Imputación (derecho)

La imputación, en Derecho procesal penal, es el acto mediante el cual se le acusa formalmente a una persona de un delito concreto frente a un juez.

Desde el momento de la imputación, el imputado deja de ser testigo, por lo que puede ejercer sus derechos de defensa, que normalmente son mayores en el caso de que ya exista una acusación formal, y no debe someterse a los deberes de los testigos, como, por ejemplo, decir la verdad bajo pena de perjurio.

Una de las partes más importantes de la norma jurídica es la Copula en donde se habla claramente de la imputación.

Características del imputado

  1. Adquirida la calidad de parte, es sujeto procesal, antepuesto al ejercicio de la acción penal y a la imputación.
  2. Es parte en sentido formal, por lo tanto sujeto y no objeto de investigación, lo último ocurría en el Sistema Inquisitivo.
  3. Es parte necesaria y esencial del proceso, ya que sin el Imputado, no tiene razón de ser la empresa procesal, se vuelve inútil.
  4. Mientras no cese su calidad de Imputado, debe de soportar el peso de la imputación mientras dure el proceso, y en caso de un fallo definitivo desfavorable, debe someterse a la condena.
  5. En su calidad de sujeto procesal, le amparan ciertas facultades, elevadas a las categorías de garantías procesales, como las de defensa en juicio, presunción de inocencia y otras.
  6. Posee el poder de resistirse, no sólo a la Acción Penal, sino también a la Acción Civil, a través del ejercicio del derecho de defensa.
Other Languages
العربية: اتهام (قانون)
беларуская: Абвінавачанне
català: Imputació
čeština: Obžaloba
Deutsch: Anklage
euskara: Egozte
فارسی: کیفرخواست
suomi: Syyte
français: Inculpation
עברית: כתב אישום
íslenska: Ákæra
日本語: 公訴
한국어: 기소
Кыргызча: Айыптоо (укук)
Latina: Crimen
lietuvių: Kaltinimas
नेपाल भाषा: अभियोग
Nederlands: Tenlastelegging
norsk: Siktelse
português: Indiciamento
русский: Обвинение
Simple English: Indictment
српски / srpski: Оптужница
svenska: Åtal
Türkçe: İddianame
中文: 公訴