Iglesia de San Juan (Amandi)

San Juan de Amandi
Bien de Interés Cultural (1931)
Amandi (Villaviciosa) - Iglesia de San Juan 02.jpg
Fachada y portada principales del templo
Localización
PaísFlag of Spain.svg España
DivisiónFlag of Asturias.svg Asturias
Municipio(s)Villaviciosa
UbicaciónAlgara (Amandi)
Información religiosa
CultoIglesia católica
DiócesisOviedo
ParroquiaSan Juan de Amandi
OrdenClero secular

AdvocaciónSan Juan Bautista

PárrocoCarlos Capellán Montoto
Historia del edificio
ConstrucciónSiglo XIII

Arquitecto(s)Desconocido
Datos arquitectónicos
TipoIglesia parroquial rural
Estilo(s)Románico
Mapa(s) de localización
San Juan de Amandi ubicada en España
San Juan de Amandi
San Juan de Amandi
San Juan de Amandi (España)
San Juan de Amandi ubicada en Asturias
San Juan de Amandi
San Juan de Amandi
San Juan de Amandi (Asturias)
43°28′09″N 5°26′31″O / 43°28′09″N 5°26′31″O / -5.4419111111111
[editar datos en Wikidata]

La iglesia de San Juan es un templo católico bajo la advocación de san Juan Bautista situado en la casería de Algara de la parroquia maliaya de Amandi, en Asturias (España). Aunque en ocasiones se la considera una iglesia rural, constituye una de las manifestaciones arquitectónicas y decorativas más importantes del románico asturiano.[1]

Historia

La primera inscripción que aparece del templo data de principios del siglo XIII dentro testamento de Alfonso III y en él de denomina San Juan de Maliayo. Se cree, ya que no hay documentos que lo certifiquen, que se edificó sobre un templo anterior existente en el siglo IX durante el reino de Ordoño I.[2]​ En 1201 Alfonso IX y su mujer Berenguela donaban el templo de San Juan de Maliayo al monasterio de Valdediós, principal y más influyente institución eclesiástica en Maliayo ahora Villaviciosa. En el libro Becerro del obispo Gutierre redactado entre 1385 y 1386 el tempo, ya denominado San Juan de Amandi, pertenecía al obispado de Oviedo por lo que los monasterios de Valdediós ya era propietario del tempo.

La edificación románica fue objeto de varias reformas en épocas más recientes. Durante el siglo XVIII se realizaron intervenciones importantes:[3]​ en 1780 los sillares del ábside fueron desmontados piedra a piedra, numerados y nuevamente colocados, quizás por amenaza de derribo; en 1796 se construyó el pórtico que rodea el templo por los lados Sur y Oeste.

La iglesia fue declarada Monumento Histórico-Artístico por aprobación del decreto de 3 de junio de 1931 por parte del Gobierno Provisional de la Segunda República.[5]

El templo fue incendiado durante la Guerra Civil y los desperfectos fueron reparados bajo la dirección de Luis Menéndez-Pidal y Álvarez.[3]​ En estas obras se sustituyeron las bóvedas de crucería por armaduras de madera, dando a la iglesia un aspecto más similar al que tenía en origen.