Idioma español en Ecuador

Mapa de los principales dialectos del Ecuador.

El castellano o español es la lengua oficial del Ecuador,[1]​ así como la primera lengua materna y de uso más extendido por la gran mayoría de sus habitantes. Las variedades dialectales usadas en el país se enmarcan dentro de las variedades del español americano, con variaciones de acento y vocabulario.

Los tres principales dialectos del país son:

A su vez, cada una de estas variantes presenta diversidades debido a varios factores que influyen en el hablante, tales como la etnia, el nivel de formación, la clase social o si se habita en el campo o la ciudad, entre otros. Debido a que las regiones Costa y Sierra son las más habitadas, sus dialectos son los más relevantes del país, ambos muy diferentes el uno del otro. A su vez, existen muchos modismos y términos propios de cada provincia y ciudad, así como hay términos extendidos por todo el país que son usados y entendidos en todas las variantes.

Español ecuatorial o costeño

Este dialecto se extiende geográficamente a lo largo de las costas pacíficas del sur de Colombia hasta la costa norte del Perú, cruzando el litoral ecuatoriano y las planicies colindantes al oeste de la Cordillera de los Andes, así como en las islas Galápagos. El centro lingüístico influyente de esta región dialectal es la ciudad portuaria de Guayaquil.

Fonología

El español ecuatorial representa una zona de transición entre las variedades caribeñas de Panamá y del norte de Colombia y Venezuela, y los dialectos ribereños del Perú. Muestra, por lo tanto, características que comparte con estos dialectos y que lo distancian fuertemente del español hablado en los Andes ecuatorianos:

  • La /s/ en final de palabra o en posición preconsonántica se pronuncia generalmente [h], como una j suave, característica compartida por otros dialectos americanos de tierras bajas, pero no por el habla andina.
  • El fonema /x/ (representado en la escritura como <j>) se realiza [h], al igual que en el español caribeño.
  • Yeísmo generalizado.
  • El fonema /f/ se realiza predominantemente [f], aunque presenta la variante [ɸ] en Esmeraldas.[2]
  • El fonema /r/, que corresponde a <rr> o <r> inicial de palabra en la escritura, se realiza [r], como en la mayoría de dialectos del español y a diferencia de la r asibilada andina.

Además, la variante ha incorporado dentro de su léxico, una serie de palabras compartidas con el resto de variedades dialectales del Ecuador, y que son entendidas sólo dentro del país. En su mayoría son palabras provenientes del Español andino del Ecuador, con influencias de lenguas indígenas como quichua, a pesar de que el idioma quechua no tuvo presencia histórica en el litoral ecuatoriano. Este es el caso de la palabra "ñaño" (hermano), muy extendida en todo el país y de origen kichwa.

Uno de los acentos más relevantes y de mayor influencia en la región es el de la ciudad de Guayaquil, la ciudad más grande del país. Al ser un fuerte motor económico que ha ido creciendo demográficamente gracias a la inmigración, en la misma urbe existen muchas diferencias dialectuales, principalmente asociadas a la clase social, etnia y el nivel de escolarización. Entre las clases más escolarizados, se tiende a corregir el acento hacia un castellano más estándar, así como incorporan a su léxico palabras foráneas, especialmente proveniente del inglés. En las clases menos escolarizadas, existen otras variedades dialectuales. Existe un grupo de personas que tienden a tener una entonación más parecida a la de un campesino costeño, pronunciando una s sorda alargada; mientras que otros grupos tienden a tener una entonación más fuerte, que se suele conocer como "callejera", en la que la letra s es pronunciada numerosas veces como [ʃ], además de contar con una serie de palabras propias, que no siempre son comprendidas por el resto de hablantes de la región.

Otros subdialectos importantes son el montubio, propio de los sectores rurales de la provincia del Guayas y Manabí, quienes tienden a acentuar la primera sílaba de la mayoría de palabras; el afroecuatoriano, usado por esta minoría étnica y de mayor presencia en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia; y otros acentos fácilmente identificables, como el usado en la provincia de Manabí.