Iglesia de Santa María de Alfizén

Santa María de Alfizén fue una iglesia toledana que los mozárabes utilizaron en sustitución de la catedral convertida en mezquita mayor a partir de la ocupación de los árabes en Toledo, ( España). Fue el principal templo mozárabe durante los tres siglos que duró la estancia de los musulmanes en esta ciudad. No quedan restos pues en su lugar se fueron edificando otros edificios a lo largo de los tiempos. Las únicas referencias están en los códices antiguos.

Cuando los árabes se apoderaron de la ciudad de Toledo pactaron con los cristianos una cierta tolerancia religiosa pero la basílica de Santa María quedó convertida en mezquita mayor[1] y permanecieron para el culto cristiano nueve iglesias parroquiales repartidas por la ciudad entre ellas ésta de Santa María de Alfizén que fue utilizada como sede episcopal y parroquia durante toda la dominación musulmana y más tarde en tiempos de Alfonso VI, cuando se impuso el rito romano, fue el lugar escogido por los mozárabes para sus funciones litúrgicas de rito hispano-mozárabe.

Recinto del Alfizén o Al-Hizém

Al-Hizém significa ceñidor. Estaba situado en la parte más elevada de la ciudad, por lo que las distintas civilizaciones fueron ocupando este lugar como recinto protegido y fortificado para uso de gobernantes, administradores y tropas defensoras. Era el reducto más difícil de tomar en caso de ataque enemigo. Este recinto defensivo dio lugar con el tiempo al barrio del Alficén donde se fueron alzando edificios que subsisten como el Alcázar (en lo más alto), el Hospital de Santa Cruz (hoy museo), el convento de Santa Fe y el monasterio de la Concepción Franciscana.

Desaparecido totalmente el edificio, su memoria pasa a tomar parte del «Patrimonio desaparecido de la ciudad de Toledo».

Other Languages