Huésped (anfibología)

Según la Real Academia Española (RAE), el término huésped tiene dos significados. Por un lado, hace referencia al cliente de un establecimiento hotelero o al invitado a una casa por parte de un anfitrión. Además, sin embargo, con un significado anfibológico, anticuado y ya en desuso, puede significar el mesonero o el amo de una posada y la persona que hospeda en su casa a otra, es decir, el anfitrión. El uso con este último significado es desaconsejado por la RAE, pues genera confusiones.[1] Sin embargo, como término científico, huésped todavía conserva el sentido de "el que aloja", es decir, aquel organismo que acoge a un parásito o simbionte, aunque resulta polémico y tiene muchos detractores que, también para evitar confusiones, prefieren otras alternativas (véase huésped (biología)).

Origen de la palabra

Huésped deriva del término latino hospes, el cual es un compuesto antiguo de dos nociones distintas: hostis-pet-s. No obstante que el sentido clásico de hostis sea "enemigo", el significado primitivo de la noción hostis es el de igualdad por compensación: es un hostis aquel que compensa la " donación" con una "contra-donación". Para explicar la relación entre huésped y enemigo, se suele admitir que uno y otro derivan del sentido de "extranjero" que aún es testimoniado en el latín por el "extranjero favorable", hospes, y el "extranjero hostil", nemicus. El segundo componente -pet, en alternancia con -pot o "-pat", significaba originalmente, en indoeuropeo, la identidad ("el mismo") como en el lituano pat pero, usado para indicar representatividad, se convirtió también en "amo, dueño o señor". Así, subsiste -pot en términos como el griego despotes y el eslavo gaspadin. También adquirió significación de dominio como en "poder", "potente", "potestad", "posesión", etcétera.[2]

Other Languages
العربية: ضيف
Deutsch: Gast
Esperanto: Gasto
italiano: Ospite
қазақша: Қонақ
Nederlands: Gast (persoon)
Runa Simi: Qurpachakuq
sicilianu: Òspiti