Hotel de Inmigrantes

Hotel de Inmigrantes
Museo de la Inmigración
Hotel Inmigrantes Buenos Aires.jpg
Vista aérea (2006)
Información general
Uso(s) Museo (actual)
Estilo Beaux Arts
Catalogación Monumento Histórico Nacional (MHN)
Dirección Av. Antártida Argentina 1355
Localización Buenos Aires Flag of Argentina.svg  Argentina
Coordenadas 34°35′33″S 58°22′05″O / 34°35′33″S 58°22′05″O / -58.36805556
Fecha de construcción 1906 - 1911
Propietario Estado Argentino
Detalles técnicos
Sistema estructural Mampostería y hierro
N.º de plantas 4
Diseño y construcción
Arquitecto(s) Johannes Kronfuss
Promotor Estado Argentino
Contratista Udina y Mosca
[ editar datos en Wikidata]

El antiguo Hotel de Inmigrantes fue construido en las inmediaciones del embarcadero del puerto de la ciudad de Buenos Aires a principios del siglo XX con el objetivo de "recibir, orientar, alojar y ubicar" [1]​ a los inmigrantes que, en ese momento, arribaban desde Europa u otros lugares al principal punto de ingreso de la Argentina.

[2]​== Historia ==

El primer edificio estuvo en Retiro, hasta fines del siglo XIX.

En 1857 se fundó, de forma particular, la Asociación Filantrópica de Inmigración, que obtuvo una subvención gubernamental y la concesión de los terrenos anexos al puerto de Buenos Aires (parcelas de la actual Estación Retiro) en los que se levantaría el primer Hotel de Inmigrantes. Este pequeño edificio se inauguró en agosto de ese mismo año con la llegada de un contingente de suizos, estaba en la esquina de la actual Avenida Leandro N. Alem y Corrientes, y funcionó hasta 1874. Un segundo edificio del Hotel de Inmigrantes estuvo entre 1881 y 1888 en el lote de calle Cerrito 1250, donde hoy en día está la sede del Centro Argentino de Ingenieros, pero la explosión migratoria que comenzó a vivirse en Buenos Aires lo saturó rápidamente.

En 1888 comenzó a funcionar el conocido Hotel de Inmigrantes llamado "rotondo" por su planta casi circular (en realidad, era un polígono de dieciséis lados). El edificio fue obra del ingeniero civil de origen escandinavo Hjalmar Fredrik Stavelius. [3]​ Debido al ritmo acelerado de la corriente inmigratoria, demasiado acelerado para albergar la cantidad de personas que arribaban diariamente al país, se planteó la necesidad de ampliar el edificio, incluso antes de finalizar las obras y su primer año de uso. En julio de 1911 el edificio fue desactivado definitivamente, y luego demolido para construir la actual Estación Retiro del actual Ferrocarril General Mitre.

El hotel se empezó a construir en 1906 hasta 1911, cuando se inauguró (durante la presidencia de Roque S. Peña[6]

Arquitectura

Emplazado a orillas del río y con extensos jardines, el complejo estaba conformado por diversos pabellones destinados al desembarco, colocación, administración, atención médica, servicios, alojamiento y traslado de los inmigrantes. El antiguo Desembarcadero, que era la primera puerta de entrada al país para quienes llegaban de ultramar, era parte del predio y se ubicaba en el sitio ocupado actualmente por la Escuela de Guerra Naval.[7]

De estilo italianizante, la mole de hormigón gris, seccionada en planta baja y tres pisos, se ha conservado hasta el día de hoy. Por su escala - sus altísimas paredes azulejadas de blanco, sus escalinatas enormes y altísimas, sus espacios enormes- ha sido considerado un "ámbito lo más parecido a un asilo o un hospital";[8]​ a su vez el edificio ofrece vistas panorámicas hacia el exterior con ventanas al río y a los jardines, muy generosas en luz.

Dentro del complejo funcionaba un Depósito de Equipajes, el Hospital, la Oficina de Correos y Telégrafos, una sucursal del Banco Nación y, fundamentalmente, la Oficina de Trabajo. El edificio 6, que se inauguró en 1911, era el sector donde los recién llegados dormían y comían y consistía de una construcción de cuatro pisos que podía alojar hasta 3000 inmigrantes: había cuatro dormitorios por piso, con una capacidad para doscientas cincuenta personas cada uno.[9]

Los inmigrantes debían guardar su equipaje en los galpones de depósito pues el lugar de habitaciones no era suficientemente grande como para albergar personas con todo su equipaje.[6]

Los riesgos de epidemias, y sobre todo de fiebre amarilla, eran la "amenaza más cruda que cayó sobre esta masiva irrupción de inmigrantes" .[6]​ las paredes eran de azulejo, los techos eran altos y los pisos fáciles de limpiar. Para evitar la propagación de la escabiosis (sarna) o pediculosis, las camas no tenían colchones -que podrían albergar a los agentes causantes de estas infecciones- sino lonas de cuero.

Azulejos en dormitorio del Hotel de Inmigrantes (Argentina)
Other Languages
slovenščina: Priseljenski dom