Inspección Técnica de Vehículos

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) o Revisión Técnica de Vehículos, es un tipo de mantenimiento legal preventivo en que un vehículo es inspeccionado periódicamente por un ente certificador, el cual verifica el cumplimiento de las normas de seguridad y emisiones contaminantes que le sean aplicables.

En algunas legislaciones, es necesario que un vehículo apruebe la ITV para poder ser matriculado o para renovar su licencia o patente, dicha aprobación se acredita mediante un certificado emitido por la entidad a cargo de la inspección, en algunos casos adicionalmente se adhiere un distintivo en el parabrisas, en la placa patente o en otro lugar del vehículo donde resulte visible, a fin de facilitar su fiscalización. En algunos países la inspección se realiza en talleres ambulantes en diferentes puntos de las ciudades.

Bolivia

La inspección vehicular en Bolivia tiene como base legal la ley 3988 y establece la revisión periódica de los vehículos para evitar accidentes y mantener los automotores en buenas condiciones de circulación. Esta revisión se realiza en talleres ambulantes dispuestos por la policía en diferentes lugares en las ciudades y por un tiempo limitado. Los conductores deben presentar los documentos de propiedad del automóvil y pagar una suma de dinero para luego apesonarse en uno de los puntos de inspección para que el mecánico asignado realice el control respectivo.[1]

Other Languages