Idioma fenicio

Fenicio
'𐤃𐤁𐤓𐤉𐤌 𐤊𐤍𐤏𐤍𐤉𐤌
Dabarīm kanaʿnīm
 𐤃‏𐤁‏𐤓‏𐤉‏𐤌‏ 𐤐‏𐤍‏𐤉‏𐤌
Dabarīm pōnīm '
Hablado en Líbano
Siria
Israel
Túnez
España
Malta
Argelia
Libia
Chipre
Sicilia
Cerdeña
y otros establecimientos costeros e islas del Mediterráneo.
Lengua muerta hacia el siglo VI d. C.
Familia Afroasiática
  Semítica
    Semítica Occidental
    Semítica Central
    Semítica Noroccidental
      Cananeo
       Fenicio
Estatus oficial
Oficial en Ningún país
Regulado por No está regulado
Códigos
ISO 639-2 phn
ISO 639-3 phn

Idioma fenicio.png

[ editar datos en Wikidata]

El fenicio (en fenicio 𐤃𐤁𐤓𐤉𐤌 𐤊𐤍𐤏𐤍𐤉𐤌, dabarīm kanaʿnīm o 𐤃‏𐤁‏𐤓‏𐤉‏𐤌‏ 𐤐‏𐤍‏𐤉‏𐤌‏, dabarīm pōnīm)[2]

El fenicio sólo se conoce actualmente por una serie de inscripciones breves y uniformes de carácter oficial y religioso, y glosas ocasionales de libros escritos en otros idiomas.[6]

Aspectos históricos, sociales y culturales

Etimología

El nombre étnico que se daban los fenicios a sí mismos era 𐤊𐤍𐤏𐤍𐤉 (kenaʿani, « canaaneos») o 𐤁‏𐤍‏ 𐤊‏𐤍‏𐤏‏𐤍‏ (bin kenaʿan, «hijos de Canaán») y coincide con el pueblo cananeo citado en la Biblia. Como sinónimo, usaban también el etnónimo 𐤐‏𐤍‏𐤉‏𐤌‏ (pōnīm). Este deriva del topónimo 𐤐‏𐤕‏ (Pūt), que se aplicaba a la franja costera de Canaán, es decir, Fenicia. De aquí derivan las formas 𐤃𐤁𐤓𐤉𐤌 𐤊𐤍𐤏𐤍𐤉𐤌 (dabarīm kanaʿnīm) y 𐤃‏𐤁‏𐤓‏𐤉‏𐤌‏ 𐤐‏𐤍‏𐤉‏𐤌 (dabarīm pōnīm), literalmente «palabras fenicias».[7]

Historia

En el sarcófago del rey Ahiram de Biblos, de alrededor del siglo XI a. C., se halló la inscripción más antigua hecha con caracteres fenicios.

El fenicio (kanaʿnīm o pōnīm) está testimoniado más o menos desde el siglo XI a. C. y no se dejó de hablar totalmente antes del siglo VI. Originalmente el dialecto de una pequeña región de Canaán, Pūt (la franja costera alrededor de Tiro y Sidón), hacia el siglo X a. C. emergió como una lengua de prestigio debido a la hegemonía comercial y política de Tiro y Sidón. Desde aquí, el fenicio llegó a finales del segundo milenio a Cerdeña y a principios del primer milenio a Chipre, donde aparecieron numerosos reinos fenicios de pequeño tamaño, destacando entre ellos la ciudad-estado de Kition.[11]

Como toda lengua difundida por un territorio extenso, el fenicio siempre contó con una gran cantidad de dialectos, divergentes en mayor o menor grado del fenicio estándar, que en primera instancia se considera el de Tiro y Sidón y, posteriormente, el de Cartago, bajo la denominación convencional de púnico.[10] A lo largo de todo el periodó en que se habló el fenicio experimentó, como es natural, un cambio lingüístico notable. Los cambios fonéticos son los más reconocibles en las inscripciones porque dejan un reflejo claro en la ortografía.

Del fenicio al púnico

Moneda cartaginesa de la primera guerra púnica. Aparecen un caballo alado y una inscripción.

Púnico es el nombre que recibe la variante occidental del fenicio, hablada a partir del siglo IV a. C. en Cartago y su zona de influencia. Aunque algunos de los rasgos que se consideran tradicionalmente típicos del púnico ya aparecen en inscripciones del Líbano, fue posteriormente cuando llegaron a desarrollarse del todo. Los más significativos son:

  • Debilitamiento de guturales. En las inscripciones púnicas de Cartago, tal vez debido al substrato bereber, se observa que algunas guturales sufren debilitamiento así mlʔkt > mlkt «obra, trabajo»; šmʕ > šm «oyó» (en la epigrafía griega aparece testimonada esta palabra como σάμω).
  • Retención de aspiradas. Los fonemas /ħ, h/, ambos transcritos como h en latín, persistieron hasta relativamente tarde, como testimonian las formas latinas: Hannibal, Maharbal o Carthago, aunque en púnico tardío aparece ya Øannibal.
  • Confusión de las enfáticas y no-enfáticas. Se atestigua la innovación mls en lugar de la forma antigua mlṣ «interpretar»; s «este», st «esta» en lugar de z, zt; mšl en lugar de mzl «destino».
  • Caída de consonantes finales en púnico tardío algunos sonidos alveolares /t, d, l/ pueden caer al final de palabra o de sílaba: h-mlkt > Himilcō (nombre propio: 'hijo de la reina'), mlk.ʔmr = molkhomor > mochomor.
  • Elisión de /y-/ inicial. La consonate /y/ sufre elisión a principio de palabra: mlk.ytn > mlk.tn > Milcaton «el rey dio». Entre vocales /y/ se elide desde época antigua: antiguo gublaíta /*banaya/ > fenicio /*bana:/ «construyó», fenicio ybrkyʾ /-kiya/ > púnico ybrkʾ /-ka:/ «[que] la bendigan».
  • Simplificación de grupos consonánticos. En púnico tardío se observa una tendencia a reducir grupos consonánticos complicados, bien introduciendo vocales epentéticas y anaptíticas, o bien eliminado algunas consonantes como en el nombre propio ʔAbdmilkqart «Amílcar»; bodmilqart > bodmilqar > bonqar, o en el nombre de la ciudad de Cartago: Qart hadašt 'Ciudad nueva' > Qart hadō «Cartago» (> Qart hadō + -nion > Qar hadōn > griego Καρχηδῶν Karkhēdōn).

Desaparición

Bajo el Imperio romano, el púnico aún tenía bastante vitalidad; si bien las últimas inscripciones en Palestina datan del siglo II, en el área cartaginesa tenemos registros escritos hasta el siglo IV. Además, sabemos por autores como Procopio y Agustín de Hipona que todavía en el siglo V y en el VI era la lengua de los campesinos de Túnez. Quizás sobrevivió a la conquista musulmana: según el geógrafo al-Bakrī, en la ciudad de Sirt (en la actual Libia) habitaba un pueblo que hablaba una lengua que no era bereber ni latín ni copto, por lo que se cree que en esa región el uso del fenicio continuó más allá de la constancia escrita.[12] Con todo, es posible que los púnicos se arabizaran más fácilmente debido a las similaridades entre su idioma y el árabe, también una lengua semítica.

Supervivencia e influencias

El antiguo alfabeto líbico-bereber sigue usándose, aunque de modo irregular, en los grupos de bereberes modernos, como los tuareg, y se lo conoce por el nombre de tifinaġ, posible derivación de púnico con la adición de t-, el artículo femenino bereber. Con todo, se debate la derivación directa de un sistema de escritura al otro, ya que ambos son considerablemente distintos.

En cuanto al idioma, algunos préstamos del púnico siguen en uso en los dialectos bereberes modernos. Un ejemplo es agadir («muralla, fortificación»), proveniente del fenicio 𐤂‏𐤃‏𐤓‏ (gader), término del que deriva el nombre de la actual Cádiz.[14] Lo que sí parece estar claro es el origen púnico del nombre. Otro caso es el de una tribu hostil de «gente peluda» que Hannón el Navegante encontró en el Golfo de Guinea. El nombre que les dio fue vertido en griego como γορίλλαι (goríllai). En 1847, Thomas S. Savage lo aplicó a los gorilas.

Distribución geográfica

Principales rutas comerciales fenicias, que unían las metrópolis con sus colonias.

El fenicio es originario de la zona costera de Canaán, Fenicia, extendiéndose originalmente alrededor de Tiro y Sidón, en el actual territorio del Líbano y parte de Siria. Desde aquí, el fenicio llegó a finales del siglo XI a. C. a Cerdeña y a principios del siglo X a. C. a Chipre. Posteriormente, los fenicios colonizaron gran parte del Mediterráneo occidental, llevando su lengua con ellos a todo el norte de África, Malta, Sicilia y las costas meridionales de la Península Ibérica.[16]

Dialectología y variantes

Dialectos

Por la naturaleza de las inscripciones que han llegado hasta la actualidad, la mayoría escritas en un lenguaje formal y ceremonioso, no se puede tener constancia de la lengua real que se manejaba cotidianamente en cada lugar. Las formas dialectales locales se pueden entrever, pero raramente, sólo en algún grafiti o debido a un lapsus del escribiente. El probable que cada ciudad fenicia tuviera su propio dialecto, mientras que las inscripciones tienden a representar un habla estandarizada común. Con todo, es posible determinar ciertos dialectos principales:[2]

  • Dialectos orientales:
    • Fenicio estándar: el habla original de la región de Tiro y Sidón, y probablemente la variedad en que se basan los dialectos occidentales. Dejó de hablarse alrededor del siglo II.[2]
    • Biblio: el habla de Biblos, de la que se tiene constancia escrita desde el siglo XIII hasta el I a. C. No parece que se extendiera hacia el oeste y está marcado por importantes diferencias gramaticales, siendo el dialecto más similar al hebreo.[2]
    • Chipriota: el habla de Chipre muestra bastantes diferencias tanto en pronunciación como en gramática y vocabulario. Hay incluso indicios de diferencias dialectales entre las mismas ciudades, lo que puede deberse a que el elemento fenicio en la isla siempre fue pequeño y foráneo.[2]
  • Púnico: el habla de las colonias occidentales, destacando la de Cartago por su papel centralizador. Desde aproximadamente el siglo V a. C. siguió evolucionando con cierta independencia de los dialectos orientales. Sus principales divergencias, no obstante, pueden deberse a la interacción del elemento fenicio con el sustrato lingüístico de los pobladores originales: bereber, ibero, etc.[2]

Etapas diacrónicas

En la evolución del fenicio pueden determinarse cinco etapas principales en la evolución del idioma, marcadas por diferencias susbtanciales entre fases más antiguas y más modernas del idioma. De «fenicio temprano» se califica al hablado en las costas de Canaán, Chipre y Cerdeña entre los siglos XI y IX a. C., siendo las principales fuentes externas para su interpretación el egipcio, el asirio y el Antiguo Testamento. El «fenicio medio», ya extendido por el Mediterráneo, es el hablado entre los siglos VIII y VI a. C., contando como principales fuentes externas como el acadio y el griego. El «fenicio tardío» es el hablado en las costas orientales a partir del siglo V a. C. y hasta su desaparición en el siglo I o II d. C.; paralelamente, en el oeste se desarrolla el «púnico», que se también desde el siglo V a. C. y hasta la fecha simbólica del 146 a. C., destrucción de Cartago. El quinto periodo, que tiene lugar sólo en el oeste, es el «neopúnico», que se extiende desde el 146 a. C. hasta bien el siglo VI d. C. o la invasión musulmana, contando como fuentes externas para su interpretación sólo el latín.[2]

Literatura

La literatura fenicia está rodeada de un halo de misterio dados los pocos vestigios que se han conservado: todo lo que resta es una serie de inscripciones, pocas de las cuales tienen carácter netamente literario (sólo alguna narración histórica, poemas, etc.),[17]

Other Languages
aragonés: Idioma fenicio
العربية: لغة فينيقية
azərbaycanca: Finikiya dili
беларуская: Фінікійская мова
български: Финикийски език
Bahasa Banjar: Bahasa Pinisia
brezhoneg: Fenikianeg
čeština: Féničtina
Zazaki: Feniki
Esperanto: Fenica lingvo
euskara: Feniziera
français: Phénicien
עברית: פיניקית
hrvatski: Fenički jezik
Հայերեն: Փյունիկերեն
italiano: Lingua fenicia
한국어: 페니키아어
kernowek: Fenicek
македонски: Феникиски јазик
Bahasa Melayu: Bahasa Phoenicia
Nederlands: Fenicisch
norsk nynorsk: Fønikisk
norsk bokmål: Fønikisk
occitan: Fenician
português: Língua fenícia
srpskohrvatski / српскохрватски: Fenički jezik
Simple English: Phoenician language
slovenčina: Feničtina
svenska: Feniciska
Kiswahili: Kifinisia
Türkçe: Fenikece
українська: Фінікійська мова
中文: 腓尼基语