Inflamación

Véase también Antiinflamatorio o Punto de inflamación, para el fuego.
Inflamación en los dedos del pie.

La inflamación (del latín inflammatio: encender, hacer fuego) es la forma de manifestarse de muchas enfermedades. Se trata de una respuesta inespecífica frente a las agresiones del medio, y está generada por los agentes inflamatorios. La respuesta inflamatoria ocurre solo en tejidos conectivos vascularizados y surge con el fin defensivo de aislar y destruir al agente dañino, así como reparar el tejido u órgano dañado. Se considera por tanto un mecanismo de inmunidad innata, estereotipado, en contraste con la reacción inmune adaptativa, específica para cada tipo de agente infeccioso.[1]

La inflamación se identifica en medicina con el sufijo -itis. El mayor problema que surge de la inflamación es que la defensa se dirija tanto hacia agentes dañinos como a no dañinos, de manera que provoque lesión en tejidos u órganos sanos.

Agentes inflamatorios

  • Agentes biológicos: bacterias, virus, parásitos, hongos; las células de mamíferos disponen de receptores que captan la presencia de microbios; entre los receptores más importantes están los receptores de tipo Toll, que detectan la presencia de bacterias, virus y hongos, y desencadenan vías de señalización que estimulan la producción de diferentes mediadores;
  • Agentes o condiciones que producen necrosis de los tejidos afectados: las células necróticas liberan moléculas que activan la respuesta inflamatoria, como ácido úrico, ADP o incluso ADN; entre estos agentes tenemos:
    • Agentes físicos: radiaciones, frío, calor, rayos UV.
    • Agentes químicos: venenos, toxinas.
    • Traumatismos y cuerpos extraños, que inducen inflamación porque dañan los tejidos (necrosis) o aportan microbios, los cuales están en el aire con los cuales pueden causar enfermedades.
    • Alteraciones vasculares: como por ejemplo las que producen isquemia;
  • Alteraciones inmunitarias: como por ejemplo las respuestas de hipersensibilidad o las autoinmunes; en estos casos es la propia respuesta inmunitaria la que induce la inflamación, que es la causa principal del daño tisular.
Other Languages
العربية: التهاب
azərbaycanca: İltihab
تۆرکجه: ایلتیهاب
беларуская: Запаленне
беларуская (тарашкевіца)‎: Запаленьне
български: Възпаление
bosanski: Upala
català: Inflamació
کوردیی ناوەندی: ھەوکردن
čeština: Zánět
Cymraeg: Llid
Deutsch: Entzündung
Ελληνικά: Φλεγμονή
English: Inflammation
Esperanto: Inflamo
eesti: Põletik
euskara: Hantura
فارسی: التهاب
suomi: Tulehdus
français: Inflammation
Gaeilge: Athlasadh
galego: Inflamación
Avañe'ẽ: Ruru
עברית: דלקת
हिन्दी: शोथ
hrvatski: Upala
magyar: Gyulladás
Հայերեն: Բորբոքում
Bahasa Indonesia: Radang
Ido: Inflamo
italiano: Infiammazione
日本語: 炎症
Patois: Inflamieshan
қазақша: Ісіну
한국어: 염증
Кыргызча: Сезгенүү
Latina: Inflammatio
Limburgs: Óntstaeking
lietuvių: Uždegimas
latviešu: Iekaisums
മലയാളം: കോശജ്വലനം
монгол: Үрэвсэл
Bahasa Melayu: Keradangan
Plattdüütsch: Sweer (Medizin)
norsk nynorsk: Betennelse
norsk bokmål: Betennelse
polski: Zapalenie
پښتو: تسپود
português: Inflamação
română: Inflamație
русский: Воспаление
srpskohrvatski / српскохрватски: Upala
Simple English: Inflammation
slovenčina: Zápal
slovenščina: Vnetje
српски / srpski: Запаљење
svenska: Inflammation
தமிழ்: அழற்சி
Türkçe: Enflamasyon
тыва дыл: Дегдириишкин
українська: Запалення
اردو: التہاب
oʻzbekcha/ўзбекча: Yalligʻlanish
Tiếng Việt: Viêm
ייִדיש: אנצינדונג
中文: 炎症
粵語: 發炎