Implantación diferida

La implantación diferida o diapausa embrionaria es una estrategia reproductiva utilizada por más de cien especies de mamíferos,[7]

Entre los mamíferos que utilizan la implantación diferida se encuentran roedores, murciélagos, osos, armadillos, mustélidos como comadrejas y tejones o marsupiales como los canguros. Algunos grupos solo tienen una especie que utiliza esta estrategia reproductiva, como el caso del corzo en el orden Artiodactyla.[6]

Propósito

Los mamíferos pueden utilizar la implantación diferida para evitar el riesgo para sus propias vidas en situaciones desfavorables o condiciones ambientales adversas o para posponer el nacimiento de sus crías a períodos con condiciones metabólicas o ambientales favorables. La reproducción conlleva un gran coste energético y es beneficioso disponer de condiciones ideales, como haber destetado ya la descendencia anterior, disponibilidad de alimentos o un clima templado, para intentar garantizar que sus crías sobrevivan antes de dar a luz.[9]