Idol japonés

Un idol japonés (アイドル aidoru ?), cuya traducción al español no corresponde exactamente con la palabra ídolo, es una celebridad que ha alcanzado fama en Japón en gran parte por virtud de su apariencia. El término usualmente se refiere a celebridades femeninas japonesas que van desde adolescentes hasta jóvenes con poco más de veinte años que son consideradas kawaii (lindas, adorables) y han conseguido fama gracias a la publicidad en los medios de comunicación. Celebridades masculinas también suelen ser considerados (y se refieren a sí mismos) como idols. Los idols japoneses son en su mayoría cantantes y actrices, así como modelos (en el caso de las mujeres) que aparecen en revistas masculinas como Friday, Junon y Shuukan Gendai. Algunos de ellos también aparecen como personalidades de la TV ( Tarento).

Historia

El fenómeno de los idols empezó a principios de los años setenta y reflejó a los cada vez más materialistas y ricos jóvenes japoneses. Las chicas adolescentes, principalmente entre los 14 y 16 años, empezaron a elevarse al estrellato. Una en particular, Momoe Yamaguchi, fue una gran estrella hasta su retiro en 1980 para casarse. Los idols dominaron la escena de la música pop en los años 80; y este periodo es conocido como la "Edad Dorada de los idols en Japón".[1] En un solo año unos 40 o 50 nuevos idols aparecían, para después desaparecer de la vista pública poco después. Unos pocos idols de esa era, como Seiko Matsuda, todavía son populares. En los años 90, el poder de los idols japoneses empezó a menguar, cuando la industria de música se desplazó hacia músicos de rock y cantantes para quienes la música era un punto de ventas más importante de lo que luce o lo que es más sano, así como hacia los géneros como el rap que eran más difíciles de cuadrar con la estética convencional. El fenómeno de los idols japoneses ha tenido un impacto grande en la cultura popular en Hong Kong y Taiwán.

Se suele decir que las "idols" japonesas representan la forma de la mujer perfecta en la sociedad japonesa. En el caso de las Idols Gravure, son símbolos de sexualidad femenina y a menudo se visten de forma erótica. En el caso de las idols Jyosei, se convirtieron en modelo a seguir por la juventud, aspecto que se ha mantenido en las idols actuales donde se cuida que su comportamiento moral y ético sea completamente correcto, sin vicios o escándalos personales. Por esta razón ellas son con frecuencia idolatradas tanto por hombres como por mujeres. Los caprichos del público masculino con el aspecto agradable de una idol japonesa se mantienen a partir de información detallada sobre sus medidas corporales, colores y comida favoritos, aficiones, tipo de sangre, etc. El público femenino está interesado en imitar su estilo, color de pelo, moda, etc.

A finales de los 1980 y principios de los 1990 la imagen "idol" tradicional que empleaba vestuarios "buri-buri isho" (vestuarios de falsa niña) se dejó de utilizar, transformándose la imagen idol infantil de cute-idols (ídolos monos) en stylish post-idols, donde se manifestaba ahora una imagen de mayor madurez y sensualidad, lo que dio fin a la época idol en su definición genérica y se creó en cambio la imagen de la post-idol con un estilo mucho más acorde a la imagen de estrella pop occidental.[2]

Entre esta nueva generación de post-idols, Namie Amuro era la más popular a finales de la década de los 90's, aunque comercializó de forma más sexy y "para adultos" que otros. Ella empezó su carrera en 1992 como vocalista del grupo de pop Super Monkeys, pero el grupo se disolvió muy pronto. A los productores les gustó Amuro, y en 1995 se lanzó como solista, alcanzando un éxito masivo. Uno de sus CD, "Sweet 19 Blues", vendió tres millones de copias en ventas por adelantado, convirtiéndose así en el álbum más vendido en la historia de Japón. Esta cifra ha sido superada posteriormente por Hikaru Utada, quien es conocida como una de las divas más importantes, pero sobre ellas hoy se encuentra Ayumi Hamasaki, quien ostenta el título de "Emperatriz del Pop"[3] alcanzando un record de 29 singles en el top 1, vendiendo más de 45.000.000 de discos en su país y alcanzado más de 100 premios y records desde el año 1998.

Con el fin de la era idol a principios de los 90's ocurrió una diversificación del término "idol", surgiendo toda clase de nuevas variedades con características específicas que se dividieron el mercado. Un nuevo género de idols conocidos como Net Idols, que se hicieron conocidos a finales de los 90, sólo aparecen en páginas web. En 1997 apareció Kyoko Date, el primer "cyber idol" o "virtual idol". Kyoko Date tiene una historia fabricada, estadísticas y sus propias canciones. Entretanto, las gravure Idol (グラビアアイドル, "idols de fotograbado") como Yōko Matsugane, Río Natsume y Eiko Koike han aparecido extensamente en fotografías de empaques de pastel de queso, en las que suelen llevar poca ropa. Algunas otras como Natsuko Tohno y Sora Aoi han hecho lo mismo. A finales de los 90 surgieron idols más jóvenes que los que había antes, y sobresalieron grupos de idols como Speed, surgiendo además agrupaciones que retomaban la época de Oro de la música idol japonesa como Morning Musume y el Hello!Project.

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Ідал (японская поп-культура)
български: Японски идол
čeština: Japonský idol
English: Japanese idol
Esperanto: Japana idolo
français: Idole japonaise
magyar: Japán idol
Bahasa Indonesia: Idola Jepang
italiano: Idol
日本語: アイドル
македонски: Јапонски идол
Bahasa Melayu: Idola Jepun
Nederlands: Japans idool
português: Ídolo japonês
română: Idol japonez
srpskohrvatski / српскохрватски: Idol (japanska pop kultura)
Simple English: Japanese idol
slovenčina: Idol (Japonsko)
svenska: Japansk idol
Türkçe: Japon idolü
українська: Японський ідол
中文: 日本偶像