Horacio Cocles

Horacio Cocles, pintura de Hendrick Goltzius.

Horacio Cocles (en latín, Horatius Cocles)[1] fue un héroe mítico romano del siglo vi a. C. Según la leyenda, defendió en solitario el puente que conducía a la ciudad de Roma contra los etruscos liderados por Lars Porsena. Era el hermano de Marco Horacio Pulvilo que fue cónsul en 509 a. C. Su cognomen Cocles significa «con un solo ojo».

La leyenda

Según la leyenda, en el año 508 a. C., Horacio Cocles consiguió detener el avance del ejército etrusco mientras sus compatriotas demolían el puente Sublicio para impedir que los enemigos cruzaran el río Tíber hasta Roma.

Inicialmente combatieron a su lado Espurio Larcio y Tito Herminio; pero, cuando el puente estaba prácticamente destruido, ordenó a éstos ponerse a salvo en la ciudad mientras él seguía combatiendo en la otra orilla del río en solitario. Al término de la demolición, se arrojó al Tíber con toda su armadura, según Polibio, y se ahogó. Según Tito Livio, consiguió atravesar el río nadando y regresó a la seguridad de los muros de la ciudad a la que había evitado, con su heroica gesta, un infausto destino. El pueblo de Roma le demostró su gratitud dedicándole una estatua y otorgándole tierras.[3]

El historiador y escritor británico Thomas Macaulay hizo referencia a esta leyenda en la colección de poesías Cantos de la Antigua Roma (original, Lays of Ancient Rome) de 1842. La más famosa de ellas, «Horacio», se refiere al solitario heroísmo de Horacio Cocles. Su cita más célebre es: «¿Qué mejor manera de morir puede tener un hombre, que la de enfrentarse a su terrible destino, defendiendo las cenizas de sus padres y los templos de sus dioses?»

Other Languages
български: Хораций Кокъл
Ελληνικά: Οράτιος Κόκλης
français: Horatius Coclès
hrvatski: Horacije Koklo
italiano: Orazio Coclite
Nederlands: Horatius Cocles
português: Horácio Cocles
srpskohrvatski / српскохрватски: Horacije Koklo