1976:

"No hay actos por el 24 de marzo y en las aulas se sostiene la teoría de los dos demonios", añadió Labrador en diálogo con este diario. “Lo que sí hay son actos por el 2 de abril, el aniversario de la Guerra de las Malvinas”, aclara Emmanuel: “Este año vino un coronel y dijo que si en el 82 hubiera habido una dictadura, se habría obligado a los hombres a ir a Malvinas, y que la cantidad de voluntarios demostraba que no había sucedido tal cosa"[2]

Así como otros sucesos de relevancia política y educativa:

"En el año en curso tampoco se permitieron en la cartelera del colegio los recordatorios por la Noche de los Lápices, y se arrancaron los afiches de convocatoria al acto del 16 de septiembre, que contó con la participación de Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. “Un preceptor descalificó el acto y cuestionó que llevásemos a una mujer cuyos hijos, según él, están en Europa”."

"De acuerdo con el testimonio de Emmanuel, no solo hubo “retrocesos” en materia de derechos humanos. El colegio tampoco adhiere a políticas de educación sexual y las pocas clases que se impartieron sobre la materia se hicieron “con un preservativo imaginario”, a las que los estudiantes respondieron con los afiches del Ministerio de Salud, que "también fueron arrancados"."[2]