Inmigración francesa en Argentina

Franceses en Argentina
Bandera de Francia Bandera de Argentina
Les Français en Argentine
Frenchqueen.JPG
Reina de la colectividad francesa, durante el desfile inaugural de la XXVI Fiesta Nacional del Inmigrante, en Oberá, Misiones.
Otros nombresfranco-argentinos
Regiones de origenAquitania, Mediodía-Pirineos y Occitania
Población censal14 577 hab. (2013)[1]
Descendencia estimada6 millones de descendientes (17% de la población argentina)
Idiomasespañol rioplatense, francés, minorías de idiomas occitano y euskera
Religionespredomina el catolicismo
Migraciones relacionadasFranceses en Chile, Franceses en Uruguay, Franceses en Perú, Franceses en Brasil, Asentamientos vascos en Argentina
Asentamientos y comunidades activas
1.ºGran Buenos Aires
2.ºProvincias de Buenos Aires, Chaco, Santa Fe, Misiones, Corrientes.
Asociaciones civiles destacadas
1.ºAlianza Francesa
Inmigrantes franceses en Bahía Blanca hacia 1940.

La inmigración francesa en Argentina fue una de las más numerosas de entre todas las de inmigrantes europeos que llegaron a Argentina entre mediados del siglo XIX y mediados del siglo XX. Aunque muy por debajo de las que son por lejos las dos principales corrientes de inmigración en esa época (españoles y italianos), la inmigración francesa se ubicó cómoda en una segunda categoría junto a otras colectividades que también tenían una apreciable cantidad como las de alemanes, rusos y polacos.

Formó, así, una de las comunidades de descendientes de franceses más destacadas del continente y del mundo fuera de Europa. Entre 1857 y 1946, 261.020 franceses emigraron a la Argentina.[4]

Mientras los argentinos de ascendencia francesa constituyen un porcentaje sustancial de la población argentina, es menos visible que la de otros orígenes de tamaño similar. Esto se debe al alto grado de asimilación cultural, mezcla con otros inmigrantes europeos, en el caso de los inmigrantes vascos franceses a que tenían un trasfondo cultural distinto al del resto de franceses, y en el caso de zonas como el noroeste y cuyo argentinos a la falta de importantes colonias francesas donde se asentaran los inmigrantes franceses para trabajar en cultivos o ganadería.

Regiones de procedencia

La primera oleada de franceses que llegó al país procedía sobre todo de las regiones meridionales de Aquitania y Mediodía-Pirineos. Se embarcaban en Burdeos rumbo a América. Los vasco-franceses constituían además un grupo numéricamente importante.[5]