Inmigración en Venezuela

Países de origen de los inmigrantes en Venezuela en 2011.

La inmigración en Venezuela ha sido de suma importancia, desde la independencia del país en 1830. Los primeros inmigrantes, aunque escasos, fueron españoles que se asentaron en la costa de Venezuela a principios del siglo XVI. Venezuela ha sido, a lo largo de la historia, una de las naciones latinoamericanas que más inmigrantes ha albergado en su territorio, provenientes en su mayoría de Europa, el Medio oriente, y otros países latinoamericanos, influenciando así la cultura, el idioma, las tradiciones, y la gastronomía, entre otras cosas.[1]

Características

Al inicio de la época colonial la población predominante era de origen indígena, española y africana. Con el tiempo aumentaron los mestizos de las tres razas, los cuales se convirtieron en la población mayoritaria en el siglo XVIII. La población indígena disminuyó en el siglo XVI, el siglo de la conquista por parte de España, no solamente a consecuencia de la propia conquista sino por la introducción de enfermedades.

Durante la era colonial hubo una inmigración forzada de negros desde el continente africano, que creó una numerosa comunidad de mulatos y negros en los tiempos de las guerras de independencia: Jean Lavaysse afirmó que en 1807 había 976.000 habitantes en Venezuela, de los cuales unos 58.000 eran negros y mulatos esclavos y algunos miles eran "negros libres" (como el famoso Negro Primero).[2]

Venezuela recibió una gran cantidad de inmigrantes (principalmente de Europa occidental) entre 1948 y 1961 -cuando aún era un país de apenas 5 millones de habitantes en 1950- por lo tanto el proceso de mestizaje ha sido muy intenso. En efecto en el censo de 1961 había una población de 7 millones de habitantes, con casi un millón de inmigrantes europeos concentrados en la región central entre las áreas metropolitanas de Valencia y de Caracas.

Other Languages