Indie (subcultura contemporánea)

La cultura indie deviene de la llamada música independiente, surgida en la década de los años ochenta. Es precisamente a partir del término independent que surge el concepto indie abarcando a todas aquellas propuestas que se ubican fuera de los límites de lo sugerido por la cultura principal o mainstream.

Actualmente el término se retoma para denominar a un grupo de la población que está compuesto en su mayoría por jóvenes y adolescentes que comparten un estilo, una ideología, una forma de ser y estar en el mundo. O dicho de otra forma: un modo de vida caracterizado por rechazar aquellas formas imperantes en determinado contexto e influenciados por los aspectos que menos se evidencian dentro de dicha cultura dominante.[1]

Historia

Esta subcultura contemporánea llamada indie tiene sus orígenes en la música independiente, surgida a partir del pensamiento de dejar de lado lo dictaminado por la cultura mainstream y crear su propio camino fuera de las fórmulas previamente concebidas para alcanzar el éxito.[2]​ Este término comenzó a ser utilizado durante los años 80 para denominar a la música pospunk y se popularizó durante los años noventa.

Este tipo de música no engloba un único género sino que su característica principal consiste en tener sus propios medios de producción, distribución así como de consumo y abarca a todas aquellas propuestas que no tienen un lugar inmediato en la gran industria. Según algunos puntos de vista no se busca alcanzar el éxito o fama mundial, sino expresar el arte y las ideas de los creadores. En este sentido, la música se desarrolla a partir de los recursos con los que cuentan los propios músicos.[3]

Casi siempre la música independiente surge en espacios locales y va dirigida a un público con características específicas, generando mercados alternativos que llegan a un público dispuesto a probarlos, ya que la música que brindan trata de cubrir necesidades que van más allá de lo ofrecido por la cultura dominante, aunque en ciertas ocasiones se puede lograr que su oferta se vuelva translocal. Lo anterior abre un debate entre los músicos independientes, debido a que si ciertos grupos logran establecer contratos con las disqueras principales y su música se produce bajo lo que éstas dictaminan, algunos piensan que se estaría contradiciendo el precepto principal de la música indie, que tiene que ver con el Hazlo tu mismo (Do It Yourself) y hasta se correría el riesgo de caer en el star system. Entre los grupos españoles de tipo "indie" se encuentran, Los Planetas, Bilbao BBK, Interpol.[4]

Aprovechando el tirón de la música y la cinematografías "indies" caracterizadas por su independencia de la industria, en la literatura también se ha abierto una brecha de autores independientes, aquellos que, saltándose las normas de la industria editorial, han conseguido autopublicar varios libros y tener numerosos lectores. A ello ha contribuido la existencia de plataformas de autopublicación[6]

Other Languages