Inmigración en Chile

La inmigración en Chile corresponde al desplazamiento de diversas comunidades extranjeras al país. La población chilena recibió inmigrantes principalmente de América Latina, Europa y Cercano Oriente durante los siglos XIX y XX. En la actualidad, los inmigrantes son principalmente de origen americano (sobre todo de países limítrofes) y también la nueva inmigración proveniente de Asia. Estos grupos de inmigrantes tienen orígenes y motivaciones diversas.

Para el año 2016 se contabiliza en 1.211.278 la población inmigrante en Chile (esta cifra correspondiente a la suma de los datos oficiales del INE por cada nación de procedencia, los cuales no calzan con la cifra oficial total entregada por dicho organismo estatal). La población inmigrante en Chile corresponde al 6,6% del total de la población nacional.[3]

Historia

Durante los siglos XVI y XVII, llegaron a la Capitanía General de Chile ( Nueva Extremadura) principalmente españoles extremeños y castellanos. Desde un comienzo, junto con los conquistadores, también llegaron cantidades pequeñas de esclavos de origen africano, los cuales constituían apenas el 1,5 % de la población nacional a comienzos del siglo XIX.[4] Posteriormente, sus descendientes, llamados " pardos" por los españoles, por una parte fueron "absorbidos" en su totalidad por la masa popular a través del mestizaje, y por otra parte, muchos abandonaron el país rumbo al Perú con el Ejército Libertador prácticamente desapareciendo como etnia diferenciada. En el siglo XVIII, llegaron españoles de origen vasco, y, gracias al contrabando de ropas y muebles, comenzaron a establecerse algunas familias británicas y francesas. La independencia traería soldados europeos y comerciantes que apoyarían la lucha y se establecerían, especialmente franceses, ingleses, irlandeses e italianos.

Durante el siglo XIX, se produjeron importantes inmigraciones colonizadoras de origen europeo patrocinadas por el gobierno local, especialmente alemanes, británicos, croatas, franceses, holandeses, italianos y suizos. En 1870 habían 25.000 extranjeros viviendo en Chile.[6] De igual forma, el comercio marítimo en los puertos impulsó el establecimiento de franceses, ingleses e italianos en ellos. Durante principios del siglo XX será importante el número de colonos de origen palestino, que formaron la colonia más grande fuera del Oriente Medio y de españoles que huían de la Guerra Civil Española.

En mayo de 1953, el gobierno del presidente Carlos Ibáñez del Campo creó el Departamento de Inmigración y estableció normas sobre la materia.[8]

Actualmente, la inmigración de países vecinos a Chile es la más importante, y desde 2004 ésta se ha incrementado en un 50 % hasta un estimado de 365.459 personas (septiembre de 2010), principalmente provenientes de Perú (354.581[14] ). Uno de los principales factores que ha producido esta inmigración ha sido el importante crecimiento de la economía chilena durante las últimas décadas.

Las reacciones de los ciudadanos chilenos ante la inmigración que recibe el país son diversas y similares a las de otros países receptores de inmigración. Para ciertos grupos, el crecimiento en el número de inmigrantes representa un problema, debido a que hay una creencia popular que dice que la inmigración de éstos restringe las oportunidades laborales de los nacionales. Incluso, se han registrado ataques a inmigrantes por parte de grupos e individuos xenófobos y racistas. En cambio, existen otros grupos que consideran beneficiosa la inmigración como forma de diversificación del país, planteando, además, que la inmigración es un proceso demográfico natural del ser humano y que también los chilenos han emigrado por diversas razones a lo largo de la historia. En la actualidad -a partir del 2010-, el gobierno de Chile ha potenciado políticas de desarrollo empresarial con el fin de promociar la inmigración por parte de empresarios y profesionales, con el fin de mejorar el desarrollo tecnológico y creando nuevos polos de generación de empleos.

Actualmente algunos estudios estiman que el 68 % de los inmigrantes totales provienen de Sudamérica, mientras que el 32 % proviene de otras partes del mundo, principalmente Europa, y que el 50 % proviene de países fronterizos.[15]

Other Languages
srpskohrvatski / српскохрватски: Useljeništvo u Čileu
Simple English: Immigration to Chile