IRCd

Un IRCd, o Internet Relay Chat daemon ( demonio) es un software que permite crear una red donde la gente puede conectarse para mantener conversaciones en tiempo real en la red mediante el protocolo IRC.

Funcionamiento general de una red de IRC

Una red de IRC está compuesta por uno o más nodos de acceso cada uno de los cuales ejecuta un IRCd compatible con el resto, que en general suele ser el mismo para todos los nodos (no necesariamente la misma versión) pero en el caso de algunas redes no todos los nodos ejecutan el mismo IRCd sino diferentes implementaciones cuyos protocolos sean compatibles. El protocolo IRC básico está descrito en el RFC 1459 no obstante con el tiempo han ido surgiendo otros RFC como el RFC 2810, RFC 2811, RFC 2812 y RFC 2813 junto con otras modificaciones propias de cada rama (la mayoría de IRCd's en producción en la actualidad descienden de una base de código común, a base de forks del IRCd original y sus descendientes). Esto no es demasiado importante puesto que como hemos apuntado por lo general todos los nodos de una misma red de IRC utilizan versiones de una misma implementación del software servidor, siendo la interfaz cliente-servidor la más delicada puesto que a ninguna red de IRC le interesa hacer su software servidor incompatible con los clientes de IRC existentes en el mercado, los programas que permiten a los usuarios conectarse a la red y hacer uso de sus servicios.

Por lo general los servidores de IRC tienen habilitada una serie de clases de conexión para clientes y servidores indicando cada una de ellas parámetros como el máximo de usuarios, puerto de conexión, opciones de enlace en el caso de servidores, etc. En la conexión entre dos servidores de IRC uno actúa como hub y el otro como leaf, se dice que el primero es el Uplink del segundo, su enlace con el resto de la red. En la interconexión de los nodos de una red de IRC no hay redundancia y por este motivo es posible (y frecuente en el caso de algunas redes) experimentar el fenómeno de los netsplits, separaciones temporales entre los nodos de la red por fallos de conexión o caída de alguno de los nodos que la confrman, resultando esto a la vista de los usuarios en la desaparición repentina y en bloque de todos los usuarios conectados a uno de los servidores que se encuentran en la parte de red de la que ha sido desconectado aquel que les da servicio. En los últimos tiempos una causa bastante frecuente de este tipo de problemas han sido los ataques de denegación de servicio sufridos por alguno o varios de los nodos de la red precisamente con el objetivo de molestar a sus usuarios y crearle mala fama a la red en cuestión. Cuando dos servidores se conectan por primera vez o reconectan tras un netsplit, se desarrolla el proceso conocido como netburst (en la terminología de algunas implementaciones) o netjoin (término más genérico) que consiste en la sincronización de la información del estado de la red en cada lado. Cada nodo informa al otro de los canales y usuarios existentes en la parte de la red que representa así como los usuarios presentes en cada canal, la configuración de cada uno de estos últimos, etc. Este proceso no está exento de problemas y en muchos casos, especialmente en redes medianamente grandes, se dan conflictos entre las dos partes de la red: usuarios duplicados, canales con el mismo nombre y diferentes configuraciones, operadores, etc. Estas desincronizaciones pueden resolverse con diferentes criterios en función del IRCd que estemos utilizando, generalmente atendiendo a fechas (prioridad al más antiguo o nuevo) y jerarquía de la red (prioridad a lo que diga el hub). Existe la posibilidad de proporcionar a algunos nodos de la red privilegios especiales para hacer prevalecer sus órdenes sobre las del resto, por lo general asignadas a nodos de servicios que veremos con más detenimiento posteriormente.

Una vez establecida la conexión estando el IRCd en pleno funcionamiento la mecánica básica consiste en recibir los comandos provenientes de los usuarios y servidores con los que está directamente conectado y procesarlos o propagarlos a su destino final en función de su objetivo, que puede ser el propio servidor, otro servidor, un grupo de servidores especificado por una máscara, un usuario local, un usuario remoto o un canal. De este modo se mantiene la comunicación entre usuarios conectados en diferentes servidores de la red aunque tampoco este mecanismo de propagación está libre de problemas puesto que al no ser la comunicación instantánea, a causa de los diferentes retardos que pudieran existir entre los diferentes nodos de la red es posible que cuando el mensaje llegue a su destino el usuario haya cambiado de nombre, por ejemplo. Este problema está parcialmente subsanado en algunas implementaciones mediante la aplicación de alguna de las mejoras del protocolo original que veremos más adelante.

Other Languages
Deutsch: IRC-Daemon
English: IRCd
français: Serveur IRC
italiano: IRCd
日本語: IRCサーバ
norsk bokmål: IRCD
polski: IRCd
русский: IRCd
Simple English: IRCd
svenska: IRC-server