I.Ae. 30 Ñancú

I.Ae. 30 Ñancú
IAe30.jpg
El prototipo del I.Ae. 30 en vuelo.
Tipo Avión de caza y escolta
Fabricante Bandera de Argentina Fabrica Militar de Aviones
Diseñado por Cesare Pallavicino
Primer vuelo 17 de julio de 1948
Retirado 1949
Estado Retirado
Usuario Bandera de Argentina Fuerza Aérea Argentina
N.º construidos 1 prototipo
[ editar datos en Wikidata]

El I.Ae. 30 Ñancú fue un avión de caza y escolta concebido en la Fábrica Militar de Aviones (FMA) de la República Argentina por el ingeniero italiano Marqués Cesare Pallavicino, llegado a ese país en el año 1946 contratado por el General Juan Domingo Perón. El avión estaba pensado para la escolta de bombarderos cuatrimotores estratégicos Avro Lincoln de los que disponía la Fuerza Aérea Argentina en aquellos años.

Historia

En 1947, la División Proyectos Especiales del Instituto Aerotécnico (I.Ae.), encargado de los diseños de la FMA, encaró el desarrollo del modelo por orden de la Secretaría de Aeronáutica del gobierno argentino. Cesare Pallavicino dirigió un equipo de técnicos e ingenieros aeronáuticos argentinos, los cuales entregaron los planos de un monoplaza bimotor monoplano, de construcción enteramente metálica.

El proyecto fue identificado con la nomenclatura I.Ae. 30, y más adelante bautizado como "Ñancú", siguiendo la costumbre dentro de la FMA de identificar los diseños de aviones de combate con un vocablo indígena. En este caso, la denominación mapuche de una variedad de aguilucho oriundo de la Patagonia.

Dado lo completo del proyecto entregado por el equipo Pallavicino, los trabajos progresaron rápidamente, de modo que finalizando 1947 la FMA tenía un prototipo terminado al 30% y otros dos al 10%.

El 9 de julio de 1948 el primer prototipo salió de la fábrica para comenzar las pruebas de carreteo y el 18 de julio de ese mismo año, el Ñancú realizó su primer vuelo bajo los mandos del piloto de pruebas Edmundo Osvaldo Weiss demostrando muy buenas características de vuelo. Dado el éxito de estas pruebas, se decidió la presentación del modelo en Buenos Aires ante el presidente Juan Domingo Perón junto al primer avión a reacción suramericano, el I.Ae. 27 Pulqui I.

I.Ae.30 Ñancú en prueba de piloneo con sus motores Rolls-Royce Merlin al máximo.

En el vuelo de Córdoba a Buenos Aires, el Ñancú alcanzó una velocidad horizontal de 780 km/h, logrando un nuevo récord de velocidad para aviones de pistón del país sudamericano, que no ha sido superado hasta el momento.

El prototipo continuó volando un tiempo más, hasta que en 1949, durante una aproximación para el aterrizaje, su piloto Carlos Fermín Bergaglio dejó entrar en pérdida la máquina sin notar que aún estaba a demasiada altura sobre la pista. Cuando intentó recuperar su línea de vuelo, el Ñancú hizo un giro sobre su eje longitudinal y capotó, destruyéndose parcialmente aunque sin consecuencias para su ocupante. [ cita requerida]

Se había considerado originalmente una gran serie de 200 aparatos de este modelo para la Fuerza Aérea Argentina, pero se presentaron nuevas oportunidades que hicieron replantear el proyecto, y dejar de lado la reparación del prototipo o la finalización de dos ejemplares en distinto grado de terminación. Particularmente notable fue la idea de dar inicio la fabricación bajo licencia del motor a reacción Rolls-Royce Nene, conjunto que - de manera importada - impulsaba a los prototipos del caza I.Ae.33 Pulqui II desarrollado por el profesor Kurt Tank en instalaciones del Instituto en ese momento. Las tratativas de acuerdo se habían alcanzado con la firma británica, pero ello insumiría recursos que hacían imposible el desarrollo de ambos aviones a la vez. Finalmente el golpe de estado de la autoproclamada Revolución Libertadora anuló el proyecto de fabricación de reactores Nene.

Other Languages
Deutsch: FMA I.Ae. 30
русский: FMA I.Ae. 30 Ñancú
тоҷикӣ: I.Ae. 30 Ñancú
Tiếng Việt: I.Ae. 30 Ñancú