Horno de abejas

Un horno de abejas, "colmenar de hornos" o "harnal" es un tipo de construcción característico del Sistema Ibérico (sureste de la provincia de Soria, este de la provincia de Guadalajara, suroeste de la provincia de Zaragoza y oeste de la provincia de Teruel) que sirve para contener varios enjambres de abejas (Desde 8 ó 10 enjambres, hasta 100 enjambres).

Son construcciones, tipo caseta, con tejado a un agua. Pueden estar construidas de piedra, adobe o tapial con el tejado cubierto de teja árabe. La planta es rectangular con una puerta de acceso por un lateral y la mayoría de las veces un pequeño ventanuco. Las paredes laterales y traseras son más gruesas que la frontal. En la pared frontal, por la parte interior, están adosados tres filas de nichos, que tienen una pequeña abertura, llamada piquera y que están cerrados por la parte trasera con una puerta de madera de una o dos hojas.

Estas edificaciones están orientadas al sur y hay una diversa tipología: - Colmenar tipo caseta totalmente exento, con unas pequeñas prolongaciones de una o de las dos paredes laterales, a modo de cortavientos. - Colmenar tipo caseta como el anterior , pero con un corral anexo en la parte anterior. - Colmenar rupestre aprovechando un saliente rocoso para evitarse la construcción de la cubierta y de alguna pared lateral. - Colmenar troglodita: excavado en un terrizo, para ahorrarse toda la construcción. - Colmenar- palomar: De planta cuadrada con el colmenar en la parte baja y el palomar en el primer piso. - colmenar con vivienda adosada en la parte superior.

Estas construcciones se levantaban en los montes cercanos a los pueblos con mucha vegetación de plantas melíferas: tomillo, salvia, romero, espliego, ajedrea...

Estas construcciones tienen la ventaja respecto a las colmenas tradicionales de tipo vaso, tanto horizontales como verticales, que las abejas estaban más protegidas contra el frío y contra el robo.

El colmenero accede al interior de cada nicho ( "horno") desde el interior del colmenar abriendo las portezuelas que cierran cada horno.

Una vez al año, a finales de enero con unas herramientas de hierro (cataderas o castraderas)se corta dos tercios de la obra (panales construidos por las abejas), que se transportan a casa para la posterior obtención de la miel, de la cera y del aguamiel.

Debido a la despoblación de estas comarcas, a la aparición de la varroa y a la mayor productividad de las colmenas movilistas la mayor parte de estos colmenares han sido abandonados y muchos de ellos están en estado ruinoso.

En la época romana se cree que se construyen los primeros colmenares de este tipo. Durante la Edad Media fueron muy comunes, llegando algunos a nuestros días, pero están desapareciendo en la actualidad por las causas mencionadas en el párrafo anterior.

Other Languages