Ibarra (Ecuador)

Ibarra
San Miguel de Ibarra
Ciudad de Ecuador

Mosaico Villa de Ibarra.png

Bandera de Ibarra.png
Bandera
Otros nombres: La Ciudad Blanca, Ciudad a la que siempre se vuelve
Lema: Dios, justicia y valentía
Himno: Himno de Ibarra
Ibarra ubicada en Ecuador
Ibarra
Ibarra
Localización de Ibarra en Ecuador
Coordenadas0°21′46″N 78°07′48″O / 0°21′46″N 78°07′48″O / -78.13
Idioma oficialEspañol y quichua
EntidadCiudad de Ecuador
 • PaísBandera de Ecuador Ecuador
 • ProvinciaBandera Provincia Imbabura.svg Imbabura
 • CantónBandera de Ibarra.png Ibarra
AlcaldeÁlvaro Castillo
Subdivisiones5 parroquias urbanas
Fundación
española
Segunda Batalla de Ibarra
28 de septiembre de 1606 (411 años) por Cristóbal de Troya
17 de julio de 1823 (194 años)
Superficie 
 • Total41 km² Ver y modificar los datos en Wikidata
Altitud 
 • Media2225 m s. n. m.
Clima17° C
Curso de aguaRío Tahuando y laguna Yahuarcocha
Población (2010)Puesto 15.º
 • Total131 856 hab.[1]
 • Densidad3216 hab/km²
 • Metropolitana250 000 (Conurbación de Ibarra) hab.
GentilicioIbarreño/a.
Huso horarioECT (UTC-5)
Código postalEC100150
Prefijo telefónico593 6
Fiestas mayores28 de abril
(Fiesta del Retorno)
28 de septiembre
(Fundación)
Patrono(a)Arcángel Miguel y Sagrado Corazón de Jesús
Sitio web oficial

Ibarra, también conocida como San Miguel de Ibarra, es una ciudad ecuatoriana; cabecera cantonal del Cantón Ibarra y capital de la Provincia de Imbabura, así como la urbe más grande y poblada de la misma. Se localiza al norte de la región interandina del Ecuador, en la hoya del río Chota, atravesada en el este por el río Tahuando, al sureste de la laguna Yahuarcocha, a una altitud de 2215 msnm y con un clima templado seco-mediterráneo de 17 °C en promedio.

Es conocida como "La Ciudad Blanca" por sus fachadas blancas con las que se bendijo la reconstruida ciudad en 1872 después del devastador terremoto de 1868. También llamada "Ciudad a la que siempre se vuelve" por su pintoresca campiña, clima veraniego y amabilidad de sus habitantes. En el censo de 2010 tenía una población de 131.856 habitantes, lo que la convierte en la décimo quinta ciudad más poblada del país. La ciudad es el núcleo del área metropolitana de Ibarra, la cual está constituida además por ciudades y parroquias rurales cercanas. El conglomerado alberga a más de 250.000 habitantes.

Fue fundada por el español Cristóbal de Troya, el 28 de septiembre de 1606, por orden de Miguel de Ibarra y Mallea; y en la actualidad es uno de los principales núcleos urbanos de la nación. Es uno de los más importantes centros administrativos, económicos, financieros y comerciales del Ecuador. Las actividades principales de la ciudad son la agroindustria y la procesación de alimentos como la cebada, la remolacha, la caña de azúcar, la patata, las legumbres, cítricos, viñedos y aceitunas

Historia

Batalla de Yahuarcocha

Paisaje de la Laguna de Yaguarcocha en la Ciudad de Ibarra.

Tras esto quedaron unos pocos bastiones de resistencia. Píntag organizó una guerrilla en la moderna provincia de Pichincha hasta que fue capturado y enviado a Cusco.[2]​ salieron de sus escondites por ambos flancos a los rebeldes. Tras la victoria campal esta fue completada con un asalto a la fortaleza. Las represalias fueron, al estilo del Inca, muy severas. Como dice el historiador Raúl Porras Barrenechea, Huayna Capac "deseaba ser tan temido que de noche le soñaran los indios".

Consecuencias para la historia ibarreña

En las distintas crónicas se dice que a causa de la matanza brutal las aguas de la laguna se hicieron rojas por la sangre y esto llevó a que se le cambiara el nombre, de Cochacaranqui, según Espinosa Soriano,[2]

Sobre el número de muertos muy impresionantes. Garcilazo de la Vega da la cifra más baja, 2.000 muertos, pero Cieza de León multiplica ese número por diez.[2]

Fundación

La ciudad se construyó entre Quito y Pasto, y cerca al mar. En la época de la colonia los viajes comerciales entre estas dos ciudades proveían a Ibarra de un movimiento comercial por lo que se la consideraba como un pueblo en progreso continuo. El intercambio productivo hizo que la ciudad creciera rápidamente y sus características para la agricultura propiciaron el desarrollo de la zona. El asentamiento y la villa de San Miguel de Ibarra fueron construidos en el valle de los Caranquis, en los terrenos de Juana Atabalipa, nieta del Inca Atahualpa. Aún se pueden encontrar restos de construcciones Incas. Los datos históricos y antropológicos afirman que en la conquista española se construyó una ciudad colonial sobre la villa Inca, se usaron las mismas piedras talladas para construir casas coloniales. También existe la teoría de que Atahualpa nació en Caranqui.

«Rigió como Corregidor y Justicia Mayor en 1775, el Excelentísimo Señor Marqués de Villar, D. Antonio Pereira y Ruiz. Ejercen justicia también dos alcaldes ordinarios elegidos anualmente por su cabildo. En este corregimiento no hay Teniente alguno ni el Corregidor goza salario por no haberse destinado ramo de que se contribuyan los 500 pesos que su Majestad le asigno.

San Miguel de Ibarra es la senda precisa para conducirse de Cartagena y Nuevo Reino a esta ciudad de Quito, por lo que los mercaderes que viajan estos términos hacen escala en la referida villa, en donde logran algunas ventas de sus ropas, exigiendo al respecto de estas el real derecho de alcabala.

La Villa de San Miguel de Ibarra está situada en un llano; su vecindario consiste en familias españolas, número de mestizos e indios. Contiene ocho pueblos que se regulan en esta forma: Mira, Pimapiro, Carague, San Antonio de Carague, Salinas, Tumbabiro y Caguasqui. Circundan esta villa dos hermosos ríos uno que corre a la parte del Oriente, y llaman Taguando y otro que dirige su curso al Occidente y se nomina Afavi. Media legua al Norte de esta villa esta la celebre laguna nombrada YAHUARCOCHA; tiene esta de circunvalación más de legua y media. En un cerro que llaman Chiltason y dista de la referida villa 8 leguas, se han descubierto muchas vetas de plata, habiéndose registrado sus metales conforme a ordenanza. En el pueblo que denominan Salinas, hay minerales de sal que abastece aquella villa y las poblaciones que están al Norte. Este establecido allí el Real estanco de aguardientes de caña.

El general destino de ellos es la labranza de campos por ser aquellos fecundísimos, a causa del benéfico temperamantero que allí se goza. Los regulares frutos que ellos producen son todos granos, muchos plantíos de caña dulce y siembras de algodón; las cosechas son en todo excesivas y abundantísimas. La caña de azúcar se labra en trapiches los cuales producen mucha azúcar, mieles y raspaduras; tiénesen algunos cortos tejidos de algodón y lanas destinadas al comercio. Hay muy grandes potreros donde se ceban las reses para el abasto de la Villa. El comercio se realiza con la ciudad de Quito, Popayán, Barbacoas, Choco igualmente con el gobierno de Esmeraldas».[7]

Durante el periodo de supervivencia del Estado de Quito (1811-1812), Ibarra fue una de las ocho ciudades que enviaron se representante al Supremo Congreso que se instaló el 11 de octubre de 1811 en el Palacio Real de Quito; obteniendo la diputación el Dr. Calixto Miranda Suárez de Figueroa. De igual manera, durante este período la ciudad y sus alrededores fueron elevados a la categoría de Provincia.[8]​ De igual forma, el 16 de noviembre, dio a la villa de San Miguel de Ibarra el título de ciudad. Posteriormente el 11 de noviembre de 1829, el libertador, Simón Bolívar, nombró a la ciudad capital de la provincia.

Terremotos en la historia

En la madrugada del 16 de agosto de 1868, un terremoto provocado por una falla geológica devastó la ciudad y la provincia. Ibarra quedó prácticamente destruida y cobró la vida de más de 13.000 personas. Los sobrevivientes de este suceso se trasladaron a los llanos de Santa María de la Esperanza, donde se reubicaron y vivieron por cuatro años. Gabriel García Moreno fue comisionado por el Presidente de la República para reconstruir la ciudad. Finalmente, el 28 de abril de 1872, los ibarreños regresaron a la rehecha ciudad. Esta fecha se considera la segunda más importante después de la fundación de Ibarra. El 5 de marzo de 1987 otro devastador terremoto dejó en ruinas gran parte de la ciudad. El sismo alcanzó 7,5 grados en la escala de Richter. En 2002 debido a la falla geológica un nuevo sismo destruyó edificaciones del barrio el Tejar ubicado en el sur de la ciudad. Después de este terremoto los ibarreños celebran la fiesta del Retorno en conmemoración del regreso de las personas a la ciudad, incluso la calle por donde regresaron se llama Avenida El Retorno.

Restablecimiento de Ibarra

Convento San Francisco, despues del terremoto

Después de la catástrofe, la población empezó a tomar la decisión de restablecer la ciudad de Ibarra, pues empezaron en el primer mes la reparación de los caminos, puentes y casas. El Gobierno del Presidente Javier Espinoza, nombró Gobernador a Gabriel García Moreno, es ahí, un 24 de diciembre de 1870 el Gobernador de la provincia de Imbabura informaba al Ministerio del Estado:

"A través del crudo invierno que estamos sufriendo la limpia de las calles de Ibarra avanza con asombrosa presteza. La calle de la entrada hasta dar con la calle principal se halla limpia en la extensión de 4 cuadras y con la anchura de nivelación y ademas 3 cuadras en contorno de la misma plaza; por manera que hacen 7 y han quedado expeditas las entradas y las salidas del lugar, por el Norte, Sur, Este y Oeste."[9]

La reconstrucción permite imaginar a Ibarra como una gran cantera de trabajo, por la realización casi simultánea de:

  • Plaza central, donde se construyeron las edificaciones principales de Ibarra
    La casa de Gobierno (1871-1874)
  • Casa Municipal (1873-1875)
  • Catedral (1872-1878)
  • Iglesia y convento de San Francisco (1872-1874)
  • El puente del Rio Tahuando (1878-1879)

El 1 de diciembre iniciaron los trabajos para establecer el damero básico, los linderos de cada manzana; el ancho de las calles, todas de oriente al occidente y de norte a sur; la superficie de los lotes y la cimentación de algunos de los edificios que se construirán luego. La resolución del cabildo ampliado para la reconstrucción de Ibarra, incluyó los siguientes aspectos para el futuro desarrollo urbano de la ciudad[8]​:

  • Las calles tendrán trece metros de ancho.
  • Trazado recto, formando una cuadricula de 8 metros de calzada y 2,5 para las aceras.
  • las calles serían trazadas a cordel, sin ninguna curva.
  • la prolongación de las calles contemplará la indemnización a los afectados.
  • Las aguas potable y de riego deberán introducirse por cañerías metálicas o de cal y canto con los desagües respectivos que conduzcan el liquido sobrante a los ríos Tahuando o Ajaví según sea el caso.
    parque La Merced

Las primeras edificaciones fueron de un solo piso, con paredes de 4 m de altura y anchas, construidas con adobe y unidas por una argamasa de barro pisado y paja llamada chocoto, sus paredes debían estar pintadas con cal, por dentro y por fuera.[9]

Cambio de Siglo y Planos de Ibarra

ibarra y su entramado

Después del terremoto se elaboraron dos mapas de la ciudad: el primero es de 1906, elaborado en escala 1:20.500, por R. Dávila. El documento reposa actualmente en los archivos del municipio. La Ciudad se Ubica en un terreno plano junto a los ríos Tahuando y Ajaví, tenía sesenta y siete manzanas alineadas en perfecta cuadricula con 24 manzanas ocupadas en su totalidad[9]​.

El 20 de abril de 1872, 19 peones transportaron desde La Esperanza los muebles y útiles de las dos escuelas y los colocaron en los planteles escolares de la nueva ciudad.

El 21 de abril, huelga ponderar la emoción de los habitantes, de gozo la gran mayoría, y a la febril actividad en hombres y mujeres para el transporte ajuar, de comestibles, de infantes incapaces de caminar, de aves y animales de corral… Al despuntar el alba del 22 de abril, día lunes, todo bulle, y todo es bulla en La Esperanza. Se da la última mano a los cargamentos, a los paquetes, el enjaezamiento de los caballos… Alegremente empieza el desfile de las caravanas; grupos abigarrados que descienden a Caranqui, de allí a Chaupi-Estancia, en donde aprovechan la recta y flamante carretera hasta la “Ciudad Nueva”. El día 22 transcurrió en un incesante trajinar entre La Esperanza e Ibarra, y en instalarse pasablemente en la villa resucitada. Esta comenzó a ser de nuevo la capital de Imbabura, después de tres años y ocho meses de haber sido tan solo sede de un Teniente Político. En el decurso de aquella memorable semana las gentes continuaron bajando a Ibarra, pues La Esperanza con la partida de las gentes iba resultando, de día en día, menos atrayente y simpática.[10]

Después se empezó la construcción del tramo del ferrocarril Quito-Ibarra inicio en 1918 y concluyo en 1929 con la llegada de la primera máquina  la ciudad.

En 1950, y a semejanza de otras ciudades del país, en el ingreso a Ibarra se construye una avenida de cuatro carriles con parterre y arborización. La avenida comunica la entrada de la carretera con la calle Colón, que hasta principios del siglo fue el límite urbano de la ciudad. Aquel punto sería elegido más tarde como la estación del ferrocarril del norte, en cuyo frente se instaló un “Obelisco” como remate de la avenida.

Batalla de la independencia de Ibarra

El 17 de julio de 1823 tuvo lugar la encarnizada Batalla de Ibarra, dirigida por Simón Bolívar, que liberó la región del dominio español. El coronel Agustín Agualongo, Comandante realista de Pasto, aprovechando un posible descanso de Bolívar en El Garzal, Provincia de Los Ríos, se sublevó el 12 de julio de 1823. Bolívar, escuchando que Agualongo había vencido al coronel Juan José Flores, se pone en marcha para acabar con la insurrección de Pasto.

Simón Bolívar, después de 7 días de marchas forzadas vence a Agualongo. segundo reunió a sus tropas en Otavalo, y el 17 de julio de 1823 derrota a Agualongo en las calles de Ibarra y cerca de la hacienda La Victoria, que se ubica al otro lado del Río Tahuando, lugar donde está la famosa Piedra Chapetona, que recuerda el hecho. La leyenda, sin sustento práctico, dice que sobre esta piedra se encaramó Bolívar para dirigir a sus tropas a la victoria. La batalla guarda especial importancia por ser la única dirigida personalmente por El Libertador en territorio ecuatoriano.

Other Languages
čeština: Ibarra
Deutsch: Ibarra
فارسی: ایبارا
suomi: Ibarra
עברית: איבארה
hrvatski: Ibarra
Ladino: Ibarra
Nederlands: Ibarra (Ecuador)
norsk nynorsk: Ibarra
polski: Ibarra
پنجابی: ایبارا
português: Ibarra (Equador)
română: Ibarra
Simple English: Ibarra, Ecuador
slovenčina: Ibarra (mesto)
українська: Ібарра (місто)
Volapük: Ibarra
中文: 伊瓦拉