Iñigo Muguruza

Iñigo Muguruza
Iñigo con botella I 8x8 150.jpg
Iñigo Muguruza durante una entrevista en Radio Vallekas
Datos generales
Nombre real Iñigo Muguruza Ugarte
Nacimiento 17 de diciembre de 1964 (51 años)
Origen Irún, País Vasco, España
Ocupación cantante
guitarrista
productor
compositor
bajista
Información artística
Género(s) rock
ska
reggae
punk
ritmos latinos
hip hop
Instrumento(s) guitarra
bajo
Período de actividad 1984 -
Discográfica(s) Oihuka, Esan Ozenki, Metak
Artistas relacionados Kortatu
Delirium Tremens
Negu Gorriak
Joxe Ripiau
Sagarroi
Lurra
[ editar datos en Wikidata]

Iñigo Muguruza Ugarte es un músico español nacido en Irún, Guipúzcoa ( País Vasco) en 1964. Es hermano menor de los también músicos Fermin Muguruza y Jabier Muguruza. Ha participado en los siguientes grupos: Desband (reconvertido en Beti Mugan), Kortatu, Delirium Tremens, Negu Gorriak, Joxe Ripiau y Sagarroi. En estos grupos ha tocado el bajo y la guitarra eléctrica.

Aparte de su faceta musical, Iñigo Muguruza es un artista polifacético. Ha dirigido un cortometraje, ha participado en la puesta en escena de la obra de teatro Ezekiel y ha escrito un libro de relatos infantiles.

Carrera musical

Los años 80

Iñigo, con catorce años, comenzó su carrera musical tocando en un grupo llamado Desband. Iñigo terminó dejando ese grupo, que más tarde se convertiría en Beti Mugan.

Concierto de Kortatu en el Gaztetxe de Egia, en el año 1987. Fermin a la izquierda e Iñigo a la derecha.

En 1984 formó, junto a su hermano Fermin y Treku Armendáriz el grupo Kortatu. Fermin se encargó de cantar y tocar la guitarra, Iñigo se encargó del bajo y Treku de la batería. Aparecieron encuadrados en el llamado rock radical vasco y fueron pioneros en introducir el ska en España.[1]

El grupo se dio a conocer en 1985 con un recopilatorio llamado «El disco de los cuatro» junto a Cicatriz, Jotakie y Kontuz-Hi!. Posteriormente grabaron tres álbumes de estudio ( Kortatu, 1985; El Estado De Las Cosas, 1986; Kolpez Kolpe, 1988) un disco en directo ( Azken Guda Dantza, 1988) , un recopilatorio para Europa ( A Frontline Compilation, 1988) y un maxi-single ( A la Calle, 1986), además de un puñado de singles.

Después de la grabación de Azken Guda Dantza el grupo se separó. Durante sus cuatro años de vida dieron un total de 280 conciertos por toda la geografía española y por numerosos países europeos.

Con Kortatu disueltos, Iñigo dejó el País Vasco durante unos meses en los que estuvo como cooperante en Nicaragua, trabajando como brigadista en las campañas de apoyo al Frente Sandinista de Liberación Nacional.

De vuelta al País Vasco comenzó a preparar su vuelta a los escenarios junto a Fermin y Kaki Arkarazo, quien había producido Kolpez Kolpe y se había incorporado a Kortatu como segundo guitarrista en su gira de despedida. Entre los tres se pusieron a preparar un nuevo proyecto musical.[2]

Los años 90: Negu Gorriak

1990: nuevos proyectos

En 1990 se incorporó a Delirium Tremens como segundo guitarrista. Con la banda grabó Hiru Aeroplano, su último disco con Oihuka y que es considerado como su mejor LP.[3] El álbum fue producido por Kaki Arkarazo, quien también ejerció de técnico de sonido en sus conciertos.

Ese mismo año se dio a conocer el nacimiento de un nuevo grupo,[7] en la marcha que hacen todos los años familiares de presos de ETA a la cárcel de Herrera de la Mancha, organizado por la Gestoras Pro Amnistía. Para este concierto se les unió como bajista Mikel «Anestesia».

1991-1993: la consagración de Negu Gorriak

Concierto de Negu Gorriak en Bilbao en 1991, al término de la gira Gora Herria/Power to the People Tour 91. Kaki Arkarazo (izqda.) y Fermin Muguruza (dcha.).

En 1991 Negu Gorriak se configuraron definitivamente como quinteto gracias a la incorporación de Mikel «BAP!!» a la batería. Con esta nueva formación aparció su segundo trabajo Gure Jarrera («Nuestra Posición»), que fue unánimemente alabado por la crítica musical, desde Radio 3 (les premió como «banda en directo del año»[9] ).

Gure Jarrera se publicó en una nueva compañía discográfica independiente: Esan Ozenki Records («Grítalo Alto»), fundada por los propios Negu. Además de editar sus propios discos, decidieron hacer lo propio con otros grupos vascos que cantaran en euskera. Posteriormente crearían el sub-sello Gora Herriak («Vivan los Pueblos») con el que editarían a bandas que cantaban en otras lenguas. El álbum les acarreó sus primeros problemas legales: en mayo de 1993, el Teniente Coronel de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo demandó a Negu Gorriak, a Ángel Katarain (técnico de sonido de la banda) y a Esan Ozenki por un delito de «daños al honor y difamación del buen nombre».[11]

Durante 1993 apareció, según la crítica, la obra cumbre del grupo, el doble vinilo Borreroak Baditu Milaka Aurpegi. Aunque hubo medios que entonces calificaron el trabajo de «pretencioso»,[15]

Durante 1991 y 1993 el grupo realizó tres giras internacionales: Gora Herria/Power to the People Tour 91, Tour 91+1 e Itxurakeriari Stop!! Hypocrisy Tour 93, la más larga que realizaron en su historia. Durante estos tres años recorrieron países como Francia, Austria, la República Checa, Países Bajos, Bélgica, España, Italia, Reino Unido, Cuba, Alemania, México y Estados Unidos.

1994-1996: la disolución de Negu Gorriak

En 1994 apareció un álbum en directo, Hipokrisiari Stop! Bilbo 93-X-30, grabado el 30 de octubre en Bilbao ante 9.000 personas.[17] ) y una segunda gira llamada Hegoamerikan Tour 94 por Chile, Argentina y Uruguay.

A modo de resumen de lo hecho durante el año, editaron otro vídeo, Negu Gorriak Telebista.

Como resultado de sus giras por Latinoamérica, tanto la mentalidad musical como política del grupo sufrió una importante transformación. Negu Gorriak giró en su sonido hacia ritmos latinos que culminaron en Ideia Zabaldu («Difundir la idea»; 1995). Para Iñigo, este es su disco favorito de Negu Gorriak.[18] Al álbum le siguió una nueva gira Europea, el Ideia Zabaldu Tour 95, en la que estuvieron acompañados en sus fechas en España por Todos Tus Muertos, con quienes habían organizado el Hegoamerikan Tour 94.

1996-1999: Joxe Ripiau

En 1996, poco antes de que Fermin anunciase la disolución de Negu Gorriak, Iñigo, junto con su hermano Jabier y Sergio Ordóñez montó el grupo Joxe Ripiau. En un principio, la andadura del grupo fue como un simple proyecto de divertimento, ideado por Iñigo tras un viaje por Puerto Rico.[19]

Tras unas rápidas sesiones de grabación editaron su primer álbum, Positive Bomb, en el que Iñigo daba rienda suelta a su pasión por los ritmos latinos y caribeños. La formación de este nuevo combo resultó poco habitual: Iñigo al bajo (desde los tiempos de Kortatu no había vuelto a hacerse cargo de uno), Jabier al acordeón y Sergio al güiro y percusiones. En un principio el grupo no consiguió demasiada aceptación en euskadi, aunque sí que tuvieron gran repercusión en Cataluña.[20]

En 1997, ya con Negu Gorriak finiquitados (su último álbum, Salam, Agur, se había editado poco después de Positive Bomb), apareció el segundo álbum de los Ripiau, al que Iñigo dedicó todas sus energías: Karpe Diem, esta vez mejor producido que su predecesor.

En 1998 apareció Paradisu Zinema, un álbum en el que Iñigo construyó cada canción alrededor de una película. Así, «Kaiser Sose» hacía referencia al gángster de la película Sospechosos habituales de Bryan Singer. En la grabación de este álbum colaboró Asier Ituarte ( trombón), quien más tarde se unió a la banda, quedando esta como cuarteto.

Los años 2000: Sagarroi

Durante el año 2000 Joxe Ripiau publicaron su último álbum

Por otro lado, el 7 de junio de 2000, el Tribunal Supremo absolvió a Negu Gorriak de todos los cargos al considerar que la querella de Galindo estaba mal planteada.[11]

En enero de 2001, al no recurrir la sentencia los abogados de Galindo, Negu Gorriak anunciaron la celebración de dos conciertos como despedida final y agradecimiento a todo el apoyo recibido durante el proceso. Los conciertos se celebraron en febrero en Bayona (4.000 personas) y en el velódromo de Anoeta en San Sebastián (dos días con 13.000 personas). Alrededor de 30.000 personas fueron testigos de los tres últimos conciertos de Negu Gorriak.[21]

Esan Ozenki, discográfica siempre unida a Negu Gorriak, se disolvió junto con el grupo, pero reapareció como un nuevo proyecto: Metak.[22] Con la nueva discográfica apareció el primer álbum del nuevo proyecto de Iñigo: Sagarroi.

Other Languages