Idioma chiapaneco

Chiapaneco
Hablado en Flag of Mexico.svg México
Región Chiapa de Corzo ( Chiapas)
Hablantes extinto (c. 1950)
Familia

Lenguas otomangue
 Otomangueanas orientales
  Tlapaneco-mangueanas
    Mangueanas

    Idioma chiapaneco
Estatus oficial
Códigos
ISO 639-3 cip
[ editar datos en Wikidata]

El idioma chiapaneco[1] es una lengua de México que en la actualidad se considera extinta. Su territorio étnico tradicional correspondía al municipio de Chiapa de Corzo y a toda la depresión central del estado mexicano de Chiapas. El chiapaneco era el idioma hablado por los antiguos chiapanecos o soctones. Se conservan en el habla española algunos apellidos, toponimias, nombres de objetos, danzas tradicionales y tradiciones.

Poco se sabe de la lengua chiapaneca que perduró hasta mediados del siglo XX en Chiapa de Corzo y zonas aledañas como Suchiapa, Chiapilla, Acala y toda la depresión central de Chiapas. Se cree que la última persona que sabía hablar esta lengua habría fallecido en la década de 1950, la causa de la extinción de este idioma fue el progresivo abandono de su uso, por estar estigmantizado entre mestizos y criollos, además de la gran influencia del español que al final ocupó su lugar en la población autóctona. Pocos son los trabajos que se han publicado sobre esta debido a los escasos documentos que la registran.[2]

En 1990, Ethnologue documentaba la existencia de diecisiete hablantes de chiapaneco en el estado de Chiapas, pero las investigaciones posteriores no han podido verificar la existencia de hablantes por lo que se considera que la lengua está probablemente extinta.

Desafortunadamente la información proporcionada sobre la etnia chiapaneca respecto a su idioma, carece de datos específicos, lo histórico queda comprendido dentro de lo lingüístico, en lo referente al origen y distribución de lengua y su relación filogenética.[3]

Aspectos históricos, sociales y culturales

Historia

Parece ser que los chiapanecos de Chiapas constituían un grupo numeroso y políticamente importante que nunca pudo ser dominado por los mexicas, a los que resistió tenazmente. También guerrearon contra los tzotziles y tzeltales e impusieron tributo a los zoques. Una obra de 1776, Colección de documentos inéditos relativos a la iglesia de Chiapas el obispo Orozco y Jiménez informa que el chiapaneco se hablaba en las localidades de Acala, Chapilla, Chiapa de Santo Domingo y Suchiapa. En estos municipios el autor identificaba 1449 hablantes de chiapaneco y 990 de español.

Fuentes

Las principales fuentes de conocimiento del chiapaneco son antiguas y se remontan al siglo XVII, las más importante tal vez sean el Arte de la lengua chiapaneca de fray Juan de Albornoz (sin fecha, publicada por Alphonse L. Pinart en 1875) y la Doctrina cristiana en lengua chiapaneca de fray Luis Barrientos (1690). Otros dos manuscritos del mismo siglo Algunas cosas curiosas en lengua chiapaneca y Sermones de doctrina en lengua chiapaneca de Fray Juan Nuñez (1633), permanecen inéditos.


Fragmento de un poema del siglo XVII
Copanombubi ti iporicame
Nuestro Dios no cambia
ambica ipaohme noho panyho.
ni se hace otro.
Samoloña ndipahomo ni iporicame
Es tan solo la gente que cambia
mongao nyhinomosiho cane nbomohi,
con su forma de pensar,
moho nyhahacao nyhacumbuimoca.
en sus ideas y sus creencias.
Mane Copanombubi moña
Mas nuestro Dios es en si
moho ni tari naatohmó
en todo tiempo
ngarolica nbaatihá,
y aún más allá
nitaneca ni ndishé icopangohome, camei tique…
y en cualquier lugar que sea, es uno

Tomado del Confesionario en Lengua Chiapaneca de Fray Luis Barrientos.[4]

Toponimia

Ndiliñumbu Nombrado Diliyumbú, contracción de Ndiliñumbure (Cerro del tigre), de Ndili (Cerro) y Ñumbú por Numbure (Tigre). Colina situada en Culatii, donde sale el danzante llamado Calalá.[5]

Calaahlau Calaahlau (donde el venado o ciervo del cielo), de Ca- (part. locativa), Lahaa (venado o ciervo), y Na lau (jícara. Jicalpextle). Como metáfora, una jícara o un jicalpextle con fondo azul representaban el cielo los chiapanecas. La constelación del Can Menor o Canícula era llamada Nalaalau (ciervo o venado del cielo) por los chiapanecas, con la misma idea figurada que tiene la Canícula o Can Menor (perrito) actualmente, que acompaña al sol en su salida en la temporada de la Canícula, y que para los chiapanecas era un venado (Lahaa), el que lo hacía de acompañante. Danza ritual chiapaneca al solsticio de verano, representada en el cerro del tigre (Ndiliñumburé) el jueves de Corpus Cristo en la finca Culatii (El algodonal). Personificado por un hombre vestido de venado y nueve vestidos de tigre.[6]

Culautii El algodonal. De Cu- (prefijo abundancial), y Lautii (plural de algodón). Finca rústica al SE de Chiapa distante dos kilómetros, donde siempre ha salido el Calalá el Jueves de Corpus.[7]

Apellidos

Nandayapa, Nandayapá,(arrollo verde) Nuricumbo, Nuricumbó,(pájaro pescador) Nandacacué, Nandalumí, Nandiumé,(arrollo colorado) Nandambúa,(arrollo de la tinaja) Tondopó, Nangularí, Nambaó, Nangullasmú, Tawa, Nuriulú, (serpiente emplumada) Tipacamú, Chintulí, Nanguelú, Nangusé, Nango, Nigenda, Nanguyúri, Nampulá y Nandayacutí.[9]

Other Languages
brezhoneg: Tchiapaneg
català: Chiapaneca
norsk bokmål: Chiapanekisk
Piemontèis: Lenga chiapanec
русский: Чьяпанек