Huelga de Minera Escondida de 2006

La Huelga de la Minera Escondida en el 2006 corresponde a una paralización laboral de los trabajadores chilenos para conseguir mejores condiciones de remuneración por las crecientes ganancias de la Minera Escondida, hecho que produjo variaciones mundiales en el valor del cobre. En esta manifestación tomaron parte 2.052 trabajadores, quienes se instalaron con carpas en el complejo deportivo de la minera ubicada en Antofagasta; la toma duró 25 días, desde el 7 de agosto hasta el 1 de septiembre en que se firmó el contrato laboral definitivo entre ambas partes después de una serie de propuestas.

Antecedentes

De acuerdo con la ley laboral chilena, la empresa tenía en el año 2006, como plazo para iniciar las negociaciones con los sindicatos acerca del nuevo contrato colectivo de trabajo. Pese a los intentos de acercamiento, las pretensiones de aumento salarial de los trabajadores -impulsadas por el extraordinario valor alcanzado por el metal a lo largo del año 2006- se encontraban lejos de lo ofrecido por la compañía. Pese a los intentos de acercamiento entre las partes, los trabajadores reclamaban que las millonarias ganancias que había tenido la empresa no les llegan a ellos.

Other Languages