Imagen real

En películas, telefilmes, vídeos y obras audiovisuales en general, se utilizan los términos imagen real, imágenes reales,[1] acción real o acción en vivo para referirse a obras en las que la imagen ha sido obtenida mediante la filmación directa de actores o elementos reales, es decir recurriendo al rodaje tradicional en estudio o en exteriores, a diferencia de la animación, que es una técnica o conjunto de técnicas en las que el metraje se obtiene mediante la animación de dibujos, la animación en volumen de modelos o marionetas, la animación por computadora de gráficos informáticos etc.

Para designar obras audiovisuales en imagen real algunos hispanohablantes recurren al anglicismo live action, pero éste no es propio del español. Otros anglicismos tienen un uso perfectamente integrado en la lengua española pero no es el caso de live action y su uso no está admitido por las academias de la lengua.

El término «imagen real» (o «imágenes reales») se emplea especialmente para las adaptaciones con actores reales de películas o series que originalmente eran de animación. Ejemplos claros de películas que es necesario o útil calificar como películas en imagen real son, por ejemplo, las siguientes:

Asimismo, también sucede que de una obra audiovisual se mencione su propiedad de estar realizada en imágenes reales a partir del momento en que se la adapta a una o más versiones animadas. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • La serie de dibujos animados Lassie's Rescue Rangers (1973-1975) es la adaptación animada del personaje canino que protagonizó la serie de televisión en imagen real Lassie (1954).
  • La serie de anime Lassie (1996) es otra adaptación animada de Lassie.
  • La serie de dibujos animados Los cazafantasmas (1986-1988) es una adaptación animada de la película en imagen real Los cazafantasmas (1984).

También se habla de imagen real, en el mundo de la animación, para distinguir a personajes reales integrados en el metraje de una película en la que también hay personajes o elementos animados, como en la película ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, donde actores reales (como Bob Hoskins) comparten ciertos planos con personajes animados (como Roger Rabbit, entre muchos otros). En la mayor parte del metraje de la película ¿Quién engañó a Roger Rabbit? los personajes dibujados y animados fueron insertados en decorados y exteriores reales en los que previamente habían sido rodados actores reales. Sin embargo, hacia el final de la película, se recurre a un efecto contrario, y son los actores reales (concretamente Christopher Lloyd en el papel del juez Doom y Bob Hoskins en el papel de Eddie Valiant) quienes son rodados en estudio y más tarde insertados en un entorno completamente dibujado y animado. Esta inserción en un entorno animado de elementos de imagen real (o lo contrario, la inserción de uno o más elementos animados en un entorno real filmado con anterioridad) puede ser habitual tanto en películas que recurren a efectos especiales de manera fotorrealista como a películas que presentan al espectador personajes o elementos no realistas. Por ejemplo, los dinosaurios de las películas de la franquicia Parque Jurásico son creados mediante animación fotorrealista por computadora y más tarde insertados en decorados ya sea reales ya sea también obtenidos mediante animación computerizada. En cambio, películas como Bedknobs and Broomsticks (1971) o The Pagemaster (1994) presentan al espectador elementos y personajes de animación mezclados a entornos reales o personajes obtenidos mediante rodaje pero en un estilo deliberadamente no realista, como los dibujos animados de Bedknobs and Broomsticks o la versión animada del actor Macaulay Culkin, convertido en un dibujo animado en The Pagemaster. En el ejemplo de ¿Quién engañó a Roger Rabbit? es también el estilo de dibujo animado (animación no fotorrealista) al que se recurre, y en particular toda la película es un homenaje al estilo cartoon de los dibujos animados de la primera mitad del siglo XX.

Historia[2]

Una de las primeras incorporaciones de la imagen real o acción en vivo en el mundo de la animación la llevó a cabo Walt Disney en 1923, con los episodios de Alice's Wonderland, donde se mezcló la actuación de actores y actrices reales con el mundo animado correspondiente a Wonderland. Esto supuso uno de los primeros triunfos de Disney, y se llegaron a crear 50 episodios más después del primero, que había sido revolucionario para la industria de la animación.

También, durante al popularidad de las películas mudas de los años 20 y 30, los populares dibujos animados de Max Fleischer incluían episodios donde el protagonista ( Koko the Clown, 1924) interactuaba con la realidad, por ejemplo haciendo un torneo de boxeo con un gato real.

Además, muchas películas anteriores combinaban la acción en vivo con animaciones de stop motion utilizando la retroproyección, como Willis O'Brien y Ray Harryhausen en los Estados Unidos o Aleksander Ptushko, Karel Zeman y más recientemente Jan Svankmajer en el este de Europa. El primer largometraje donde se aplicó esto fue El mundo perdido de 1925, seguidamente, en 1935 se hizo la película The New Gulliver, donde el único personaje el cual no era animado era el mismo Gulliver.

Y cuando se incorporó el sonido en el cine, los dibujos animados de la Warner Bros You Ought to Be in Pictures, dirigidos por Friz Freleng, fueron los predecesores del Rogger Rabbit, que fue estrenada en 1940. La secuencia animada de 1945 de la película Anchors Aweight, donde Gene Kelly baila con el ratoncito animado Jerry, es una de las escenas más famosas del actor.

En 1970, Chuck Jones también aplicaría la acción en vivo mezclando el mundo animado con el mundo real en la película The Phantom Tollbooth.

Walt Disney, en el año 1971, vuelve a utilizar la imagen real en la comedia musical Bedknobs and broomsticks, protagonizada por Angela Lansbury, que recordaría a la historia de Mary Poppins y que introduciría elementos animados para simular los efectos mágicos en un mundo aparentemente real.

Una de las películas de acción en vivo modernas más famosas es la de Scooby Doo, de 2002, que introduce un perro, Scooby, como un personaje animado rodeado de humanos interpretados por actores y actrices reales.

Actualmente, la acción en vivo ha evolucionado considerablemente, contribuyendo en películas espectaculares en relación a los efectos especiales, como la película de ciencia ficción The Congress Official de 2014, protagonizada por la actriz Robin Wright, en la que se hace un uso muy efectivo de la animación 2D.

Other Languages
български: Игрален филм
català: Live-action
čeština: Hraný film
dansk: Realfilm
Deutsch: Realfilm
English: Live action
eesti: Mängufilm
galego: Imaxe real
עברית: לייב אקשן
Bahasa Indonesia: Aksi langsung
italiano: Live action
日本語: 実写
한국어: 실사
Bahasa Melayu: Aksi langsung
Nederlands: Live-action
norsk bokmål: Realfilm
polski: Live-action
português: Live-action
русский: Игровое кино
srpskohrvatski / српскохрватски: Igrani film
Simple English: Live-action
svenska: Otecknad
Türkçe: Canlı aksiyon
українська: Ігрове кіно