Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa

El Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), es un organismo internacional, integrado por catorce países Latinoamericanos y del Caribe: Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Venezuela.

Fue apoyado en su creación, en 1956, por la Unesco y su sede está en la Ciudad de México. El ILCE contribuye en proyectos educativos y sociales, con la finalidad de hacer accesible la educación a toda la población para mejorar la calidad de vida en personas, comunidades, sociedades y países.[1]

Historia del Instituto

En la década de 1950, la Unesco concluyó que los medios de comunicación conformados por prensa, radio y televisión tenían una fuerte influencia en la educación, por tal motivo, decidió establecer un programa para difundir conocimientos educativos y culturares. De esta forma, durante la conferencia de 1954, celebrada en Montevideo, Uruguay se creó un organismo regional cuya misión fue mejorar la educación mediante recursos audiovisuales. Dos años más tarde, el 30 de mayo de 1956, el proyecto tomó el auge esperado, se amplió y se fundó con sede en la Ciudad de México, el Instituto Latinoamericano de Cinematografía Educativa (ILCE).[2]

En 1969, mediante una reestructuración, el instituto tomó personalidad jurídica, se convirtió en un organismo internacional con patrimonio propio y autonomía de gestión. Cambió su nombre a 'Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa, amplió sus objetivos y sus horizontes al incluir más países miembros. En julio de 1970, Álvaro Gálvez, director del ILCE, propusó convertir al instituto en un "centro de reflexión continental", cuya tarea primordial fue aprovechar los recursos tecnológicos para modernizar y satisfacer las carencias educativas de Latinoamérica.[2]

En mayo de 1978, tuvo lugar la II Reunión Extraordinaria del Consejo Directivo del ILCE. Durante el evento y con el consenso de los representantes de los países asistentes, se suscribió un convenio de cooperación para reestructurar al organismo y reorientar sus actividades hacia los campos de la tecnología y la comunicación educativas, con lo que se fortalecería la cooperación regional en las temáticas que se le reconocen como propias. Desde entonces las acciones se encauzaron hacia la ejecución de programas y proyectos específicos con los países de la región. Desde entonces, el ILCE, no solo ha producido filiminas, videos, televisión educativa vía satélite e informática educativa, sino que ha organizado cursos de posgrado, seminarios, congresos y ha creado un Centro de Documentación para América Latina.[3]

Other Languages