Idioma mapuche

Mapudungun, mapudungún, mapuche, araucano
Mapudungun, mapundungun, mapuchedungun, chedungun
Hablado en Flag of Chile.svg  Chile
Flag of Argentina.svg  Argentina
Región Araucanía
Biobío
Región Metropolitana de Santiago
Los Ríos
Los Lagos
Neuquén
Río Negro
Chubut
Santa Cruz
Hablantes entre 100 000 y 200 000[1]
Puesto No en los 100 mayores ( Ethnologue, 2013)
Familia Aislada
Escritura Alfabeto latino
Estatus oficial
Oficial en Galvarino[3]​ (Chile)
Padre Las Casas[4]​(Chile)
Códigos
ISO 639-2 arn
ISO 639-3 arn
[ editar datos en Wikidata]

El mapudungún (del autoglotónimo mapudungun, 'habla de la tierra'), también conocido como mapuche o araucano,[1]

Desde 2013, es idioma oficial, junto con el castellano, en la comuna chilena de Galvarino, donde viven aproximadamente 9100 mapuches.[2]

Descripción lingüística

Clasificación

Refrán escrito en mapudungun y español chileno. La escritura que se usó para el mapudungun no sigue ningún estándar.

No existe acuerdo entre los expertos acerca de la relación entre el mapuche y otras lenguas americanas[1]

En una publicación de 1970, Stark consideraba al mapuche un idioma emparentado con las lenguas mayas de Mesoamérica y, al año siguiente, Hamp hacía lo mismo. En 1973 Stark afirmó que la lengua mapuche descendía de una lengua que denominó "yucha", que sería hermana del proto-maya y antecesora también las lenguas yungas de la costa del norte de Perú y de las lenguas uru-chipaya: el uruquilla de los uros que habitan en la actualidad en islas del lago Titicaca, Perú- Bolivia, y el chipaya, hablado en el departamento boliviano de Oruro. Esta segunda propuesta fue rechazada ese mismo año por Campbell.

Las investigaciones de Mary R. Key, publicadas en 1978 y los años siguientes, consideran al mapudungún relacionado con otras lenguas de Chile: el kawésqar y el yagán, ambas habladas por pueblos nómades canoeros de la zona austral y a punto de desaparecer, y con las lenguas chon de la Patagonia, algunas extintas y otras cercanas a ello. Sin embargo, según esta autora existe un parentesco más cercano entre el mapudungún y las lenguas pano-tacanas de Bolivia y Perú, cosa que también había señalado Loos en 1973. Key, además, propone relaciones con los idiomas mosetén y yuracaré del este boliviano.[7]

En 1987 el lingüista estadounidense Joseph Greenberg propuso un sistema de clasificación de las lenguas americanas en que la familia amerindia incluía la inmensa mayoría de idiomas del continente, hasta ese momento agrupados en múltiples familias independientes.[10]​ y muchos lingüistas no aceptan la existencia de una familia amerindia o no consideran que la información disponible permita afirmarlo.

Viegas Barros discute parte de los postulados de Key y Greenberg al asegurar que no hay relación entre el mapudungún y las lenguas chon, ni entre estas dos con el kawésqar ni con el yagán.

Croese planteó la posibilidad de parentesco con las lenguas de la familia arawak, habladas en el noreste de América del Sur y en el Caribe.

Otras autoridades, como SIL International, lo clasifican como una de las dos lenguas que forman la familia araucana, junto con el huilliche,[11]​ clasificado usualmente como un dialecto divergente.

Su léxico ha recibido varios préstamos del quechua y del español.

Fonología y fonética

Se distinguen entre 26 y 28 fonemas, 6 vocales y entre 20 y 22 consonantes. El acento y el tono no tienen valor fonémico.

El inventario vocálico del mapuche es el siguiente:

Anterior Central Posterior
Cerrada i ɨ u
Media e o
Abierta a
  • Las vocales a, e, i, o y u tienen el mismo valor que en español.
  • La vocal /ɨ/ (escrita <ü> o <v>) tiene dos alófonos:
  • Las aproximantes de los diptongos descendentes son fonémicamente las consonantes /j/ y /w/ y por ello se representan mediante y y w.

El inventario consonántico del mapudungún viene dado por:

bilabial labio-
dental
inter-
dental
alveolar post-
alveolar
palatal retrofleja velar
nasal m n ɲ ŋ
oclusiva p * t k
africada ʧ ʈʂ
fricativa f θ s ʃ* ɣ
aproximante w j ɻ
lateral l ʎ

* Se discute el valor fonémico de esta consonante.

La distinción entre consonantes alveolares y consonantes interdentales está en retroceso o ha desaparecido entre los hablantes jóvenes y en distintas zonas, como casi toda Argentina o Tirúa.[14]​ Esta pérdida de oposición puede significar tanto el uso de consonantes alveolares como interdentales en todos los contextos o la variación libre entre ambas articulaciones.

Las fricativas /f/ y /θ/ son consonantes sordas ([f] o [ɸ] y [θ]) para la mayoría de los hablantes, que habitan en la provincia de Cautín y alrededores. Pero en otros lugares, como el área pehuenche, son consonantes sonoras que se realizan respectivamente [v] o [β] y [ð]. Los préstamos mapuches incorporados al castellano en la época colonial proceden principalmente de lugares en que estas consonantes se pronunciaban sonoras, de modo que términos como foḻu, Ayllafilu, diwka o Dalkawe se castellanizaron como " boldo", Aillavilú, " diuca y Dalcahue; por otro lado, los topónimos de la Araucanía y la Patagonia, incorporados a Chile y Argentina en el siglo XIX, contienen consonantes sordas, como Chod Malal, castellanizado Chos Malal, o Fütra Ḻewfü, adaptado como Futaleufú.

Las sílabas no admiten sucesiones de consonantes ni de vocales, así como tampoco oclusivas o africadas en posición final ni /ɣ/ en posición inicial. Por lo tanto, las sílabas pueden tener la estructura V, VC, CV, CVC, con las restricciones antes mencionadas. En préstamos del castellano a veces ocurren grupos de consonantes (krus < cruz, plata < plata), pero lo usual en estos casos es que evite su formación mediante la introducción de [ə] entre las dos consonantes (kapüra < cabra, fülor < flor). En el habla relajada pueden formarse secuencias como [fwi] o [pja], por diptongación de vocales de sílabas diferentes.

Acento

El acento tónico no tiene valor fonémico y varía dependiendo de las palabras vecinas, el énfasis o la presencia de diptongos, entre otros. En palabras bisílabas habitualmente se cumple que cuando ambas sílabas son abiertas (terminadas en vocal) o ambas son cerradas (terminadas en consonante), el acento recae en la última. En caso de que sólo una de las dos sea cerrada, el acento recaerá en ella. Algunos ejemplos:

ruka 'casa'
chiñ 'nosotros'
narki 'gato'
yeṉ 'luna'.

En las palabras de más de dos sílabas que tienen las dos últimas abiertas o cerradas, el acento recae en la penúltima. Si una sola de las dos es cerrada, será la que se acentúe:

williche 'huilliche'
pichiwentru 'niño'
warangka 'mil'
mapudungun 'lengua mapuche'.

Entonación

Existe fluctuación en la pronunciación de las consonantes de acuerdo al estado de ánimo del hablante, y se considera que hay tres "tonos": afectuoso, neutro y despectivo. A pesar de reconocerse este hecho, no se puede hacer una delimitación exacta de la forma en que fluctúan las consonantes, pues es un fenómeno muy variable entre personas o incluso en una misma persona bajo diferentes situaciones.

Ejemplo:
Afectuoso: Feychi kushe ('Esa ancianita').
Neutro: Feychi kuse ('Esa mujer anciana')
Despectivo: Feyti kude ('Esa vieja')

Gramática

Es una lengua polisintética con incorporación nominal y composición radical. A grandes rasgos, esto quiere decir que las palabras se forman por la aglutinación de morfemas y elementos léxicos en un grado tal que una sola palabra puede requerir traducirse a otras lenguas por una frase completa.

  • Ejemplo:
Palabra: Trarimansunparkelayayengu
Componentes: trari-mansun-pa-rke-la-ya-y-engu
Glosa: ceñir-buey-CISLOCATIVO-SORPRESA-NEGACIÓN-FUTURO-MODO REAL-3.ª PERS. DUAL
Traducción: '¡Ellos dos no enyugarán a los bueyes aquí!'

Género y número gramatical

Los sustantivos pueden pertenecer a la categoría de los animados (personas y animales) o a la de los inanimados, y esto afecta la formación de su plural. El sexo se indica por medios léxicos, como wentru pichiche ('hombre-niño') y domo pichiche ('mujer-niño'); alka achawall ('macho-gallina') y domo achawall ('hembra-gallina') o alka ('gallo') y achawall ('gallina'). La oposición animado-inanimado se refleja en el uso de pu como marcador plural antepuesto a nombres que denotan objetos animados; en el habla de Santiago del s. XVI, descrita por Valdivia en 1606, yüka era pospuesto a nombres inanimados para indicar el plural.

El número gramatical se expresa principalmente en las terminaciones verbales, pero también existe el pluralizador (distributivo de acuerdo a Smeets) -ke para los adjetivos y el ya mencionado pu para los sustantivos animados. En los verbos, el número puede ser singular, dual o plural y se puede indicar la pluralidad del predicado con el sufijo -ye; en los dialectos del sur ("huilliche"), el dual ha caído en desuso y ha sido reemplazado por el plural.

  • Ejemplo:
Palabra: Wüdaleaiñ may, pu koṉa[15]
Componentes: wüda-le-a-i-ñ may pu koṉa (separación-RESULTATIVO- FUT- MODO REAL- 1.ª PER PL.- pues - PLU-colaborador)
Traducción: Nos separaremos pues, colaboradores.

Pronombres

Los pronombres personales son nueve en el mapudungún de la Región de la Araucanía, mientras que en el dialecto huilliche de la costa de Osorno son sólo seis, por la falta del dual.

Persona Número
Singular Dual Plural
Primera
iñche iñchiw iñchiñ
Segunda eymi eymu eymün
Tercera fey fey engu fey engün

Existe un sistema complejo para indicar a los agentes y a los pacientes de una acción. Para ello se emplean sufijos relativamente regulares dentro de una jerarquía de relevancia en que si el agente está por encima del paciente se utiliza una forma "directa" y de lo contrario se usa una forma "inversa". Por ejemplo, la primera persona está por encima de la tercera, de modo que "yo a él" usa la forma directa -fiñ y "él a mí" usa la forma inversa -enew. Cuando los participantes son dos terceras personas se puede optar por una forma "directa" -fi o por una inversa -eyew.

Usualmente se usa el pronombre fey para todos los verbos en la tercera persona sin añadir las marcas de dual y plural engu y engün, que sólo se agregan cuando hace falta evitar alguna ambigüedad.

Algunos pronombres interrogativos son: iney '¿quién?', chem '¿qué?', chew '¿dónde?, chumngelu, '¿por qué?', tuntem '¿cuánto(s)?'.

Verbo

Los verbos pueden ser transitivos o intransitivos, neutros o impersonales y se conjugan en las tres personas y los tres números (singular, dual, plural), teniendo voces activa y pasiva y tres modos: indicativo, imperativo e hipotético. Los verbos pueden incluir información de dónde se localiza la acción, su completitud o la certeza que tiene el hablante de lo que cuenta, entre otros. Asimismo, la negación se incorpora a la forma conjugada.

Léxico

Las palabras compuestas son frecuentes en mapudungún, como küdaw 'trabajo', küdaw.fe 'trabajador', küdaw.we 'lugar de trabajo'.

La numeración del 1 al 10 es la siguiente: kiñe, epu, küla, meli, kechu, kayu, relqe/regle, pura, aylla, mari; 20 es epu mari, 30 küla mari, 110 (kiñe) pataka mari y 1000, warangka. Tanto pataka como warangka son préstamos del quechua (< pachak, waranqa). Para formar los ordinales se añade al número los sufijos -lelu, -ngelu, -ngechi, con excepción de "primero" que también puede decirse wünen y "segundo", que puede decirse inan ("siguiente").

Del mapudungún han pasado al español palabras como poncho (pontro)[27]

Other Languages
Afrikaans: Mapudungun
Aymar aru: Mapuchi aru
Boarisch: Mapudungun
български: Мапуче (език)
brezhoneg: Mapoudoungouneg
català: Mapudungun
Deutsch: Mapudungun
Esperanto: Mapuĉa lingvo
euskara: Mapudungun
suomi: Mapudungun
français: Mapudungun
Nordfriisk: Mapudungun
Fiji Hindi: Mapudungun
íslenska: Mapudungun
日本語: マプチェ語
ქართული: მაპუდუნგუნი
한국어: 마푸둥군어
lumbaart: Lengua mapuche
latviešu: Mapuču valoda
Nederlands: Mapudungun
norsk nynorsk: Mapudungun
norsk bokmål: Mapudungun
Piemontèis: Lenga mapudungun
português: Mapudungun
Runa Simi: Mapudungun simi
русский: Мапуче (язык)
Simple English: Mapudungun
slovenščina: Mapudungun
svenska: Mapudungun
Türkçe: Mapudungun
українська: Мапудунґун
მარგალური: მაპუდუნგუნი
中文: 馬普切語