Impulso

En mecánica, se llama impulso a la magnitud vectorial, denotada usualmente como I, definida como la variación en el momento lineal que experimenta un objeto físico en un sistema cerrado. El término difiere de lo que cotidianamente conocemos como impulso y fue acuñado por Isaac Newton en su segunda ley, donde lo llamó vis motrix, refiriéndose a una especie de fuerza del movimiento.[1]

Definición formal

La Segunda ley de Newton se encarga de cuantificar el concepto de fuerza. Nos dice que la fuerza neta aplicada sobre un cuerpo es proporcional a la aceleración que adquiere dicho cuerpo . Las constante de proporcionalidad es la masa del cuerpo , de manera que podemos expresar la relación de la siguiente manera :

Definición más simple

El concepto de impulso se puede introducir mucho antes del conocimiento sobre el cálculo diferencial e integral con algunas consideraciones. Si consideramos una masa que no varía en el tiempo sujeta a la acción de una fuerza también constante, la cantidad de movimiento se puede tomar como el simple producto entre la velocidad () y la masa (). Según la segunda ley de Newton, si a una masa se le aplica una fuerza aquélla adquiere una aceleración , de acuerdo con la expresión:

multiplicando ambos miembros por el tiempo en que se aplica la fuerza designada:

Como , tenemos:

y finalmente:

que es equivalente a (1) cuando la fuerza no depende del tiempo.

Unidades

Un impulso cambia el momento lineal de un objeto, y tiene las mismas unidades y dimensiones que el momento lineal. Las unidades del impulso en el Sistema Internacional son kg· m/ s.

Para deducir las unidades podemos utilizar la definición más simple, donde tenemos:

considerando que , y sustituyendo, resulta

y efectivamente,

con lo que hemos comprobado que , por lo que el impulso de la fuerza aplicada es igual a la cantidad de movimiento que provoca, o dicho de otro modo, el incremento de la cantidad de movimiento de cualquier cuerpo es igual al impulso de la fuerza que se ejerce sobre él.

Conservación del momento lineal

Como hemos visto, la variación en la cantidad del movimiento y el impulso van estrechamente ligados. La conservación de la cantidad de movimiento lineal es una de las cantidades físicas que en un sistema cerrado aparecen inalterables. Así, si sobre un sistema no se ejerce fuerza neta alguna, el momento lineal total del sistema no puede variar. Y para nuestro caso: para hacer variar la cantidad de movimiento de un cuerpo es necesario aplicarle un impulso producto de una fuerza.[2]

Other Languages
العربية: اندفاع
беларуская: Імпульс сілы
беларуская (тарашкевіца)‎: Імпульс сілы
bosanski: Impuls (fizika)
čeština: Impuls síly
Ελληνικά: Ώθηση
suomi: Impulssi
עברית: מתקף
hrvatski: Impuls sile
Kreyòl ayisyen: Enpilsyon
Հայերեն: Ուժի իմպուլս
日本語: 力積
қазақша: Күш серпіні
한국어: 충격량
lietuvių: Jėgos impulsas
മലയാളം: ആവേഗം
монгол: Импульс
Bahasa Melayu: Impuls
norsk nynorsk: Impuls i fysikk
norsk bokmål: Impuls (fysikk)
Piemontèis: Ampulsion
português: Impulso
русский: Импульс силы
srpskohrvatski / српскохрватски: Impuls sile
Simple English: Impulse (physics)
slovenčina: Impulz sily
slovenščina: Sunek sile
shqip: Impulsi
Türkmençe: Impuls
Türkçe: İmpuls (fizik)
українська: Імпульс сили
中文: 冲量