Incidente judicial

Un incidente es, en Derecho, un juicio menor dentro de uno principal. También puede definirse como una cuestión accesoria a un procedimiento judicial. Es un litigio accesorio con ocasión de un juicio, que normalmente versa sobre circunstancias de orden procesal.[1]

El juez o tribunal de la causa, para poder entrar a resolver el procedimiento principal, debe ir decidiendo primero todos los incidentes que puedan surgir y que pueden ser muy variados.

Características

  • Se promueven, tramitan y fallan en el mismo tribunal que conoce la causa principal (principio de extensión).
  • La ley establece una tramitación propia que puede ser general o especial según el tipo de incidente.
  • Se pueden suscitar en cualquier tipo de proceso. Si se desea.
  • Se resuelven mediante una sentencia interlocutoria, siempre que establezca derechos permanentes en favor de las partes o sirva de base para el dictado de una sentencia definitiva o interlocutoria. Si no tiene este carácter será un simple auto.
  • Como todas las decisiones del juez, es posible recurrir en apelación e incluso en ocasiones en casación, formándose piezas separadas del procedimiento.[2]
Other Languages