Incidente de la isla de Perejil

Incidente de la isla de Perejil
Conflictos hispano-marroquíes
Isla Perejil NWW.png
Cercle rouge 50%.svg
Cercle rouge 50%.svg
Cercle rouge 50%.svg
Fecha 11- 20 de julio de 2002
Lugar Isla de Perejil
Coordenadas 35°54′50″N 5°25′08″O / 35.91388889, 35°54′50″N 5°25′08″O / -5.41888889
Casus belli Ocupación militar de la isla por parte de la Marina marroquí
Resultado Victoria española
Consecuencias Statu quo ante bellum
Formalización de un acuerdo por el que el islote permanece deshabitado y sin símbolos de soberanía
Beligerantes
Flag of Spain.svg  España Bandera de Marruecos  Marruecos
Figuras políticas
Comandantes
Antonio Moreno Barberá Ahmed Midaoui
Unidades militares
Fuerzas en combate
48 soldados
Pilotos de helicópteros y cazas
Marineros de la Armada
Agentes de la Guardia Civil
12 infantes de marina
Bajas
Un herido leve 12 prisioneros (luego liberados)
[ editar datos en Wikidata]

El incidente de la isla de Perejil fue un conflicto armado que involucró a España y Marruecos, el primero librado en el siglo xxi,[1] desarrollado entre el 11 y el 20 de julio de 2002. El casus belli fue la ocupación militar de la isla de Perejil por una dotación de presa de la Marina Real de Marruecos. Tras un cruce de declaraciones entre ambos países, las tropas españolas desalojaron finalmente a los infantes de Marina marroquíes que habían relevado a los marinos.

Escalada de la tensión diplomática

La ocupación de la isla Perejil vino precedida de una escalada de la tensión diplomática entre España y Marruecos desde la llegada al trono del rey Mohammed VI (julio de 1999), que supuso la retirada de su embajador en España en octubre del año 2001, un gesto diplomático nada amistoso.

Las razones de la ocupación de la isla no han sido comunicadas oficialmente por las autoridades de Marruecos, pero los gendarmes involucrados afirmaron formar parte de una operación antidroga. A pesar de ello, ciertos sucesos pudieron estar detrás de las acciones marroquíes:[1]

  1. La reclamación marroquí de los territorios españoles en África.[2]
  2. El apoyo del gobierno español al censo de saharauis realizado por la MINURSO y al plan para solucionar el contencioso del Sáhara Occidental, lo que el nuevo rey consideró como la "traición de Aznar".
  3. Los acuerdos pesqueros y su cancelación. Marruecos solicitaba prácticamente la misma remuneración económica por faenar en sus aguas (90 millones de euros al mes); pero reduciendo el 80% de buques y cambiando la forma de contratación de estos buques.

Se trató de solucionar las relaciones por vía diplomática: primero, Marruecos envió a dos ministros tras la declaración de Aznar, según la cual la cancelación de los acuerdos pesqueros "traería consecuencias"; y también por parte española, entre las que destacan la visita del entonces líder de la oposición José Luis Rodríguez Zapatero.

Other Languages