Incidente de Carabanchel

Se conoce con el nombre de incidente de Carabanchel a los hechos acaecidos el 27 de junio de 1932 en el campamento de Carabanchel, donde a la sazón se encontraban ubicadas las academias militares. Tuvo lugar durante el primer bienio de la Segunda República Española.

Los hechos consistieron en el traslado a dicho lugar, sin conocimiento del ministro de la Guerra, Manuel Azaña, de tres regimientos de infantería de la guarnición de Madrid, formalmente, para confraternizar con los cadetes por orden del general Villegas, jefe de la división. Después del desfile pronunciaron discursos los generales Villegas, Caballero y Goded. Estos discursos fueron críticos con la política militar que estaba aplicando la República y con el proyecto de Estatuto para Cataluña que se estaba debatiendo en las Cortes en aquel momento.[1]

Manuel Azaña, entonces ministro de la Guerra, destituyó a los generales implicados.

Goded —al que no le correspondía en principio hablar, puesto que estaba allí como invitado especial y extraoficial[7]

En opinión de Carlos Leret Úbeda, esta acción de reunir a las tropas en las academias, desfiles o discursos de matiz anti-republicano entraba en un plan premeditado para crear descontento en el estamento militar, por cuanto no era la primera vez que se producía: la semana anterior el general Millán Astray se había presentado en la Escuela de Tiro de Carabanchel, pedido un caballo y hecho que se le rindieran honores.[8]

Mangada, aunque fue procesado por estos hechos, fue absuelto. Las investigaciones realizadas permitieron poner al descubierto los compromisos de diversos mandos militares con movimientos conspirativos contrarios a la República que, no obstante, culminarían en la llamada Sanjurjada el 10 de agosto de ese mismo año.

El incidente tuvo como consecuencias las destituciones de Goded, Villegas y Caballero por parte de Azaña,[4]

Other Languages