Impacto ambiental potencial del desarrollo de petróleo y gas en tierra

Los potenciales impactos ambientales de las intervenciones humanas destinadas al desarrollo de petróleo y gas en tierra cubre todos los aspectos relacionados como son: la búsqueda, exploración, desarrollo y producción de los recursos de petróleo y gas, en tierra.

Típicamente, los estudios geológicos y geofísicos se realizan en áreas muy amplias, a fin de identificar los objetivos favorables para exploración. Esto es seguido por un estudio más intensivo, probando y perforando las áreas seleccionadas, para localizar y evaluar los recursos de petróleo y gas. Los medios de producción incluyen los pozos y bombas, distribuidos en todo el campo, las líneas de recolección y transporte, los tanques de almacenamiento y algunas unidades de procesamiento primario. Los proyectos de producción pueden incluir la recuperación secundaria y la recuperación mejorada.

Los caminos hacia las áreas no desarrolladas pueden causar la alteración de la superficie, ruido del tráfico y mayor acceso. La exploración sísmica incluye el ruido y la molestia proveniente de las cargas explosivas, sea en los pozos poco profundos, o en la superficie de la tierra. Los pozos exploratorios o para pruebas geológicas, implican la profunda alteración de la superficie, en el sitio del pozo, los caminos de acceso, el campo de aviación, el ruido del tráfico de los camiones o aviones, construcción y operación, emisiones atmosféricas del tráfico y las operaciones de perforación, y la descarga de los fluidos de perforación, que son contaminados por los aditivos del lodo, el agua de la formación y el petróleo. Los caminos de acceso, las operaciones sísmicas y los pozos exploratorios tienen el potencial para causar deterioro en los recursos culturales y los ecosistemas frágiles, y pueden afectar, negativamente, a las comunidades nativas, si su ubicación y diseño no son adecuados.

Si estas actividades se planifican, se diseñan y se realizan, correctamente, tal como explica en detalle, los impactos deben ser temporales.

La producción del petróleo y el gas requiere múltiples actividades industriales en el sitio durante la vida del yacimiento. La construcción de las plataformas, los caminos de acceso, el(los) campo(s) de aviación, los oleoductos, los gasoductos, los almacenes, las plantas de procesamiento y las instalaciones auxiliares de apoyo causarán una importante alteración del suelo y la vegetación, incremento del tráfico, ruido, emisiones atmosféricas y una afluencia de trabajadores de construcción. La explotación de los campos pequeños y la inicial de los grandes, puede ser llevada a las refinerías en camiones cisterna, aumentando el tráfico, los accidentes y los derrames de petróleo. En las áreas remotas, se requerirán instalaciones para el personal permanente de operación y mantenimiento. Las operaciones de producción limitan los otros usos de la tierra en el área. Habrá ruido y emisiones atmosféricas permanentes, como resultado de la operación de los equipos, la descarga de las aguas de formación tratadas y los derrames de petróleo. Puede haber contaminación atmosférica a causa de la quema de los gases indeseables, descargas de sulfuro de hidrógeno y la quema de los fosas de desechos de petróleo.

Los accidentes catastróficos potenciales que pueden ocurrir, incluyen el reventón del pozo y la liberación incontrolada de petróleo y/o gas, y posiblemente incendios y explosiones en la refinería o la planta de procesamiento de gas.

Temas de los recursos naturales

Agua

La contaminación de las aguas superficiales locales puede ser causada por el manejo incorrecto de los fluidos de perforación y el agua producida, fugas de los oleoductos, pozos y tanques de almacenamiento, escurrimiento de las aguas lluvias de los caminos, plataformas y otras superficies pavimentadas o compactadas, el manejo incorrecto de las aguas servidas domésticas y los desechos del mantenimiento de los equipos y la erosión de los suelos alterados. Si se toma el agua para la perforación y uso doméstico de las fuentes locales, puede disminuirse las existencias que están disponibles para los nativos o la fauna. Si se coloca, incorrectamente, la tubería de revestimiento, pueden contaminarse los acuíferos. Los accidentes, como las roturas del oleoducto o los tanques de almacenamiento, pueden ser el resultado de su instalación incorrecta o el mal mantenimiento, la edad de los equipos, actos de terceros (sabotaje, choques, etc.) y eventos sísmicos (hundimiento del suelo). Rara vez, las condiciones de perforación causarán el reventón del pozo, provocando una liberación incontrolada de grandes volúmenes de petróleo y/o gas y aguas de formación, hacia las aguas superficiales.

Aire

Las partículas que se transportan en la atmósfera son causadas por la alteración del suelo durante las actividades de construcción y el tráfico vehicular y la erosión de viento sobre los caminos de tierra y superficies no pavimentadas. Los otros contaminantes, así como las partículas, serán el resultado de la incineración de desechos y la quema del gas en el mechero. Las emisiones de hidrocarburos serán el resultado del desfogue o venteo del sistema, cualquier fuga o derrame y los residuos de los desechos de la producción. Los vehículos y los equipos con motores a gasolina o diesel emitirán SOx, CO, NOx, etc. Si se producen cantidades pequeñas de gas, junto con el petróleo, éstas pueden ser desfogadas o quemadas en el mechero. Las emisiones de esta fuente incluyen el metano, el sulfuro de hidrógeno (H2S), el dióxido de carbono (CO2), etc. El reventón del pozo puede causar una liberación incontrolada de gas natural, o H2S, o un incendio (con importantes emisiones de NOx. SOx, CO y TSP).

Tierra

La construcción de los caminos, campos de aviación, sitios de perforación e instalaciones de producción implica la remoción de la vegetación y, usualmente, alguna modificación de la topografía. Puede ser necesario desbrozar las líneas sísmicas si la vegetación es tupida. Será eliminada la vegetación combustible alrededor de los pozos, oleoductos y tanques de almacenamiento e instalaciones auxiliares de producción, durante la vida del proyecto. Puede haber alguna modificación a raíz de la siembra de especies no nativas, utilizadas para controlar la erosión. La reducción o modificación de la vegetación puede reducir el forraje del ganado, los hábitat de la fauna y la producción de madera. Se puede dañar o destruir, inconscientemente, las áreas ecológicas frágiles, los hábitat críticos de la fauna y las especies amenazadas de la flora. Los caminos de acceso y las plataformas de perforación pueden modificar, drenar o rellenar los humedales. La reducción o pérdida de los hábitats y las actividades humanas permanentes provocarán alguna pérdida población de la fauna, y las especies sensibles pueden ser eliminadas del área.

Other Languages